Se dirigió entonces hasta ellos, con la cabeza baja, para hacerles ver que estaba dispuesto a morir. Y entonces vio su reflejo en el agua. El patito feo se había transformado en un soberbio cisne blanco. Hans Christian Andersen

En el cuento tradicional, un patito es rechazado por sus hermanos, y hasta por su madre, llegando incluso a convertirse en un ganso miserable y desgraciado por ser feo. Pero de repente, un día, el patito feo se ha convertido en un soberbio cisne.

Como en cada historia de Christian Andersen, el cuento oculta una enseñanza

En este caso ayuda a todos los niños que son física o psicológicamente diferentes. Que actúan de otro modo.

El Patito Feo (1938). Corto de Walt Disney

¿Sigue vigente el cuento tradicional en el siglo XXI?

¿Depende la felicidad del patito feo del afecto de la familia? ¿Alguna vez te sentiste patito feo? ¿Qué tipo de insultos recibiría Billy Elliot si decidiera apuntarse a clases de ballet?El patito feo y su mensaje positivo

Billy Elliot, gracias al carácter y a la ausencia de prejuicios de la profesora de ballet, logrará transformarse en el hermoso cisne del cuento de hadas de Tchaikovsky. Y es que, tanto la película de Stephen Daldry como la historia de Christian Andersen, contienen un mensaje muy positivo, conocido en psicología como resiliencia.

Billy Elliot (Quiero bailar) (2000)

Una infancia traumática no ha de determinar el resto de nuestras vidas

De hecho, en gran parte de los casos, los niños que han sufrido malos tratos, abusos sexuales, e incluso guerras o terremotos, pueden llegar a sacar fuerzas de flaqueza. Pueden convertirse en seres resolutivos y optimistas, dotados de una especial empatía.

A  veces, el arte y la imaginación son un mecanismo para superar una infancia traumática

El escritor y filósofo Sartre, en las palabras, se desnuda para recordar como descubrió su fealdad, y la de su madre, con seis años. Su refugio fueron los libros, primero leídos, y después escritos.

Quizás por eso en ‘El idiota de la familia‘ cuente la biografía de un niño de madre poco afectiva, padre tirano y hermano mayor dominante. La historia real del idiota que aprendió a leer a los ocho años y que llegó a escribir ‘Madame Bovary’.

Pero, ¿qué puede ocurrirle al patito feo cuando ni el origen ni el entorno son favorables?

A veces, el malestar vital de los protagonistas emana de una durísima visión de la pobreza, del mundo brutal y monstruoso en el que se mueve por ejemplo Pascual Duarte.

El pobre Pascual nos cuenta su vida para justificar las circunstancias que lo han convertido en maldito. Su infancia; el carácter violento de sus padres; la vida de su hermano Mario, al que los cerdos le comen las orejas… Porque para Pascual Duarte, hay hombres a quienes se les ordena marchar por el camino de las flores, y hombres a quienes se les manda tirar por el camino de los cardos y de las chumberas.

Es cierto, hay patitos feos que vencen el sufrimiento, y que en su lucha hayan algo valioso

Es cierto también que, sólo quienes se arriesgan a ir demasiado lejos pueden encontrar lo lejos que se puede llegar.

Pero por si acaso recuerda los versos de Goytisolo, y nunca digas a nadie que no vale para nadaEl patito feo y su mensaje positivo

Fuente: Con los cinco sentidos de Radio 5 (5/05/15) / Imagen de portada: pixabay

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn