Tomàs Marquès-Bonet (1975) y Rubén Moreno Bote (1976) son dos investigadores reconocidos con el premio Howard Hughes

Se trata de un reconocimiento a la excelencia que se concede a científicos jóvenes en el campo de la biomedicina, y que en esta ocasión se ha otorgado a 41 candidatos seleccionados de entre más de 1.400 nominaciones de todo el mundo. Gracias al premio Howard Hughes recibirán 650.000 dólares cada uno, distribuidos a lo largo de cinco años a partir de septiembre de 2017, dándoles la libertad de buscar nuevas direcciones de investigación y proyectos creativos.

Ambos investigadores están vinculados a la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona

Han sido los dos únicos españoles galardonados este año con el premio International Early Career Award que otorga el Instituto Médico Howard Hughes (Estados Unidos) a científicos jóvenes y excepcionales cuya carrera promueve el avance de la ciencia a nivel global.

Premio Howard Hughes

Rubén Moreno (izquierda) es jefe del grupo de neurociencia teórica y cognitiva de la UPF. Tomàs Marquès-Bonet (derecha) es investigador Icrea y director del IBE (CSIC-UPF) (UPF/IBE)

Se trata de un concurso abierto a todos los científicos que trabajan a tiempo completo para una universidad de investigación, una escuela de medicina o una organización sin fines de lucro, y que hayan manejado un laboratorio durante al menos siete años. Un comité de científicos distinguidos examinó más de 1.400 solicitudes en el proceso de selección, donde evaluaron tanto el impacto de los trabajos anteriores como las perspectivas de futuro de los investigadores. Los expertos también dieron especial importancia a las habilidades y los talentos de cada candidato.

El proceso de selección incluyó una presentación en febrero de este año en la sede del Wellcome Trust en Londres

Allí los candidatos fueron examinados de acuerdo con criterios de excelencia científica así como con los éxitos de sus carreras como investigadores.

¿Qué supone este premio para la investigación?

Tomàs explica que de este premio hay que destacar dos aspectos muy importantes. En primer lugar  el dinero que se concede, muy importante teniendo en cuenta la situación actual. Dice que el Premio Howard Hughes es un reconocimiento a las personas, y por tanto un soporte muy importante a la investigación, que permite una gran flexibilidad a la hora de ejecutar nuevas ideas que otros recursos no permiten. Y por otro lado está el sello que imprime. Ser reconocido por el Instituto Médico Howard Hughes implica mucho a nivel de criterio de excelencia.

Rubén ratifica lo dicho por Tomàs, y añade que este premio representa una gran responsabilidad y un gran honor.

¿Qué hace Tomàs Marquès-Bonet?

Dirige el Instituto de Biología Evolutiva (IBE). Es profesor de investigación ICREA y encabeza un grupo reconocido internacionalmente por estudiar la diversidad genética de los grandes simios.

Premio Howard Hughes

Tomàs Marquès-Bonet (1975)

Explica Tomàs que en el proceso de selección defendió la idea de que para entendernos a nosotros mismos como especie y encontrar las bases moleculares que nos definen, las características que todos sabemos que son humanas (un cerebro más grande, una complejidad, un lenguaje…), hemos de entender a nuestros parientes evolutivos vivos que aún están aquí: los chimpancés, los gorilas y los orangutanes. En su grupo de trabajo estudian las diferencias y similitudes genéticas entre humanos y grandes simios para precisamente entender las bases de la humanidad.

La pregunta de qué nos hace humanos es muy difícil de responder y hay varias disciplinas científicas que lo están investigando. En el equipo e Tomàs Marquès buscan qué nos hace humanos desde el punto de vista genético. Si se comparan genomas humanos y genomas chimpancés se encuentran trozos que están en unos y no están en los otros. Pero, ¿es eso lo que nos hace humanos? Es algo que no sabemos. Hoy en día lo que podemos hacer es leer genomas. Lo que no tenemos tan claro es entender genomas y entender que hace cada una de estas partes. Será sin duda uno de los retos del siglo XXI.

¿Qué hace Rubén Moreno Bote?

Es profesor Serra Húnter ¹ en la Universitat Pompeu Fabra. Su equipo pretende estudiar los factores que limitan la información sensorial en el cerebro. “Como muestran algunos pacientes del síndrome de Asperger, la capacidad real del cerebro podría ser muy superior a la que normalmente experimentamos. Pero, ¿cuáles son los factores que ponen freno a nuestras capacidades?”.

Premio Howard Hughes

Rubén Moreno Bote (1976)

Explica Rubén que son un grupo de neurociencia computacional en el departamento de tecnologías de la información y la comunicación de la UPF. Son un grupo teórico, que utiliza las herramientas matemáticas y computacionales para intentar entender cómo funciona el cerebro. No el cerebro en su conjunto, pero sí pequeñas partes del mismo.

El objetivo es entender mejor cómo funciona la inteligencia humana. La pregunta que les interesa intentar entender es que en realidad se desconocen cuáles son los límites del cerebro en cuanto a percepción, memoria, inteligencia… El Premio Howard Hughes les va a permitir embarcarse en el estudio de los factores que limitan la información sensorial en el cerebro.

Esto permitiría entender, por ejemplo, casos de pacientes con síndrome de asperger que muestran unas capacidades de percepción y de procesamiento de información muy superiores a las que muchas personas normales somos capaces de experimentar. Realmente no sabemos por qué esto es así, no sabemos por qué en ciertas personas o en ciertas condiciones el procesamiento de información es tan bueno.

Los seres humanos tenemos la capacidad de saber de un vistazo cuántas cosas hay en un lugar siempre que no sean más de cuatro. Cuando hay más, tenemos que contar. En cambio, las personas con síndrome de Asperger son capaces de intuir sin contar un número mucho mayor de objetos. Quizás, plantea Rubén, su cerebro no esté afectado por los mismos factores que limitan el procesamiento en personas sin Asperger.

Otro ejemplo: Cuando vamos a cruzar la calle y hay mucho tráfico, puede que cometamos errores, a veces tan graves que hacen que seamos atropellados. ¿Qué ocurre en esa circunstancia¿ ¿Por qué cometemos un error? ¿Es tal vez porque la información que nos llega de los sentidos es insuficiente o porque la información no ha sido bien procesada?

Este premio en metálico es muy importante: 650.000 dólares para cada uno, distribuidos a lo largo de cinco años

Es una beca que permite comenzar líneas de investigación o procesos que con otros recursos que se tiene no se pueden llevar a cabo, tanto por la cuantía del premio cómo por la manera en que se distribuye. Es un concepto de financiación que no es muy común, y que permite una gran flexibilidad para poder hacerse preguntas muy interesantes y muy a largo plazo. De otra forma no existe un marco de financiación que permita este tipo de preguntas y de investigaciones tan abiertas.

Esta es la 2ª convocatoria del International Early Career Award

En esta ocasión el Instituto Médico Howard Hughes se ha asociado con la Fundación Bill y Melinda Gates, el Wellcome Trust y la Fundación Calouste Gulbenkian. Los científicos escogidos proceden de organizaciones e instituciones de todo el mundo y su investigación abarca una amplia variedad de áreas de investigación biológica y médica, incluyendo las neurociencias, la genética, la biofísica, la biología computacional y la parasitología.

¹ ¿Qué significa ser un profesor Serra Húnter?

Pertenecer al Serra Húnter Programme (SHP, Plan Serra Húnter) es sinónimo de una trayectoria académica e investigadora excelente, de una contrastada experiencia internacional, así como de una gran reputación al servicio del fortalecimiento y de la proyección de la universidad contratante y del sistema de educación superior y de investigación de Cataluña.

Un profesor o profesora Serra Húnter es un líder con capacidad de cooperación y de innovación, que desarrolla nuevas líneas de investigación complementarias a las ya existentes. Formar parte del SHP es tener la capacidad de superar un proceso de selección exigente, riguroso y transparente, y afrontar una evaluación periódica de la calidad docente e investigadora. En definitiva, ser un profesor o profesora Serra Húnter significa creer en el talento, en la cooperación, en la innovación, en la apertura internacional y en el afán de excelencia.

Fuente: El Balcó de Ser Catalunya (9/05/17) / Imagen de portada: pixabay

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn