¿Cómo trata España a sus jóvenes?

Lo cierto es que España no es un país en el que los jóvenes lo tengan fácil para cumplir sus sueños. Estamos en el vagón de cola en grado de desarrollo global de la juventud. Sólo por delante de algunos países del sur del continente, y a años luz de los nórdicos, que se sitúan a la cabeza.

Este estudio nos lo dice

El índice de Desarrollo Juvenil 2016 elaborado por el Centro Reina Sofía, sobre adolescencia y juventud, es un exhaustivo trabajo que nos cuenta cómo están las nuevas generaciones en los campos del empleo, la emancipación o la educación. Y lo hace desmenuzando datos de todas las encuestas disponibles.

El resultado no es muy esperanzador

España se sitúa en el puesto veinticuatro de los veintiocho estados miembros de la Unión. Sólo por encima de Croacia, Italia, Bulgaria y Rumanía. Y muy alejada de Dinamarca, Finlandia, Países Bajos y Suecia, donde los jóvenes lo tienen bastante más fácil.

Por ejemplo, en materia de empleo

España es uno de los países donde se ofrecen menos posibilidades a las nuevas generaciones. La tasa de desempleo juvenil se encuentra casi en el 40%, frente al 17% del conjunto de la Unión Europea.

En materia de emancipación, más de lo mismo

Como ha señalado Enrique Calvo, asesor del Centro Reina Sofía, nuestra cultura y la precariedad laboral hacen que los chavales permanezcan mucho más tiempo en casa de sus padres, ahorrando para meterse en una hipoteca más adelante.

Una pareja de jóvenes en el portal de un piso en alquiler. PAULA VILLAR

Una pareja de jóvenes en el portal de un piso en alquiler. PAULA VILLAR

Los datos son relativamente buenos en educación

España supera el valor de la Unión Europea en la tasa de población de veinticinco a veintinueve años con educación superior. En las tasas de participación en educación en distintas edades, nuestros niveles son muy parecidos a los del conjunto de los países europeos.

Aunque con dos carencias:

El aprendizaje de por lo menos dos idiomas extranjeros en la enseñanza postobligatoria y el abandono de los estudios tras la ESO. En estos dos campos, España fracasa. Por último, el informe elaborado por el Centro Reina Sofía, invita a que las administraciones promuevan medidas que ayuden a los jóvenes a encontrar un empleo y a independizarse, que es consecuencia de lo primero.

Sin un salario resulta difícil salir del hogar familiar, aunque a muchos jóvenes les gustaría… Y a algunos padres, también

España y los jóvenes

Fuente: Por la educación de Radio 5 (9/11/16) / Imagen de portada: Flickr Juan Antonio Canales

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn