Malala, que ahora tiene 19 años, es la más joven mensajera de paz de la ONU

Si la tuviésemos que dibujar como un animal escogeríamos la paloma. Una paloma blanca que es el símbolo de la paz. ¿Por qué? Porque la ONU, organización que agrupa a la mayoría de países del mundo, ha escogido a Malala Yousafzai para que sea su embajadora de la paz.

Los Mensajeros de la Paz de la ONU son personas distinguidas de los campos del arte, la literatura, la ciencia, el entretenimiento, o el deporte, entre otros, que aceptan dedicar su tiempo para informar sobre el trabajo de la organización internacional. Entre los Mensajeros de la Paz de la ONU destacan el actor Leonardo di Caprio por su activismo por el cambio climático, la actriz Charlize Theron por sus esfuerzos en la prevención del VIH y la eliminación de la violencia contra la mujer, y el también actor Michael Douglas, quien se enfoca en el desarme.

El secretario general de la ONU, António Guterres, fue el encargado de nombrar a la joven como nueve mensajera de la paz de la organización y la calificó como "un símbolo de una de las causas más importantes en el mundo": "No solo eres una heroína, sino una persona muy comprometida y generosa", le dijo Guterres, quien destacó el "ejemplo" que Malala supone para jóvenes en todo el mundo.

El secretario general de la ONU, António Guterres, fue el encargado de nombrar a la joven como nueve mensajera de la paz de la organización y la calificó como “un símbolo de una de las causas más importantes en el mundo”: “No solo eres una heroína, sino una persona muy comprometida y generosa”, le dijo Guterres, quien destacó el “ejemplo” que Malala supone para jóvenes en todo el mundo.

Pero aparte de como una paloma a Malala también la podríamos dibujar como una leona, fuerte y valiente. Porque su historia es impresionante

Malala nació al norte de Pakistán, en Asia. Con sólo 13 años, y con ayuda de su padre, escribía un blog para defender el derecho de las niñas a ir a la escuela. Donde ella vivía tienen mucho poder los talibanes, unos radicales que no quieren que las niñas estudien. Dicen que eso es cosa de niños. Malala comenzó a criticar a estos radicales por privar a las niñas de su derecho a la educación.

Cuando tenía 15 años recibió un tiro en la cabeza

En 2012 hombres armados intentaron asesinarla a la vuelta de la escuela, en el autobús escolar. Fue un ataque terrorista terrible. Por suerte se recuperó y ella y su familia se fueron a vivir a un lugar más seguro, a Reino Unido. En vez de asustarse por lo que le había ocurrido Malala volvió con más fuerza que nunca, y siguió defendiendo los derechos de las niñas por todo el mundo, dejándonos muy claro que, con muy poco, podemos cambiar el mundo: “Un niño, un maestro, un libro y un lápiz, pueden cambiar el mundo”.

Malala se definió como feminista y confió en que más mujeres y hombres trabajen por la igualdad de género, al tiempo se dijo decepcionada por una hoy extendida y a su juicio falsa imagen del islam. "El verdadero mensaje del islam es la paz", subrayó, defendiendo también a su país, Pakistán. REUTERS Stephanie Keith

Malala se definió como feminista y confió en que más mujeres y hombres trabajen por la igualdad de género, al tiempo se dijo decepcionada por una hoy extendida y a su juicio falsa imagen del islam. “El verdadero mensaje del islam es la paz”, subrayó, defendiendo también a su país, Pakistán. REUTERS / Stephanie Keith

Desde entonces la han invitado a muchos lugares para conocerla y escucharla

Y le han dado premios muy importantes, entre ellos el Premio Nobel de la Paz cuando sólo tenía 17 años. Ha sido la persona más joven que lo ha conseguido.

El Premio Nobel de la Paz se entrega cada año en Oslo, la capital de Noruega, y se lo dan a personas que luchan contra las guerras, la pobreza o las desigualdades en el mundo. En 2014 el premio se lo dieron a Malala, por defender el derecho a ir al colegio de todos los niños. Un derecho que no se cumple en muchos países, como ocurre en el suyo, Pakistán, donde sobre todo las niñas tienen muchos problemas para estudiar.

Malala Yousafzai cuando recibió el Premio Nobel de la Paz, en 2014. Compartió el prestigioso galardón con el activista indio Kailash Satyarthi, que trabaja por la libertad de los niños y contra el trabajo infantil. Foto: AFP.

Malala Yousafzai cuando recibió el Premio Nobel de la Paz, en 2014. Compartió el prestigioso galardón con el activista indio Kailash Satyarthi, que trabaja por la libertad de los niños y contra el trabajo infantil. Foto: AFP.

Además de todo esto a Malala le encanta pasar tiempo con su familia

A menudo ha de acudir al médico, para seguir un control de las lesiones que le provocaron los talibanes. Y estudia mucho. Se está preparando para comenzar la universidad. Quiere aprender cómo puede ayudar aún más a las niñas que lo tengan difícil para ir a la escuela.

Malala a los 17 años, en su casa de Birmingham, con su padre, Ziauddin Yousafzai, su madre, Tor Pekai, y sus hermanos Atal y Khusal.

Malala a los 17 años, en su casa de Birmingham, con su padre, Ziauddin Yousafzai, su madre, Tor Pekai, y sus hermanos Atal y Khusal.

La de Malala es una historia inspiradora para muchas niñas

El caso de la pequeña que arriesgó su vida para poder ir al colegio despierta admiración. Por eso algunas niñas, de otros países del mundo, le dedican el libro ‘Querida Malala’. Dentro hay una especie de carta, con fotos y dedicatorias, para explicarle que ellas a veces también tienen problemas porque los mayores no las dejan estudiar. Y si te interesa conocer más a fondo la vida de Malala y su extraordinaria historia tienes el libro ‘Malala. Mi historia

‘Querida Malala’

‘Malala. Mi historia’

Fuente: InfoK de TV3 19/04/17 y 10/12/14

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn