Enseñar a los niños en la escuela primaria sobre el abuso sexual puede ayudar a que los pequeños le digan a un adulto, incluso, que ellos mismos han sido víctimas de uno, según una reciente investigación de Cochrane.

Para este estudio, se han utilizado los datos de 6.000 niños en todo el mundo, y revela que los alumnos que habían recibido educación sobre el abuso sexual a través de juegos, libros y canciones, son más propensos a informar sobre sus propias experiencias de abuso.

Además, estos niños están mejor preparados para lidiar con situaciones potencialmente peligrosas.

De otro lado, en el grupo de quienes no han sido educados en el tema, solo cuatro de cada 1.000 niños abusados, revelaron haber sufrido alguna forma de violencia sexual.

El informe es resultado de programas de prevención en los Estados Unidos, Canadá, China, Alemania, España, Taiwán y Turquía.

Las escuelas utilizan muchos métodos para enseñar a los niños sobre el abuso sexual, que incluyen juegos, canciones, títeres y libros. Se les enseñan normas de seguridad, qué decir en estas situaciones y sobre la propiedad de su cuerpo.

Esta investigación refuerza la necesidad de informar y proteger a los niños contra el abuso sexual” sostuvo Kerryann Walsh, autor principal del informe de Cochrane y agrega que “para saber si estos programas están funcionando realmente, necesitamos ver más estudios con seguimiento hasta la edad adulta”.

Artículo publicado en cadenaser.com

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn