Ha llegado a Barcelona la gran exposición sobre David Bowie. Es la única parada en el estado español de esta muestra organizada por el Victoria & Albert Museum de Londres

‘David Bowie is’ ha recorrido el mundo en una exitosa gira internacional desde su inauguración en el Victoria & Albert Museum en 2013, viajando a nueve museos de distintos países, entre los que se cuentan Canadá, Francia, Alemania, Holanda, Australia o Brasil. Tras su paso por Tokio, Japón, llega al Museu del Disseny de Barcelona.

La muestra ha sobrepasado ya el millón y medio de visitantes, lo que la convierte en la exposición más visitada en los 164 años de historia del Victoria and Albert Museum. Para preparar la primera retrospectiva internacional sobre la extraordinaria trayectoria de David Bowie, uno de los artistas más innovadores e influyentes de nuestro tiempo, el Victoria and Albert Museum disfrutó de un acceso sin precedentes al ‘David Bowie Archive’.

Cartel de la muestra que puede verse desde el 25 de mayo en el Museu del Disseny de Barcelona. (VA Museum)

Cartel de la muestra que puede verse desde el 25 de mayo en el Museu del Disseny de Barcelona. (VA Museum)

La exposición reúne más de 300 objetos

Vídeos musicales, fotografías, películas, diseños de escenarios, vestuario original, letras manuscritas, portadas de discos, reportajes televisivos, instrumentos del propio Bowie y numeroso material inédito de los conciertos del artista, facilitado por el ‘David Bowie Archive’ y donantes de todo el mundo. Además los visitantes de esta retrospectiva pueden sumergirse en los mundos sonoros del artista. La exposición recurre a lo último en tecnología de audio para fusionar virtualmente imagen y música.

Se pueden pasar fácilmente dos horas visitando esta muestra

Pero también cuatro o cinco, e incluso muchos visitantes saldrán con ganas de repetir. Es una exposición intensa y muy entretenida, con un muy alto nivel de información. Al llevar los auriculares da la sensación de estar en un concierto e ir recorriendo la trayectoria artística de uno de los iconos pop de la historia.

Una de las salas de 'David Bowie is' en el Museu del Disseny de Barcelona / Foto: Francesc Melcion

Una de las salas de ‘David Bowie is’ en el Museu del Disseny de Barcelona / Foto: Francesc Melcion

Esta muestra marca un poco los estándares de lo que van a ser las exposiciones musicales y de cultura pop en el futuro. De hecho, la nueva exposición que ha inaugurado el Victoria & Albert Museum, Pink Floyd: Their Mortal Remains, bebe un poco de ‘David Bowie is’ en cuanto a que recupera esa experiencia sonora que proporcionan los auriculares Sennheiser que son maravillosos.

Hasta ahora las exposiciones y muestras sobre música podían resultar algo aburridas para los amantes de la música, ya que se limitaban a una colección de objetos. ‘David Bowie is’ nos mete realmente en el personaje de Bowie, un artista polifacético que tocó muchísimas disciplinas. Ya no es sólo el ver la letra de una canción manuscrita al lado de una guitarra (que es algo que podemos encontrar en un Hard Rock Café), es algo mucho más intenso. La experiencia sonora con narrativos por un lado, música por otro, videoclips en otro sitio, extractos de las películas… es una experiencia intensa.

'David Bowie is' es una exposición impresionante

‘David Bowie is’ es una exposición impresionante

¿Por qué Barcelona para exhibir esta muestra?

Cuando David Bowie supo que se iba a hacer una exposición de este tipo puso algunas condiciones

Una de ellas era que la muestra no se eternizase en el tiempo. Él no quería que la exposición fuese excesivamente larga allí donde se celebrase, ni que se pasara meses y años recorriendo las diferentes ciudades del mundo. Con lo cual evidentemente se acotan las ciudades elegidas.

Barcelona es una ciudad artística y creativa. Coincidía que cuando había disponibilidad para traer a España ‘David Bowie is’ (en Mayo de 2017) es cuando Barcelona se convierte en la capital musical del país y en una de las más importantes de Europa. Teniendo en cuenta que iban a venir muchísimos visitantes, y que además con la colaboración del ayuntamiento se encontró este espacio maravilloso que es el Museu del Disseny, que encaja como anillo al dedo para esta exposición. El Museo del Diseño de Barcelona es un espacio diáfano donde se podía construir la muestra muy a imagen y semejanza de la de Londres, con capacidad de diseñar el recorrido como era el original. Por todo esto se tomó la decisión de traerla a esta ciudad.

También es cierto que Barcelona es una ciudad sobre la que Bowie siempre habló de venir a actuar en alguno de los grandes festivales. Antes de fallecer hubo conversaciones, ya después de haber inaugurado en 2013 ‘David Bowie is’ en Londres, para hacer coincidir alguna actuación de él en Barcelona con la llegada de esta muestra. Pero finalmente falleció en 2016 y es algo que no pudo llevarse a cabo. Seguramente a él le encantaría que estuviese aquí y le habría parecido acertada la elección.

Una de las instalaciones de la muestra. (VA Museum)

Una de las instalaciones de la muestra. (VA Museum)

‘David Bowie is’ es el título, y ese “is” es importante

Al pensar esta exposición se quería poner a David Bowie en el presente. En primer lugar porque Bowie ha entrado en toda nuestra cultura y vemos de él muchas representaciones visuales que lo recuerdan cada día, ya sea  representaciones líricas, en los periódicos… Y por otro lado, e igualmente importante, es que cada uno tiene a su David Bowie personal, y se ve representado en muchas historias personales que las personas cuentan cuando visitan la exposición. Se pretendía que todas estas interpretaciones estuvieran presentes en la muestra.

Se querían mostrar todas las interpretaciones y también todos los diálogos que David Bowie, como músico, establece con otras formas de arte, con otras disciplinas

Era un desafío el afrontar cómo mostrar todas las caras de David Bowie, no sólo en lo musical sino en todo lo demás: en el cine, en el arte, en el diseño, en la moda… El Victoria & Albert Museum es un museo de diseño, y esta exposición representa la carrera de David Bowie a lo largo de seis décadas. Al preparar esta muestra se pretendía que se viera a Bowie en toda su diversidad y que se apreciara como él sacó ideas de muchas disciplinas distintas. Es por eso que en la exposición se muestran por ejemplo piezas de kabuki japonés, expresionismo alemán, y se pone o muestra su trabajo dentro de su contexto, para así poder ver como sacó ideas de muchas disciplinas diferentes y las reinterpretó a su manera.

Vestido para el Aladdin Sane tour de 1973, diseñado por Kansai Yamamoto / Masayoshi_Sukita (The David Bowie Archive)

Vestido para el Aladdin Sane tour de 1973, diseñado por Kansai Yamamoto / Masayoshi_Sukita (The David Bowie Archive)

Esta muestra acerca a Bowie a las nuevas generaciones

Es llamativo que los jóvenes, e incluso los niños que acompañan a sus padres en la visita a la exposición, se queden prendados. Se sienten alucinados y muy atraídos por esta explosión de creatividad, de arte, de sonido y de color. Explica Victoria Broackes, comisaria de la muestra, que cuando inauguraron en Londres el departamento de márqueting vaticinó que todos los que visitarían la exposición tendrían más de 40 años. Durante las primeras semanas sí que es verdad que fueron los fans más acérrimos los que acudieron. Pero a medida que pasaba el tiempo, con la reputación que adquirió la exposición y todo el mundo hablando bien de ella, empezó a acudir gente cada vez más joven. Bowie ha entrado a toda una nueva generación a través de esta muestra.

Victoria Broackes y Geoffrey Marsh son los comisarios de la exposición

Victoria Broackes y Geoffrey Marsh son los comisarios de la exposición

Bowie trabajó mucho para conseguir lo que quería ser

La exposición muestra escenas de las obras de teatro que hizo, ensayos de obras donde Bowie ejercía de mimo, fotogramas de películas donde hizo de actor, algunos de los primeros videoclips. Por ejemplo Space Oddity (1969), un videoclip impresionante donde ya se muestra la visión absolutamente vanguardista que tenía. Esa visión vanguardista recorre toda la exposición, prácticamente desde las primeras fotos donde David Bowie es bebé.

Explica Victoria que algo interesante, y que la gente quizás no sabe, es que Bowie se convirtió en músico en los 60, dejó la escuela en 1964 y a partir de entonces se dedicó a probar varias profesiones. Es inspirador ver que no sabía desde un principio que quería ser, no nació siendo un genio que todo lo hacía bien. Probó muchas cosas y fracasó en muchas también. Algo que se aprende viendo la exposición es que Bowie trabajó mucho para conseguir lo que quería ser, y lo hizo cogiendo ideas de disciplinas muy distintas en aquella época. Siempre estaba interesado en los temas culturales, iba a reuniones, veía películas, leía muchísimos libros… y tenía formas de introducir estas ideas en su trabajo. Cuando finalmente grabó un disco, cuando grabó  Space Oddity en el 69, incorporaba todas estas ideas, y también durante los años siguientes tuvo muchísima creatividad porque había unido muchas ideas de campos muy distintos.

El recorrido por la exposición

Empezamos la visita como si estuviésemos en la habitación de David Robert Jones

Todo un privilegio poder ver cómo era aquel Bowie en los años 60.  Se llamaba David Robert Jones y era un joven rockero de 16 años. Victoria Broackes explica que este joven Bowie estaba en diferentes bandas, tenía diferentes maneras de vestir, diferentes estilos de música… antes de que realmente saltase a la fama. Se le puede ver ahí: un adolescente de 16 años que se muestra preparado, seguro de sí mismo  con control, al lado de diseños hechos para los sets de escenarios. Bowie, ya desde un principio, fusionaba la música con la manera en que la música se tenía que ver. También vemos una fotografía de cuando Bowie fue artista de mimo, una etapa importante para su aprendizaje.

Publicity photograph for The Kon-rads, 1966. Photograph by Roy Ainsworth. Courtesy of The David Bowie Archive. Image © Victoria and Albert Museum

Publicity photograph for The Kon-rads, 1966. Photograph by Roy Ainsworth. Courtesy of The David Bowie Archive. Image © Victoria and Albert Museum

La segunda parada de esta retrospectiva nos lleva al espacio

En esta área se ve la primera fotografía de la Tierra tomada desde el Apolo 8. Unas fotografías que influyeron en Bowie, que quiso hablar de la fragilidad del ser humano. También influyó en él  la película 2001: Una odisea del espacio de Stanley Kubrick, decía que se identificaba con la sensación de aislamiento que se mostraba, por ejemplo, en el álbum Space Oddity (en español rareza espacial). El tema Space Oddity, incluido en el álbum, fue editado como sencillo en 1969 y fue su primer hit.

Otro de los momentos importantes en su carrera es Starman

Un sencillo publicado en abril de 1972. La canción se añadió a última hora al álbum The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars ante la insistencia de Dennis Katz, miembro de la discográfica RCA Records. Dennis, que había escuchado una maqueta de la pieza y se había enamorado de ella, creía que se convertiría en un gran sencillo. La letra describe a Ziggy Stardust, el personaje que Bowie encarna en el álbum, enviando un mensaje de esperanza a la juventud de la Tierra a través de la radio.

También hay una sección dedicada a Life On Mars?

Canción publicada en diciembre de 1971 en el álbum Hunky Dory. La canción, que posteriormente sería definida por BBC Radio 2 como “un cruce entre un musical de Broadway y un cuadro de Salvador Dalí”, contó con participación del pianista Rick Wakeman. Después de ser lanzada como single en 1973, alcanzó el puesto número 3 en la lista de éxitos del Reino Unido en la cual se mantuvo durante 13 semanas. La canción volvió a entrar en el ranking 30 años después al ser utilizada en la serie de televisión Life on Mars.

David Bowie se inventó diversos alter egos

Uno de ellos fue Ziggy Stardust, el que probablemente sea su personaje más célebre. Salió en un programa de la BBC en el 72, donde aparecía con un vestido ajustado espectacular (inspirado en la película La naranja mecánica de Stanley Kubrick), el pelo rojo, botas rojas, con actitud erótica… y eso es algo que impresionó mucho.

David Bowie, 1973 / Masayoshi Sukita

David Bowie, 1973 / Masayoshi Sukita

La exposición también permite conocer los métodos de creación que utilizaba

Estos métodos llegaron a incluir un sistema informático que le permitía buscar la inspiración a partir de las noticias que aparecían en los diarios. En la muestra se puede ver un programa de ordenador que él mismo hizo en el que introducía titulares de diarios. El programa los recortaba todos y los volvía a construir de manera diferente. No era la forma de hacer una canción, pero podía despertar ideas interesantes que después podía usar en una canción.

Manuscrito de 'Ziggy Stardust' que puede verse en la exposición. (VA Museum)

Manuscrito de ‘Ziggy Stardust’ que puede verse en la exposición. (VA Museum)

Siguiendo el recorrido por la exposición vamos a Berlín

A finales de los 70 Bowie fue a Berlín para huir de la presión de la fama de Los Ángeles. Se recuperó de la adicción a las drogas e hizo discos como Low, Heroes o Lodger.

El propio David Bowie visitó ‘David Bowie is’

La comisaria de la exposición explica que Bowie fue a ver la exposición a Londres después de su inauguración. Él llegó con su familia para mostrársela a ellos, pensando que como era el propietario de todo el material lo sabría todo… Pero ver todo allí, delante suyo, fue para él toda una experiencia. Estuvieron muchas horas visitando la muestra y parecía muy emocionado.

Traje con la bandera de Reino Unido, la Union Jack, diseñado por Alexander McQueen. (VA Museum)

Traje con la bandera de Reino Unido, la Union Jack, diseñado por Alexander McQueen. (VA Museum)

David Bowie is inside

Este libro, concebido a modo de catálogo para acompañar la gran exposición internacional inaugurada en el Victoria and Albert Museum de Londres, es la única obra sobre Bowie que se ha realizado a partir de sus archivos personales. Las más de 300 ilustraciones en color que recoge el volumen son fotografías, portadas de discos, trajes y partituras de uno de los artistas más influyentes de todos los tiempos.

David Bowie is inside

‘David Bowie is’ es una oportunidad única de ver la obra de un artista que rompió los límites sobre aquello que cada uno puede llegar a ser

David Bowie durante una actuación en Montreal en diciembre de 2003 (Shaun Best / Reuters)

David Bowie durante una actuación en Montreal en diciembre de 2003 (Shaun Best / Reuters)

Una exposición absolutamente recomendable, que transmite estas ganas de ir un poco más allá. Una celebración de la cultura pop que nos muestra todas las facetas que caracterizaron a este artista genial y nos deja con la idea de que David Bowie no era de este mundo, sino que realmente venía de las estrellas.

Uno de los comentarios unánimes al salir de la exposición, por parte de hombres y mujeres, es “¡Qué guapo era este hombre!”

David Bowie en 'The Archer Station to Station tour', 1976 / John Robert Rowlands

David Bowie en ‘The Archer Station to Station tour’, 1976 / John Robert Rowlands

Fuente: El Balcó de Ser Catalunya (24/05/17) y Especiales Radio 3 (25/05/17)

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn