1 de cada 5 profesores asegura que hay niños que llegan al colegio con hambre

Los datos proceden de un estudio elaborado por Kellogg’s en España y también en otros países de nuestro entorno. El estudio internacional realizado en España, pero también en Italia, Alemania, Suecia, Francia y Bélgica, recoge los testimonios de profesores sobre un tema preocupante: la alimentación de sus alumnos. Evidencia que hay escolares con hambre en sus aulas.

La primera conclusión es alarmante

Un número importante de los docentes consultados asegura que hay escolares con hambre, que llegan a clase sin desayunar

Lo peor de estos datos es que van sin alimentarse al colegio porque sus familias no tienen medios económicos. No es una campaña de educación y salud alimentaria. Esta es una iniciativa solidaria dirigida a los más necesitados.

La encuesta refleja las consecuencias de la crisis

El 67% de los profesores asegura que en los últimos años es más común encontrar a niños que llegan con hambre al colegio, incluso algunos docentes confiesan que han dado comida a sus alumnos, comida que han comprado o que han traído de casa.

Imagen de Kellogg's de 1908

Imagen de Kellogg’s de 1908

La compañía Kellogg’s, famosa por sus cereales, ha puesto en marcha la campaña: “Todos a desayunar”

Con el objetivo de ofrecer un desayuno completo, compuesto por lácteos, cereales y fruta, a niños de entre 3 y 12 años, que por su situación socioeconómica van al colegio sin desayunar. La iniciativa social, que arrancó en 2011 en un colegio de Madrid, hoy ofrece desayunos a un millar de niños en dieciséis colegios públicos de nueve ciudades españolas.

Hay que decir que existen programas similares

En otros países desarrollados, como Reino Unido, Francia, Alemania, Irlanda o Bélgica. Pero que también los hay en otros que están bastante peor, como Egipto, Siria y Rusia. El compromiso de la multinacional es donar doscientos cincuenta millones de raciones de alimentos, a través de colaboraciones con Bancos de Alimentos en Europa, Oriente Medio y África.

Imagen de Kellogg's de 1913

Imagen de Kellogg’s de 1913

Pero cuando la situación económica es favorable, muchos de nuestros niños tampoco suelen desayunar bien.

Y hay que recordarlo:

No alimentarse, o alimentarse mal en el desayuno, genera trastornos en el aprendizaje

Según los profesores encuestados, los niños que no desayunan están cansados en clase y no rinden lo suficiente. Les cuesta más concentrarse en las tareas  escolares, tienen  más dificultades de memoria, cometen más errores y en general resuelven los problemas de forma más lenta, están  más inquietos y tienen más problemas para afrontar situaciones de estrés, lo que puede dar lugar a conflictos en el contexto escolar.

Opinan que es crucial una mejor formación para las familias sobre la importancia del desayuno completo: leche, cereales y zumoEscolares con hambre

Fuente: Por la educación de Radio 5 (26/10/16) / Imagen de portada: pixabay

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn