¿Qué es el apego? ¿Qué sabemos de él? ¿Por qué es importante?

Lara Gracia y Mariona Tor, psicólogas de APSIA, nos hablan de la importancia del apego, y responden a preguntas que todos nos hemos podido hacer.

¿Qué es el apego?

Se define como el vínculo afectivo entre padres e hijos

Está considerado un determinante importante para el desarrollo de los niños. En los primeros años de vida, a través de las interacciones con los padres y/o cuidadores, los niños desarrollan expectativas sobre la disponibilidad de éstos. Los adultos les sirven de base para el establecimiento de los modelos internos del propio sujeto y de los otros.

¿Es importante que los niños desarrollen un vínculo seguro?

A veces no somos conscientes de la importancia de establecer un vínculo seguro con nuestros hijos ya desde pequeños

Es frecuente pensar que el atender al bebé en sus cuidados y necesidades es la tarea principal de los padres; es así, pero no tenemos que olvidar que el vínculo se va estableciendo desde el nacimiento y día tras día. El vínculo se irá conformando según las respuestas e interacciones  que tengamos con nuestros hijos, a lo largo del tiempo.

Cuando existe un vínculo seguro, los niños ven a los padres como una base de apoyo

Les ayuda a poder regular las ansiedades que puedan surgir de situaciones y estímulos nuevos, desconocidos, estresantes, etc.

De no ser así los niños se sentirían con poca seguridad en sí mismos, con miedo al afrontar cosas nuevas, serían más dependientes de los padres en general y tendrían tendencia a sufrir más ansiedades, ya que les faltarían los recursos para afrontarlas. Estos son algunos de los aspectos que vemos en niños con vínculos más inseguros y desorganizados, que a menudo son consecuencia de estilos educativos parentales muy permisivos o, por el contrario, muy autoritarios.

Algunas pautas para favorecer un vínculo seguro:

 Mantener una comunicación bidireccional con nuestros hijos, donde prime la escucha. (Por ejemplo, hacer al niño partícipe de las decisiones familiares y escuchar sus opiniones).
 Establecer límites claros pero sin caer en la rigidez. (Un NO es un NO, pero sin tener que gritar)
 Proporcionar seguridad y autoconfianza. (Por ejemplo, motivando al niño y diciéndole lo bien que ha hecho tal cosa)
 Favorecer la afectividad (dar abrazos, besos y mostrarle cariño)
 Interesarnos por sus cosas y compartir momentos juntos.

Podemos decir que los modelos de apego y vínculo están estrechamente relacionados con los estilos educativos parentales

Se podría establecer que un estilo más democrático y participativo propicia un vínculo más seguro y positivo. A su vez, un estilo más autoritario o por el contrario más permisivo propician vínculos más inseguros.Apego y estilos de crianza

Con el tiempo, ha habido cambios en relación a los distintos estilos educativos

Se ha pasado del predominio de un estilo más autoritario a un estilo más permisivo

Sería interesante poder reflexionar si éste cambio de dinámica es más favorecedor para la educación y la socialización de nuestros niños y las relaciones entre padres e hijos.
vignette-1093533

Sobre las autoras:

Lara Gracia y Mariona Tor son dos psicólogas graduadas por la Universidad de Barcelona, y especializadas en la evaluación y el tratamiento de los problemas psicológicos de los niños y adolescentes desde una perspectiva psicodinámica. Con ese objetivo crearon APSIA, un espacio para poder atender las necesidades de la población más joven.

Su filosofía de trabajo se basa en una buena valoración, diagnóstico y tratamiento psicológico del menor, así como también una buena orientación al entorno familiar y educativo, para poder hacer un buen abordaje terapéutico.

Ofrecen evaluaciones, diagnósticos, informes y tratamientos de problemas emocionales, y de conducta, de niños y adolescentes; también asesoran a las familias.

Imagen de portada: flickr james goodman / Imagen interior: pixabay

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn