FRASES que NO deberíamos decir a los niños
Valora este post

Cuando uno piensa en ellas es bastante obvio que son frases no adecuadas, pero en el momento,… nos salen.

Es cierto que el trabajo, la pareja, la familia,… nos hacen estar cansados. El mal humor lo pagamos, a menudo, con nuestros hijos… Escupimos frases como: “Eres tonto”…“Estoy harta de ti”…”Eres un llorón”…”Eres un mentiroso”…”Deberías aprender de tu primo”…

En la Guía de padres, del programa Hoy por hoy de Cadena Ser, Rocío Ramos-Paul, ‘la Supernanny’, y Carles Capdevila, dan salida cada semana a algunas de las dudas que nos surgen como padres.

En este caso se ha hablado de esas frases que todos lamentamos haber pronunciado alguna vez a nuestros hijos, en principio sin mala intención, y que puede que a los niños les hieran…

El lenguaje con el que nos dirigimos a nuestros hijos influye en su autoestima.

En ocasiones estamos tan enfadados que olvidamos la importancia de nuestras palabras sobre  nuestros pequeños.

Nuestro objetivo es enseñar al niño a pensar, y la forma que tenemos para enseñarle a pensar de manera eficaz, que sea optimista, que sea capaz de afrontar retos,… es utilizar un lenguaje que le fomente todos estos valores. Con frases inadecuadas e hirientes lo único que estamos consiguiendo es incapacitar a nuestro hijo.

Si en vez de decirle: “Eres un desordenado”, le decimos: “Tienes que recoger la habitación antes de ir al parque”, ya le estamos dando la alternativa para que mejore. Y en su cabeza este va a ser el pensamiento. No hacerle pensar: “como soy un desordenado, da igual que ordene o no”.

Lo importante es el esquema de pensamiento que le transmitimos al niño. 

A fuerza de etiquetar lo único que conseguimos es que el chaval se acabe convirtiendo en lo que no queremos.

Los niños son niños y a veces hacen las cosas mal, pero no son malos.

Varios oyentes han explicado sus experiencias.

 

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn