A la hora de educar, quien más quien menos, todos hemos metido la pata en alguna ocasión

Pero hay cuatro errores en educación que son claves y debemos evitar. Si lo hacemos, nuestra vida familiar, nuestra vida escolar y nuestra vida relacional será mucho más relajada.

◄►Primer error◄►

Permitir que cualquier conducta que esté basada en una agresión, o en una amenaza, dé resultado

Es un error muy GRAVE. Permitiendo este tipo de conductas los niños aprenden que, amenazando y agrediendo, pueden obtener lo que quieren.

Consejo: a veces el niño se tira al suelo con una rabieta de campeonato. Pues bien, cuando haya acabado con el numerito le decimos, con mucha calma, algo como: “Que bonito, me ha encantado esta pataleta. ¿Puedes repetirla para mí, cariño?”.

Es posible que la segunda vez la repita. Pues nosotros, erre que erre, volvemos a decirle lo mismo. Te aseguro que llega un momento en que el niño se cansa y para. Ahí es cuando nosotros le decimos, de nuevo con mucha calma: “A partir de ahora, como sabes hablar, siempre que quieras obtener algo de mí me lo tendrás que explicar. Hablaremos y lo obtendrás. Pero así, de esta manera, no lo conseguirás nunca”.

4 errores en educación

◄►Segundo error◄►

No saber cuando tenemos que ayudar a nuestros hijos

Esta es una GRAN PIFIA, porque si les ayudamos cuando no toca estamos evitando que tengan autonomía. Se les ha de ayudar cuando se cumplan estas características:

1º/  Que nos lo hayan pedido. Si no nos han pedido ayuda, NOS AGUANTAMOS.
2º/  Que además de habernos pedido ayuda sea para una cosa que él o ella no pueda hacer por sí solo. Si la puede hacer, NECESITA HACERLA.
3º/  Que nos corresponda ayudarlos. Porque, por ejemplo, nos pueden pedir: “Papá, mamá, no sé hacer los deberes”.  A nosotros no nos corresponde “tu deberías haberte fijado en clase, así que, cuando llegues al cole preguntas al profesor o profesora”.

◄►Tercer error◄►

Evitar que vivan las consecuencias de sus errores

Los niños necesitan aprender. Nosotros, los adultos, sabemos que aprendemos cuando nos equivocamos. Por tanto hay que dejar que se equivoquen. Cuando veamos que van a estrellarse, no los salvemos. Hay que dejar que se estrellen y luego preguntarles, con mucha ternura, “¿qué has aprendido?”

◄►Cuarto error◄►

Idealizar el amor

Pensar que, porque estemos en familia y todos nos queremos mucho, TODO VALE. Pues NO. Todo no vale. Es muy importante recordar que cualquier agresión, sea verbal o sea física, deja una herida. Cuando a mí me agreden tiendo a cerrarme, a huir, o bien a agredir.

¿Quieres que estas cosas pasen en tu familia? Si evidentemente la respuesta es no, hemos de tener muy presente el no idealizar el amor, ni pensar que en nuestra familia todo es perfecto. Y tener mucho, mucho cuidado en no utilizar la agresión.4 errores en educación

Fuente: L’ofici d’educar de Catalunya Ràdio (20/07/14)  / Imagen de portada: Flickr Alejandro Gómez / Imagen interior: Flickr Francisco Carbajal

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn