La creatividad es la habilidad para encontrar soluciones inteligentes, a veces inesperadas, a nuestros problemas y retos diarios

De niños somos un torrente de creatividad. Es una capacidad que debería mantenerse a lo largo de toda nuestra vida. Pero los estudios sugieren que, a medida que nos hacemos mayores, tendemos a reprimir ese torrente mental y creativo. ¿Podemos evitarlo?

¿Cómo funciona nuestra creatividad? ¿es innata o adquirida? ¿cómo podemos potenciarla?

Elsa Punset indaga sobre las fuentes culturales e innatas de la creatividad. Entrevista Robert Dilts, coach y experto en creatividad. Dilts ha estudiado muy a fondo a una persona muy creativa a la que todos conocemos: Walt Disney. Lo que hizo Disney, y uno de los motivos por los que fue un genio, es instaurar en su empresa algo que sigue existiendo hoy en día. En cada reunión, en cada película, en cada uno de los productos creados, se aplicaban las tres fases:

1. Fase de los sueños:

 en la que uno se plantea:
■ ¿Qué es posible?
¿Qué podemos hacer?
¿Hay algo nuevo?
¿a dónde podemos ir?

2. Fase realista:

¿Cómo podemos llegar hacia allí?
¿Cuáles son los pasos concretos para ello?
¿Cómo pasamos de donde estamos ahora al sueño?
A esto lo llamó: IMAGINEERING = IMAGINACIÓN + INGENIERÍA (Trabajar habilidades técnicas para materializar el sueño)

3. Fase crítica:

El crítico se ha de plantear:
¿se puede llegar?
¿falta algo?
¿la idea es suficientemente buena?
¿se están cumpliendo los requisitos?
¿se puede hacer a tiempo?

El crítico no debe ser destructivo

Esto es muy importante. Cabe decir que el soñador, sin el realista y el crítico, es solamente eso, un soñador.

Según Dilts, cuando va a las empresas muchos le dicen que no les pagan para que sean soñadores, sino para que sean realistas o críticos. Así que lo menos desarrollado en nuestras culturas, en nuestras escuelas, en nuestras empresas y en nuestras sociedades, es la vertiente soñadora.

la creatividad

Disney inventó algo que todas las familias deberían tener para sus hijos, y todas las escuelas y las empresas deberían incorporar: EL RINCÓN PARA SOÑAR

El rincón para soñar lo inventó Walt Disney, pero podemos utilizarlo todos en nuestra vida diaria. Podemos tener un espacio donde temporalmente quede fuera la parte realista y la parte crítica que nos habita. Un espacio donde lanzarnos preguntas sin prejuicios.

Todos estamos dotados para la creatividad

Por todas partes nos rodean oportunidades para ser creativos. En casa, en el trabajo, en nuestras relaciones con los demás. Dibujando, decorando, resolviendo y transformando lo que haga falta para alcanzar nuestras metas y resolver problemas diarios.

El enemigo de la creatividad puede ser la crítica despiadada.

Así que date un respiro, y genera a diario momentos dedicados solamente a soñar y a crear. Es esencial para poner en marcha tu creatividad y transformar el mundo que te rodea. Y eso no es magia, es inteligencia emocional.

Cuaderno:  Creatividad en la educación, educación de la creatividad. Claves para hacer de la creatividad un hábito.

Creatividad ¿Cómo funciona?

Fuente: Redes-La mirada de Elsa: La Creatividad en RTVE (6/01/2013)

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn