‘Si mamá dice blanco, papá dice negro’ es un bonito cuento sobre la separación

Dicen que septiembre es el mes de las separaciones, pero sea cuando sea, para los más pequeños es el inicio de un nuevo camino nada fácil

Un cuento sobre la separación, para ayudar a los niños en ese camino que tienen que recorrer muchas veces solos, por el desconocimiento de profesores y amigos sobre qué hacer ante esa situación.

“Mamá y papá eran amigos desde jóvenes. Les gustaba hacer cosas juntos y no podían estar el uno sin el otro. Papá y mamá estaban enamorados.

Se querían tanto que, un domingo a las tres en punto, decidieron vivir juntos. Encontraron un pisito. La abuela lo llamaba caja de cerillas. Pusieron siete muebles, lo decoraron a su gusto y comenzó su nueva vida.”

Así comienza el libro

‘Si mamá dice blanco, papá dice negro’ es un bonito cuento sobre la separaciónLa profesora Pilar Serrano Burgos, al no encontrar títulos de literatura infantil que abordaran desde la perspectiva de un niño de entre tres y ocho años la separación de sus padres, se lanzó a escribir Si mamá dice blanco, papá dice negro, ilustrado por María José Sanabria Villamor y editado por Idampa. Aquí lo puedes comprar

Pero a partir de un domingo a las tres en punto, si mamá quería ir a la playa, papá decía que mejor ir a la montaña. Si mamá quería comer pizza, papá quería comer hamburguesa. Si mamá decía que quería leer un libro, papá quería ver una película. Si mamá decía “Blanco”, papá decía “Negro”.

‘Si mamá dice blanco, papá dice negro’ es un bonito cuento sobre la separaciónPilar Serrano es maestra de educación infantil

Ejerce en un colegio público de la Comunidad de Madrid. Dice que, lamentablemente, cada año tienen a un niño cuyos padres se están separando. Este libro nace de la falta de recursos, de la falta de herramientas con que los que los docentes se encuentran para poder ayudar al alumno en su rutina escolar diaria.

“No sabías como abordarlo, o los demás compañeros a veces no lo entendían. Traté de enfocarlo desde el punto de vista de un niño. Como no conocía ningún título en librerías, ni había leído nada al respecto, me animé e intenté que los niños sacaran el lado positivo de la situación. Porque todo, al final, tiene su lado positivo“.

El mensaje es válido para cualquier familia

Lo que Pilar Burgos plantea en esta ficción es un divorcio de lo que hasta ahora venía siendo más habitual. Por ejemplo que la custodia se la quedara la madre. Pero el mensaje vale para cualquier tipo de situación.

“El mensaje para los adultos es rotundo:

tiene que prevalecer el bienestar del niño

Lo ideal es que siempre hablen, el padre y la madre, fenomenal el uno del otro. Muchas veces entran en batallas en las que ponen a los niños en medio”.

A mi hermano y a mí nos dio por pensar que, a lo mejor, lo que pasaba es que ya no se querían. Así que decidimos portarnos lo mejor que sabíamos para no disgustarlos y hacerlos reír. En realidad no entendíamos nada, ni sabíamos que les ocurría.

Lo que no varía en todos los casos son los sentimientos por los que pasa el niño

“Primero no entienden que ocurre, después es el sentimiento de culpa, pasan a estar enfadados con todo el mundo y no tienen ganas de nada… Habrá niños a los que no les pase así, pero es lo más habitual”.

“Estuve enfadado, muy enfadado. Y triste, muy triste. No tenía ganas de jugar, ni de hablar, ni de ir al colegio, ni de ver a mis amigos, ni de hacer nada de lo que antes me gustaba. Incluso me enfadé con mi hermano, que también estaba enfadado, muy enfadado, y triste, muy triste.

Pilar plantea un divorcio idílico. Es una manera de señalar a los adultos por donde deberían ir las cosas para que el menor salga lo mejor parado de esta situación.

Empecé a pensar que aquello no estaba tan mal. Ahora me iba dos veces de vacaciones, celebraba dos veces mi cumpleaños, tenía dos casas donde hacer nuevos amigos, dos habitaciones donde jugar y guardar mis cosas. Tenía dos de todo.

‘Si mamá dice blanco, papá dice negro’ es un bonito cuento sobre la separaciónCada divorcio es único

Lo que el niño tiene que comprender es que el amor hacia él prevalece por encima de todo. Y así el libro funciona.

“Lo que ocurrió en el aula es que, justo cuando salió el libro, había un alumno cuyos padres se habían separado. Al principio el niño no quería hablar del tema, no le gustaba hablar del fin de semana, de si había estado con su madre o con su padre…

Cuando le leí el libro por primera vez, a solas, me sonrió. Después otro día se lo volví a leer, esta vez ya con todos sus compañeros. El pequeño se levantó y se puso a explicar que eso es lo que le había pasado a él, que su papá ahora vivía en otra casa, que él ahora tenía dos de todo… el niño se había venido arriba“.

Había empatizado con el protagonista del cuento. Sus compañeros pudieron comprenderle, porque exteriorizó cómo se sentía.

Lo que siempre será igual es que papá será mi papá, y mamá será mi mamá. Para tooooda la vida.

‘Si mamá dice blanco, papá dice negro’ es un bonito cuento sobre la separación‘Si mamá dice blanco, papá dice negro’, editado por Idampa, cuenta con las poderosas y divertidas ilustraciones de María José Sanabria, que consiguen que el texto de Pilar Serrano llegue lejos.

Fuente: La Pequeteca de Radio 5 (22/09/16) / Imagen de portada: Flickr Paula Siguero / Imagen interior pixabay

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn