¿Cómo podemos mejorar la comunicación con nuestros hijos?

Es más fácil de lo que parece: las buenas preguntas generan buenas conversaciones

Si eres padre o madre casi seguro que empleas muchas energías en asegurar la supervivencia física de tus hijos, en alimentarles, curarles, bañarles, protegerles de peligros físicos… Pero, ¿Cuánto tiempo inviertes en hablar con ellos? ¿Cuánto tiempo dedicas regularmente a conocer a tu hijo o hija? ¿A saber que le interesa? ¿Qué le importa? ¿Cómo se lleva con los demás? ¿Cómo resuelve conflictos? ¿O que deseos y miedos tiene? Mejorar la comunicación con nuestros hijos no es difícil. Cuando los pequeños vean que valoras sus palabras y sus pensamientos se sentirán bien consigo mismos.

Además aprenderán a escuchar, a preguntar y a interesarse por los demás. Aprenderán también que sus opiniones importan, y se sentirán más respetados y responsables de sus actos y pensamientos. Y si logramos establecer buenos cauces de comunicación con nuestros hijos cuando son pequeños, será mucho más fácil que sigamos comunicándonos en las etapas más complicadas de la adolescencia. No es magia, es inteligencia emocional.
En el programa Para Todos La 2 nos da las pautas Elsa Punset
Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn