‘Cinco minutos de paz’ es un álbum ilustrado de Jill Murphy. Se ha reeditado coincidiendo con el 30º aniversario de su publicación.

“Mamá Grande solo quiere unos minutos de paz y tranquilidad en su bañera caliente, espumosa y burbujeante. Pero Lester, Laura y el bebé tienen tanta energía y hacen tanto jaleo como siempre. A Mamá la paz le dura muy poco”.

‘Cinco minutos de paz’ es un libro con el que muchos adultos podrán identificarse

Invoca un deseo prácticamente inalcanzable para quien tiene niños pequeños a su cargo: tratar de aislarse del mundo por un instante sin que ellos interrumpan ese breve lapso de tiempo con sus inquietudes, sus imprevisibles ocurrencias y su espontaneidad.

Jill Murphy humaniza en este álbum ilustrado a los personajes, siguiendo una línea suave y muy dulce. La madre es una elefanta y los tres hijos son elefantitos.

Cinco minutos de paz

Destaca la elección de animales tan robustos como los elefantes para protagonizar un relato divertido y entrañable. Mamá Grande y sus retoños son hábilmente humanizados con atuendos cotidianos y en un entorno doméstico al inicio de la jornada. La expresividad de los personajes refleja un amplio abanico de sentimientos: desde la resignación, el malestar o la paciencia de la madre, hasta el arrepentimiento o el inocente entusiasmo de los jóvenes paquidermos, que son pura energía.

La estructura del libro es muy bonita

En las páginas de la derecha una gran imagen enmarcada que va siguiendo la peripecia. En las de la izquierda frases cortas y también ilustraciones. Lo que sobre todo se consigue en estas ilustraciones es la mirada, esos ojos tan expresivos.

Cinco minutos de paz

Cinco minutos de paz

La historia empieza cuando la madre ve que sus pequeños están intentando almorzar, de aquella manera, y ella se prepara su tostada, su tetera, coge el diario… y se dirige a la bañera: “¿Qué haces mamá?  ¡Necesito cinco minutos de paz!”.

Cinco minutos de paz

“Mamá Grande cogió una bandeja del armario y puso en ella una tetera, una jarrita con leche, su taza favorita, un plato de tostadas con mermelada y un pastelito que había sobrado del día anterior. Metió el periódico en el bolsillo y se fue hacia la puerta…”

Mamá Grande lo intenta

Al instante llega el hijo mayor: “¡Mamá, mamá! ¿Puedo tocarte una canción que he aprendido en el colegio?” “De acuerdo  ―responde la madre― pero sólo una vez”.

Después viene Laura, la segunda elefantita: “¡Mamá, mamá! ¿Puedo leerte un poquito de este libro que estoy leyendo?”.

Cinco minutos de paz

Llega también el bebé, que acaba metiéndose en la bañera con el pijama… Y Mamá Grande ya está que no se aguanta. Una historia tan real como la vida misma, contada con naturalidad, humor y afecto. Cuando hay criaturas por casa se les ha de prestar toda la atención.

‘Cinco minutos de paz’  es un precioso álbum ilustrado con texto e ilustraciones de Jill Murphy. Es un libro para ciclo infantil, y está editado por Kalandraka.

Sobre Jill Murphy (Londres, 1949)

Su inclinación por la literatura y el dibujo se remonta a la infancia. Estudió en escuelas de arte de Londres. La saga ‘La peor bruja fue su primer éxito editorial, con millones de ejemplares vendidos y una serie de televisión basada en sus libros. Los personajes de ‘Cinco minutos de paz‘  también han tenido versión audiovisual. Ha recibido, entre otros reconocimientos, la medalla Kate Greenaway en 1980, 1987 y 1994, el premio Parents Magazine Best Book for Babies, y los galardones Smarties Book, Sheffield Children’s Book Award y Gateshead Gold Award.

Cinco minutos de paz

Fuente: L’ofici d’educar de Catalunya Ràdio (28/02/17)

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn