24 horas en la vida de los más creativos

¿Cómo trabajan los artistas? ¿Cómo consiguen encontrar el tiempo para producir su obra?

Mason Currey indagó los rígidos rituales seguidos por cientos de creativos todos los días con el fin de sacar tiempo para trabajar su arte. Los secretos de las personas creativas quedan reflejados en el libro Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas

Se representa cada día como un ciclo continuado de 24 horas, que recuerda que la rueda del tiempo siempre está girando

Un reloj con la media noche (midnight) colocada en la posición de las “12:00” y el mediodía (noon) en las “6:00”. Las actividades importantes de la vida se marcan con colores: trabajo, sueño, ejercicio, etc.Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas

La comparación de las rutinas seguidas por las personas creativas es fascinante

Unos madrugan para trabajar, otros funcionan mejor a altas horas de la noche…

Vemos que algunos mantuvieron el mismo régimen disciplinado durante décadas, mientras que otros seguían rutinas especiales sólo mientras trabajan en obras concretas.

Franz Kafka, Jean-Paul Sartre, Charles Darwin, Andy Warhol, Benjamin Franklin, Jane Austen, Anne Rice, Igor Stravinsky, Karl Marx, Woody Allen, Agatha Christie, Pablo Picasso, Stephen King… todos tenían algo en común: manías.Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas

Más de ciento sesenta escritores, pintores, científicos o inventores desfilan por estas páginas

Y lo hacen bajo una luz nueva: la que nos deja ver sus rituales, manías, tics y rarezas a la hora de trabajar (o de no trabajar).

El que se encerraba en una habitación forrada de corcho y solo tomaba en todo el día dos tazas de café con leche y dos croissants (¡y a veces uno solo!). El ama de casa que se levantaba a las cuatro de la madrugada para escribir antes de llevar los niños al colegio. El que dijo «soy como un médico en la sala de urgencias y la urgencia soy yo». El que se traga cada día medio bote de anfetaminas encerrado en el estudio, y el que pinta con los hijos jugando alrededor. El buen oficinista («escribo cada día media página, y al cabo de un año eso ya es algo»), y el que pasa meses sin trabajar pero un día escribe ochenta páginas de un tirón, y apenas corrige luego.

Nos puede servir para reflexionar

Pensar en la forma en que gastamos nuestros días, en comparación con estos maestros creativos

¿Tienes alguna rutina diaria que te ayude a ser más productivo? Aquí puedes comprar este libro

Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas Personas creativas. Rituales cotidianos. Cómo trabajan los artistas

Imagen de portada: flickr Aikawa Ke

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn