Me gustan los globos’ es un cuento sobre el alzhéimer, un álbum ilustrado para niños y adultos

Un collage emocional que empatiza con esta enfermedad de la memoria, en la que pacientes y cuidadores sufren un desgaste enorme. Un cuento sobre el alzhéimer que los pequeños podrán leer durante años.
485 Cuento sobre el alzhéimer.

Hay historias que tienen música

Y su melodía se nos queda. Como ese estribillo recurrente que va y viene. Es el caso de Me gustan los globos, un cuento de Pablo Caracol editado por Narval.

¡Hola!, me llamo Lola: LO-LA. Dicen que ese es mi nombre, aunque yo no lo recuerdo.
¡Hola!, me llamo Lola: LO-LA. Y no estoy segura de la edad que tengo, ni de porqué a veces se me pierde la mirada en el vacío.485 Cuento sobre el alzhéimer 6.

Así comienza este álbum ilustrado, que narra en primera persona la historia de una mujer mayor que sufre alzhéimer.

Pero sé que me gustan los globos. ¿A ti también te gustan abuelo? Me gusta sentir la piel de mi abuelo y la mía cuando se juntan. Sobre todo, desde que las palabras juegan al escondite conmigo.485 Cuento sobre el alzhéimer 5.

Su autor explica el proceso de creación

“Para mí, como ilustrador, es mucho más fácil crear las historias a partir de imágenes que no al contrario. Este libro se empezó a gestar hace ya casi tres años, cuando yo vivía en Lisboa, cerca de un rastro: la Feira da Ladra.

Estuve mucho tiempo paseando por esos puestos, recopilando objetos, fotografías… al principio lo hice sin ninguna intención concreta. Era como una pasión que me despertaban esos objetos, que yo intuía que tenían como mucha carga emocional. Después empecé a pensar que quizás, esos objetos, podrían construir y contar una historia.”485 Cuento sobre el alzhéimer 4.

Una historia con una carga emocional

Que aprovecha el poder evocador que tienen los objetos familiares sobre el pasado, y que en manos ajenas se convierten en extraños. “Por la naturaleza poética que tiene esta enfermedad, daba pie a jugar con ella. Y hacerlo de una manera más interpretativa, más metafórica. Al final encontré una línea narrativa que creía podía ser interesante, y que podía gustar a ambos públicos: al infantil y al adulto.”

Cuando llega la noche, ¡Me encanta que me arropen y me den un beso calentito en la frente! Este señor, ¡tiene que quererme mucho para cuidarme tanto!

“Durante todo el proceso de esbozo, y de pensar el enfoque y el planteamiento del libro, la visión del cuidador era un pilar fundamental a la hora de construir la historia.”485 Cuento sobre el alzhéimer 2.

El libro no tiene una lectura cerrada y única

Este cuento sobre el alzhéimer da lugar a muchas interpretaciones. Los niños la hacen totalmente distinta. Si la lectura no es guiada, es decir si el adulto no les acompaña, ellos seguramente leerán otra historia. “Yo creo que si le damos el libro a un niño y le permitimos una lectura individual, sin acotar el mensaje, el niño va a dar una lectura totalmente diferente. Yo creo que antes lo va a relacionar con un libro de aventuras, o de la relación entre un abuelo y un niño.”

Pablo Caracol no quería una moraleja cerrada

Su intención era que este libro acompañe al niño durante unos años. En cada nueva lectura descubrirá un nuevo detalle, y muchos de ellos estarán en las ilustraciones. Un collage que camina entre la realidad y la ficción“Utilizar peonzas, fotografías, o dedales reales, en vez de dibujados, si que es verdad que hace que esa carga emocional y evocadora sea más fuerte, y más directa que si todo fuera dibujado a mano.”485 Cuento sobre el alzhéimer 3.

Pablo no ha tenido a un familiar directo con alzhéimer

Ni hay que tenerlo para empatizar con esta historia, ni con los que directamente sufren la enfermedad. Me gustan los globos es un álbum ilustrado para todos.485 Cuento sobre el alzhéimer 7.

Como esa canción que gusta a cualquier edad

Un hilo conductor, incluso para recordar

“Una de las cosas que me pareció curiosa, durante este trabajo de campo y de documentación, es que al final la memoria musical es lo último que se pierde. Es lo que más tardan en perder las personas que padecen esta enfermedad. Pueden no acordarse de lo que han comido hoy, ni siquiera de quienes son sus hijos, sus familiares cercanos… pero de repente les pones una canción de su infancia, o de su juventud…”.

485 Cuento sobre el alzhéimer Pablo Caracol, (Valencia, 1983), ilustrador..

Pablo Caracol, (Valencia, 1983), ilustrador.

Me gustan los globos’, un cuento sobre el alzhéimer editado por Narval. Lo firma y lo ilustra Pablo Caracol.

Fuente: La Pequeteca de Radio 5 (13/10/16) / Imagen de portada: Una tierna imagen de Daniel D’Ottavio,  es fotógrafo comercial residente en la ciudad de Nueva York.

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn