Es un falso mito que los deberes escolares refuercen el aprendizaje

José Ignacio Rivas Flores es profesor del Departamento de Didáctica y Organización Escolar de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Málaga. En Cadena Ser defiende la eliminación de los deberes escolares que, en su opinión, “crean desigualdad”

No hay ninguna justificación que avale por qué un niño tiene que dedicar más horas de trabajo que las que están reglamentadas por su presencia en el colegio.

Es un debate recurrente

No solo en verano sino también durante el curso. Explica que es mayoritariamente un problema español, latino o del sur de Europa, porque en otros países de centro Europa y del norte los deberes no forman parte de la cultura de la escuela.

Estamos asumiendo una tradición escolar ya caduca

Una tradición que aquí no hemos acabado de cambiar, y que nos obliga a pensar que el niño, además de las cinco horas que está en clase todos los días, tenga que dedicarle dos/tres horas diarias más a actividades que no le ayudan en nada.

deberes escolares

Los deberes escolares pueden perjudicar aficiones saludables

Como la de leer, hacer deporte, hacer otro tipo de actividades como dedicar tiempo al juego, relacionarse con sus amigos… La jornada escolar debería ser tiempo suficiente para que los niños desarrollen todo el aprendizaje y todas las tareas que necesitan para que este se lleve a cabo.

Las tardes deberían ser espacios personales de recreo, de formación de otro tipo, de lectura, de deporte…

Existe un falso mito por parte del profesorado de que las tareas son necesarias para reforzar los aprendizajes, de que hay que repetir para que el aprendizaje sea eficaz, pero eso no se avala con ninguna investigación actual sobre cómo es el aprendizaje.

El niño va a aprender más realizando actividades significativas, que realmente enganchen con sus intereses y le motiven, que por la reiteración de tareas y de fichas o de actividades que no tienen sentido.

Además los deberes en casa generan desigualdad

En función del nivel educativo y de los recursos económicos de los padres. La relación que hay entre el nivel socioeducativo de las familias y el rendimiento de los niños en la escuela está investigada desde muchos ámbitos educativos, sociológicos y psicológicos, y está muy clara.

Y en el caso de las tareas escolares aún más, porque los deberes implican en la mayoría de casos la necesidad de que el padre o la madre estén con el niño haciendo las tareas, atendiéndole, posibilitándole que resuelva la ficha que tiene que hacer… Esto crea una desigualdad grande en la posibilidad de que los pequeños realicen las tareas, porque las familias son muy desiguales.

Las familias con escasos recursos culturales y sociales, o de tiempo incluso en muchos casos, no permiten que estos chavales lleven las tareas adecuadamente hechas, frente a aquellos que tienen todo el apoyo en su casa.

La desigualdad que esto produce es muy fuerte


Imagen de portada: Deberes en el autobús  Flickr/ Manuel

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn