Un abrazo es una de las manifestaciones físicas de AFECTO y de CARIÑO más extendidas en el mundo

Dar un abrazo (junto con el beso, la caricia y tomar la mano) es una de las muestras de afecto y amor más utilizadas entre las personas, y como tal es valiosísima a la hora de aportarle bienestar, cariño y apoyo al otro.

Un abrazo reduce el estrés (porque el contacto físico provoca que se liberen hormonas como la serotonina, la dopamina y la oxitocina, responsables en parte de la sensación de bienestar), da sensación de seguridad y protección, ayuda a nuestra autoestima, transmite energía y fortaleza, mejora las relaciones entre las personas y favorece la sensación de calma y tranquilidad.

Dar un abrazo es un gesto muy sencillo. Pero, ¿qué pasa si nos faltan los abrazos?

¿Cuánta angustia puede sentir un niño al que se le niega esa muestra de afecto?

Pensando en ello Simona Ciraolo ha creado un cuento precioso, en el que se habla de una familia cuyos miembros consideran que expresar las emociones es un signo de debilidad.

Abrázame es un álbum con unas ilustraciones muy bonitas y un colorido muy llamativo. Su protagonista es Felipe, un joven cactus que solo quiere un poco de afecto para ser feliz. Y los cactus pueden ser muy ariscos, ya se sabe. Aquí lo puedes comprar

un ABRAZO

Un día, en medio del desierto, encuentra a un enorme globo amarillo. Pero claro, aquella relación tan desigual estaba abocada al desastre.

un ABRAZO

A pesar del gran dolor que siente Felipe por haber perdido a su amigo, nadie en su familia le comprende ni es capaz de consolarlo. Al contrario, todos le gritan y le reprenden.

un ABRAZO

Harto de tanta frialdad e incomprensión por parte de los suyos, un día Felipe decide partir de viaje en busca de un amigo y, quizás, de un abrazo.

Se  encuentra con que todos le rechazan, se burlan, se asustan… Pronto el joven cactus se da cuenta de que no es bienvenido.

un ABRAZO

Así que termina solo. Al principio esa soledad le genera angustia y amargura. Sin embargo, con el paso del tiempo, aprende a convivir con ella y hasta disfruta de su propia compañía.

un ABRAZO

Es entonces cuando ocurre el milagro: Felipe escucha el llanto de una roca. Un llanto desolador que transmite una profunda soledad. Sin necesidad de pensar sabe exactamente lo que tiene que hacer: darle un ABRAZO.

un ABRAZO

Aunque Abrázame es un cuento infantil, sus enseñanzas son profundas. Si leemos entre líneas, y no nos limitamos a hacer una interpretación superficial, podemos extraer que la desesperación y la angustia nos pueden llevar a establecer relaciones inadecuadas, en las que ambas partes salen heridas.

Solo cuando somos capaces de aceptarnos y querernos tal y como somos, y cuando aprendemos a disfrutar de nuestra compañía, podemos establecer relaciones satisfactorias y sanas con los demás.

Imagen de portada: Abrazo / Flickr Lizette Gauthereau

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn