El inicio de curso es un momento ideal para fomentar los hábitos saludables

Los niños, como todo el mundo, necesitan desconectar de vez en cuando de sus obligaciones y relajar en cierto modo sus costumbres. Para eso está el verano. Con la vuelta al cole las aguas vuelven a su cauce. Esta situación ha de ser aprovechada para que los hábitos saludables formen parte de la vida diaria de los pequeños.

El primer hábito saludable empieza al levantarse

Con un desayuno variado y suficiente para acometer la mañana. Tiene que suponer entre el 25 y el 30% de la energía diaria. Ha de estar compuesto siempre por una ración de lácteos, a ser posible leche (una ración sería un vaso o un tazón de leche generoso), una ración de cereales (que puede ser en forma de pan o de cereales de desayuno, a ser posible que no tengan demasiada azúcar: Corn Flakes, cereales con fibra…) y una pieza de fruta.

Se puede acompañar con algo más de proteína, por ejemplo un poco de fiambre de pavo, y con un puñadito de frutos secos. Pero lo básico es una ración de leche, una ración de cereales (unos 30 gramos) o una rebanada de pan (a ser posible integral), y una pieza de fruta.

Se recomienda hacer cinco comidas al día

Las tres de rigor más un tentempié por la mañana y otro por la tarde. Puede ser un pequeño bocadillo, una pieza de fruta, un batido o un yogur. Esto permite que los niños no lleguen hambrientos a la comida.

Hábitos saludables en los niños. Un batido de chocolate para merendar. Ilustración de Linda Olafsdottir

Un batido de chocolate para merendar. Ilustración de Linda Olafsdottir

¿Qué debe incluir la comida?

Una ración de verduras o de hortalizasuna ración de proteínas que puede ser pescado (mejor pescados azules) o carne (mejor las carnes magras) y una pieza de fruta. Con esto ya llevamos dos piezas de fruta (o tres), de las cinco que hemos de tomar al día entre verduras y frutas.

La mayoría de niños comen en el colegio. Los menús escolares han de estar supervisados por nutricionistas

¿Y la cena?

La cena siempre se tiene que complementar con el menú que se ha tomado al mediodía. Ha de ser complemento de la comida y no ser demasiado abundante, y más proteica que de hidratos de carbono.

Fuente: A su salud de Radio 5 (25/09/15) / Imagen de portada: pixabay

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn