Experimentos y manualidades para niños
4.8 (95%) 24 votos

A los niños les encanta hacer manualidades y experimentos. Hacer cosas manuales fortalece y estimula gran cantidad de procesos evolutivos y psicológicos natos, agudiza el ingenio y ayuda a resolver problemas ―los niños han de saber que colores utilizar y como utilizarlos, y ya no sólo colores sino papeles y texturas―. Con los experimentos, a la vez que se divierten, aprenden y se hacen preguntas sobre el mundo que les rodea. La realización de experimentos alimenta la curiosidad natural de los niños, fomenta su interés por la ciencia,  estimula el razonamiento y la lógica, mejora su capacidad para resolver problemas, aumenta su autoestima y les prepara para que entiendan conceptos científicos más complicados en el futuro. Los experimentos y manualidades para niños deben ser algo divertido, que se lo pasen bien. Nunca han de ser por obligación.

Experimentos y manualidades para niños:

Ciencia. Experimentos sencillos, fáciles y rápidos para niños.

Cómo crear chocolate de la nada.

La geometría nunca fue tan dulce… o tan desconcertante:

Experimentos y manualidades para niños

Arcoíris de lacasitos.

¡Ciencia + dulces = arcoíris🌈! Un clásico y colorido truco.

Formad un círculo en un plato con lacasitos (los colores deben estar en orden repetido, preferiblemente de acuerdo con los colores del arcoíris. Por ejemplo púrpura, verde, amarillo naranja y rojo), luego verted agua caliente sobre ellos. ¡Y esperad a que se haga la magia!

Experimentos y manualidades para niños

Construir un puente de monedas sin pegamento.

Construye un puente de monedas que pueda equilibrarse desde el borde de una mesa sin pegamento. En este vídeo se demuestra el proceso de apilamiento con alrededor de 200 monedas. Puedes hacer algo similar con menos monedas, o algo que se balancee aún más lejos del borde de tu mesa:

Experimentos y manualidades para niños

Huevos que rebotan.

No es necesario que los experimentos caseros para niños sean complejos y costosos. Para realizar este seguro que tienes en casa todo lo que necesitas: unos vasos, huevos, agua, leche, vinagre, aceite y zumo de naranja.

Averiguar cómo diferentes líquidos afectan a un huevo es una manera divertida de introducir a los niños en la idea de que diferentes sustancias tienen diferentes propiedades químicas.

Se trata de coger cinco vasos y echar en uno agua y en los otros aceite, zumo, vinagre y leche. Comprobaremos que ocurre al dejar introducido un huevo en cada uno de estos líquidos (no llenes los vasos completamente para que el líquido no rebose al introducir el huevo).

Dejad los cinco huevos introducidos en los vasos y volvéis a comprobar cómo han reaccionado más tarde (se han de dejar bastantes horas, puede ser toda la noche). Os recomiendo dejar tapados con plástico los que están en vinagre y zumo de naranja, ya que pueden comenzar a oler.

Pasadas las horas sacáis  los huevos de los vasos con ayuda de una cuchara y los ponéis en un plato, y comprobamos si se ha producido en ellos algún cambio.

En el caso de los huevos que estaban en zumo de naranja y vinagre,  ambos líquidos contienen ácidos. Esos ácidos reaccionan con la cáscara del huevo, que está formada principalmente por carbonato de calcio, y esa reacción química produce gas ―dióxido de carbono― que es lo que forma las pequeñas burbujas en la superficie del huevo.

Con el tiempo esa reacción química desintegra totalmente la cáscara del huevo, dejando visible el interior. Si la cáscara no se ha disuelto por completo podéis dejarlo en vinagre un día más.

Cuando el huevo ya haya perdido la cáscara probad a tirarlo desde una altura de pocos centímetros y comprobaréis que rebota (si se tira desde demasiada altura el huevo se rompe, como ocurre en el vídeo):

Experimentos y manualidades para niños

Experimentos con el aire.

Estos tres experimentos tienen que ver con algo que no vemos, y si algo no lo vemos podemos pensar que no existe. Pero en ciencia no se opina, en ciencia se mide. Las cosas que no vemos podemos percibirlas a través de experimentos y aparatos de medida tan sencillos como una botella de plástico.

✔Primer experimento. Consiste en coger una botella de plástico vacía y colocarla de forma horizontal sobre una mesa. Pon en  la boca de la botella una pequeña bolita (puede ser de papel, de papel de aluminio…). Sopla e intenta meter esa bolita dentro de la botella.

Verás que la bolita sale y no entra dentro de la botella. Y si soplas más fuerte verás que sale con más fuerza. Eso nos debería hacer pensar que esa bolita no cabe dentro de la botella. ¿Cómo es que no cabe si la botella está vacía? Pues no cabe porque la botella no está vacía, está llena de aire.

El aire no es una cosa mágica, no es una energía sutil. Es materia, el aire pesa, son átomos, son moléculas. El aire está ahí, y el soplar aumenta la presión del aire en el interior que empuja la bolita fuera.

✔Segundo experimento. Coge de nuevo una botella de plástico vacía (bueno, ahora ya sabes que realmente está llena de aire). Cierra la botella y métela en el congelador.

Deja pasar un par de horas. Cuando la saques del congelador la botella estará espachurrada. Eso es  porque el aire que había dentro, al enfriarse, ha bajado su presión. Y la presión del aire que está por fuera la ha apretado. Eso nos demuestra de nuevo que hay aire tanto dentro de la botella como fuera, y que puede cambiar sus propiedades según la temperatura y la presión a la que esté.

✔Tercer experimento. Una botella de agua vacía también te puede servir para medir la presión atmosférica. Si vives al borde del mar tienes una gran presión atmosférica. Si coges ahí la botella y la cierras con ese aire a mucha presión y luego subes hacia la montaña, la presión exterior es menor. La botella estará un poco hinchada, y al abrirla notarás un sonido de aire que sale.

Puedes hacer lo contrario, cerrar la botella con aire a baja presión en la montaña y luego bajar hacia el nivel del mar. Notarás que la botella se irá espachurrando.

Este experimento es divertido hacerlo en un avión. Cuando el avión vaya a aterrizar, cierras la botella arriba con aire a baja presión, y vas a ver en el proceso de aterrizaje que es muy rápido como se va a espachurrar.

Experimentos y manualidades para niños

Mastica bien. La superficie de reacción.

En ocasiones hay que insistir a los niños para que mastiquen bien la comida. Ellos no lo entienden pero nosotros sabemos que así van a tener una mejor digestión.

La digestión es una reacción química. En el estómago tenemos unos jugos gástricos, unos ácidos que van a reaccionar con la comida. Si la comida y los ácidos no tienen un contacto muy íntimo no van a reaccionar bien.

Si echas un terrón de azúcar al té vas a ver que tarda en disolverse. Pero si echas una cucharada de azúcar vas a ver que se disuelve muy fácilmente, porque todos los cristalitos de azúcar están en contacto con el té.

Cuanto más en trocitos está una sustancia, más rápido reacciona. Seguro que en algún cumpleaños has echado un trozo de patata en una vaso de naranja o de cola, y habrás visto que se forman burbujas alrededor. ¿Qué pasa si rompes el trozo de patata en dos? Pues se forman burbujas alrededor de los dos trozos de patata, hay más superficie de contacto.

¿Qué pasaría si rompieses la patata en trocitos muy pequeños y la echases? Pues que saldrían muchas burbujas a la vez.

Seguro que conoces el truco de echar un tipo de caramelos muy particulares a un refresco de cola para que salga un surtidor de espuma. Para explicar esto de la superficie de reacción podemos hacerlo con una sustancia mucho más barata y casera que es la sal común.

Abre un refresco de cola (con medio litro es suficiente, así no manchamos mucho) y viértelo dentro de un bol de ensalada. Echa dentro un puñado de sal y verás que sale un surtidor como de unos diez centímetros.

Experimentos y manualidades para niños

La ilusión de la flecha invertida.

Dibuja dos flechas que señalen hacia la izquierda en una hoja de papel y apoya esa hoja en la pared. Luego coloca un vaso vacío y transparente delante de esas flechas dibujadas. Cuando viertas agua en el vaso, verás algo que quizás no esperes. ¿Por qué sucede? Simplemente acabas de demostrar un concepto de física llamado refracción:

Un ejemplo de este fenómeno se ve también cuando se sumerge un lápiz en un vaso con agua: el lápiz parece quebrado:

Lápiz quebrado debido a la refracción.

Experimentos y manualidades para niños

Flores que cambian de color.

Este experimento demuestra cómo las plantas transportan el agua hasta el tallo, a través del xilema, para llegar a las hojas e hidratar los pétalos.

Necesitaréis flores de color claro ―preferiblemente blancas―, colorante alimentario, vasos o tarros de cristal vacíos, tijeras y agua.

Echa agua en cada uno de los frascos y coloréalos con el colorante. Preferiblemente, cada uno de un color distinto. Introduce las flores que quieras en cada tarro.

Ahora se trata de irlas observando y dejar que la naturaleza haga su trabajo. En un par de horas los resultados deberían ser visibles, aunque el proceso podría dilatarse un par de días según las condiciones ambientales y otros factores.

Experimentos y manualidades para niños

Experimentos y manualidades para niños

El azúcar de los refrescos.

Podemos medir las cosas para saber lo que las cosas son. El que mide sabe, y el que no mide sólo puede opinar. Se dice que los refrescos llevan mucho azúcar, pero eso es una opinión. Nosotros vamos a medirlo.

Necesitarás una báscula de cocina, un tarro de azúcar y una cucharilla.

Coge una lata de refresco ―da igual que sea naranja, limón o cola― y mira en la etiqueta el contenido de azúcar que tiene. Hay que fijarse bien, porque en la etiqueta pone los gramos de azúcar que hay por 100 mililitros y los gramos de azúcar que hay por 330 mililitros. Recuerda que la lata contiene un tercio de litro, que son 330 mililitros. En una bebida típica estará en torno a los veintitantos o treinta gramos.

Echa cucharadas de azúcar en una taza hasta que de el peso de 30 gramos en la báscula. Te llevarás una enorme sorpresa del montón de azúcar que supone. Ahora que lo has medido sabes, y ahora que sabes puedes decidir hasta que punto quieres tomar tanto azúcar. Hay bebidas que no están tan azucaradas, empezando por el agua.

¿Sólo hay un exceso de azúcar en las bebidas azucaradas? Mira otras etiquetas. Esos cereales que parecen tan saludables y que los anuncios nos venden tan bien, a  lo mejor van muy azucarados. De nuevo mira el azúcar que hay en una ración, pésalo aparte y lo verás.

O ese yogur azucarado que parece un alimento tan sano. Porque cuando uno se come un dulce ya tiene la conciencia culpable de que está haciendo algo malo, pero cuando uno come un yogur pensamos “estoy tomando el desayuno o la merienda que se debe tomar”. Un yogur azucarado puede tener entre 13 y 15 gramos de azúcar añadido, es una barbaridad.

La ciencia lo que nos dice es que no creas al que te ha dicho que tiene poco, que no creas al que te ha dicho que tiene mucho. Coge tu báscula y mide, y cuando sepas podrás elegir.

Experimentos y manualidades para niños

¿Qué cae más deprisa?

Si se deja caer una hoja de papel y una moneda, la moneda llega mucho antes al suelo. Sin embargo si se arruga la hoja y se hace una pequeña pelotita con ella, al repetir el experimento se observará que prácticamente llegan al suelo de forma simultánea.

Si no hubiese aire en la Tierra todos los objetos, independientemente de su forma y peso, caerían a la misma velocidad. La presencia del aire influye en la velocidad de la caída frenando unos objetos más que a otros según su forma. Al hacer una bola con la hoja de papel conseguimos minimizar la influencia del aire.

Galileo descubrió este hecho y cuenta la leyenda que, para demostrarlo, dejo caer desde lo alto de la torre de Pisa dos bolas. Las dos bolas eran de peso muy diferente y sin embargo llegaron simultáneamente al suelo.

Dave Scott, uno de los astronautas del Apollo 15, realizo en la Luna un experimento consistente en dejar caer desde la misma altura un martillo y una pluma. Como era de esperar (En la Luna no hay atmósfera) ambos llegaron simultáneamente al suelo:

Experimentos y manualidades para niños

Sabor sin olor.

Pon a prueba tus sentidos con este sencillo experimento relacionado con tu sentido del olfato. Todos sabemos que algunos alimentos saben mejor que otros, pero ¿qué nos da la capacidad de experimentar todos estos sabores únicos?

Necesitas un pequeño trozo de patata pelada y un pequeño trozo de manzana pelada (que ambos trozos tengan más o menos la misma forma, para que no puedas notar la diferencia)

Cierra los ojos y mezcla los trozos de patata y de manzana para no saber cuál es cuál. Tapándote la nariz prueba cada pieza, ¿puedes notar la diferencia?

Tapar la nariz mientras pruebas la patata y la manzana hace que sea difícil distinguir la diferencia entre las dos. Tu nariz y tu boca están conectadas a través de la misma vía aérea, lo que significa que pruebas y hueles los alimentos al mismo tiempo. Tu sentido del gusto puede reconocer salado, dulce, amargo y ácido, pero cuando combinas esto con tu sentido del olfato puedes reconocer muchos otros “sabores” individuales. Al quitar el olor (y la vista) limitas la capacidad de tu cerebro para diferenciar entre ciertos alimentos.

Experimentos y manualidades para niños

Apuñalar una patata con una pajita.

¿Es posible apuñalar una patata con una pajita? En este experimento comprobarás cómo se puede usar la presión del aire. Necesitas una patata y pajitas de beber rígidas de plástico.

Sujeta una pajita de plástico por los costados (sin cubrir el agujero en la parte superior) e intenta apuñalar rápidamente la patata, ¿qué ocurre?

Ahora repite el experimento con una pajita nueva, pero esta vez coloca el pulgar sobre la parte superior, cubriendo el agujero.

¿Qué es lo que ha ocurrido? La primera vez que has probado, es posible que solo hayas perforado la patata un poquito. ¿Por qué has tenido más éxito en el segundo intento? Colocar el dedo pulgar sobre el orificio en la parte superior de la pajita mejora su capacidad para perforar la piel de la patata y empujar la pajita hacia el tubérculo.

Cubrir la parte superior de la pajita con el pulgar atrapa el aire interior, forzándolo a comprimir mientras apuñalas la pajita a través de la piel de la patata. Esto hace que la pajita sea lo suficientemente fuerte como para perforar la patata, a diferencia del primer intento en el que el aire es expulsado de la pajita.

Experimentos y manualidades para niños

Experimentos y manualidades para niños

Hacer música con agua.

Necesitarás 5 o más vasos o botellas de vidrio, agua y un palo de madera (puede ser un lápiz)

Alinea los vasos uno al lado del otro y llénalos con diferentes cantidades de agua. El primero debería tener un poco de agua, mientras que el último debería estar casi lleno, los que están entre ellos deberían tener un poco más que el anterior.

Golpea el vidrio con la menor cantidad de agua y observa el sonido, luego golpea el vidrio con la mayor cantidad de agua. Golpea los otros vasos y fíjate en el sonido que hacen. Comprueba si puedes escuchar una melodía golpeando los vasos en cierto orden.

¿Por qué ocurre? Cada uno de los vasos tendrá un tono diferente cuando se golpee con el lápiz, el vaso con más agua tendrá el tono más bajo, mientras que el vaso con menos agua tendrá el más alto. Se producen pequeñas vibraciones cuando se golpea el cristal, esto crea ondas de sonido que viajan a través del agua. Más agua significa vibraciones más lentas y un tono más profundo.

Experimentos y manualidades para niños

Electricidad estática.

Dicen que los opuestos se atraen y eso no podría ser más cierto con estos tres divertidos experimentos de electricidad estática. Averigua sobre partículas con carga positiva y negativa usando algunos elementos básicos. Necesitarás dos globos inflados, tu cabello, una lata de aluminio y un trozo de fieltro o ropa hecha con lana.

Experimentos y manualidades para niños

✔Experimento 1: Frota los 2 globos uno por uno con el trozo de ropa, luego intenta juntar los globos, ¿se atraen o no el uno al otro?

✔Experimento 2: Frota uno de los globos en tu cabello, luego, lentamente, retíralo. Pregúntale a alguien que esté cerca que es lo que ve. Si no tienes a nadie cerca mírate en un espejo.

✔Experimento 3: Coloca la lata de aluminio de costado sobre una mesa. Después de frotar el globo en tu cabello, sostén el globo cerca de la lata y observa como ésta se le acerca. Mueve lentamente el globo y la lata lo seguirá.

Un poco de teoría: La materia está hecha de átomos y los átomos están compuestos de protones, neutrones y electrones. Los electrones giran alrededor del núcleo, donde están los protones y los neutrones.

Experimentos y manualidades para niños

Cuando acercamos dos materiales, puede ocurrir que los electrones salten de una material a otro. Así hay materiales que al perder electrones quedan con carga positiva (pelo, lana, vidrio) y hay materiales que al ganar electrones quedan con carga negativa (globo, papel celofán, botella de refresco de PET). Los materiales que tengan carga contraria se atraerán y los que tengan la misma carga se repelerán. Este fenómeno se ve favorecido en un ambiente seco.

¿Qué diferencia hay entre este fenómeno y la electricidad? El flujo de electrones que hemos establecido al hacer estos experimentos no es constante: la transferencia de electrones se produce solo mientras hay fricción y el efecto es visible hasta que las cargas se neutralizan En la electricidad tenemos que favorecer un flujo de electrones constante empleando materiales conductores (metales).

La explicación para los más peques: nos quedaremos con la idea que saltan electrones de un material a otro, y que no se ven. Los materiales cargados positivamente se atraen con los cargados negativamente y que esa carga dependerá del material con el que esté hecho el objeto que utilizamos.

Experimentos y manualidades para niños

Luz, color y calor.

Cuando estás bajo el sol en un día caluroso de verano, vale la pena llevar ropa de color claro, pero ¿por qué? Experimenta con luz, color, calor y algo de agua para descubrir.

Experimentos y manualidades para niños

Necesitarás dos vasos o jarras idénticos, agua, un termómetro, 2 bandas elásticas o alguna cinta adhesiva, papel blanco y papel negro.

Envuelve uno de los vasos con papel blanco, ayúdate de la banda elástica o la cinta adhesiva para sujetar el papel. Haces lo mismo con el otro vaso y el papel negro. Llena los dos vasos con la misma cantidad de agua. Tras dejar los vasos al sol durante un par de horas, mide la temperatura del agua en cada uno.

¿Qué ha ocurrido? Las superficies oscuras, como el papel negro, absorben más luz y calor que las más claras, como el papel blanco. Después de medir la temperatura del agua, la que hay en el vaso envuelto en papel negro debería estar más caliente. Las superficies más claras reflejan más luz, es por eso que las personas usan ropa de color más claro en el verano y eso las mantiene más frescas.

Experimentos y manualidades para niños

Hacer una banda de Moebius con una cinta de papel.

La banda o cinta de Möbius o Moebius es una superficie con una sola cara y un solo borde. Sus propiedades son:

Es una superficie que sólo posee una cara: Si coloreas la superficie de una cinta de Möbius, comenzando por la «aparentemente» cara exterior, al final verás que queda coloreada toda la cinta, por tanto, sólo tiene una cara y no tiene sentido hablar de cara interior y cara exterior.

Sólo tiene un borde: Lo puedes comprobar siguiendo el borde con un dedo, apreciarás que se alcanza el punto de partida tras haber recorrido la totalidad del borde.

Es una superficie no orientable: Si una persona se deslizase «tumbada» sobre una banda de Möbius, mirando hacia la derecha, al recorrer una vuelta completa aparecerá mirando hacia la izquierda.

La banda de Moebius se puede hacer cortando una tira larga de papel, haciendo una media vuelta en ella y pegando los extremos de la tira juntos. Mira el vídeo:

Experimentos y manualidades para niños

Cómo hacer pompas de jabón

Uno de los experimentos más sencillos y motivadores para los niños son las pompas de jabón. Las burbujas son en sí mismas un fenómeno bastante interesante, todos hemos disfrutado haciéndolas en nuestra niñez.

Una pompa de jabón es una porción de aire rodeada por una película de agua y un elemento tensioactivo (jabón o detergente). La manera más fácil es poner en agua algo de líquido lavavajillas, y evitar el producir burbujas, mezclándolo lentamente. A su vez, hay varios trucos para mejorar la fórmula:

―Cuanto más puro sea el jabón, es decir, cuanto menos perfume y otros aditivos tenga, funcionará mejor.
―La glicerina o el azúcar también se pueden añadir para espesar la disolución y conseguir burbujas más coloridas y elásticas.
―Por último, el agua destilada funciona mejor que el agua del grifo, al carecer de impurezas que debilitan la película de la pompa.

Esta sería la fórmula:
Con agua y jabón podemos crear la película elástica, que puede aumentar de volumen, y hacer las pompas. Pero ¿qué sucede? Cuando el agua que forma la pompa se evapora. Ésta se rompe. Por ello, si queremos que las pompas sean más grandes, hemos de añadir azúcar a la mezcla de agua y jabón, para lograr más consistencia, y glicerina, para evitar la evaporación rápida del agua.

―2 vasos de agua. Si es muy dura, mejor agua destilada.
―Un vaso de jabón concentrado (200 ml).
―1 cucharadita de café llena de azúcar.
―1 cucharada sopera de glicerina (20 ml).

Experimentos y manualidades para niños

Experimentos y manualidades para niños

Ideas de manualidades divertidas y fáciles para hacer con niños.

Dibujar la mano en 3D.

Mira el vídeo y sigue las instrucciones para crear este efecto genial sobre el papel. Un truco divertido y rápido para hacer con los niños. Si no puedes dibujar líneas rectas, simplemente utiliza una regla. ¿Con qué otros objetos podrías utilizar esta técnica?

Experimentos y manualidades para niños

Dibujar un cubo flotante.

Una ilusión óptica para sorprender a amigos y familiares. Aunque puede requerir algo de práctica obtener las proporciones y sombreados correctos, este tutorial rápido del artista Jonathan Harris es un buen comienzo, 15 minutos de trabajo comprimidos en dos:

Experimentos y manualidades para niños

Dibujar un rectángulo de Penrose y otros objetos imposibles.

El rectángulo de Penrose es lo que se conoce como un objeto imposible, una ilusión óptica que se dibuja para parecerse a una cosa tridimensional que en realidad nunca podría existir. Si te resulta difícil de ver al principio, cubre una mitad, luego la otra, y luego míralo de nuevo: es una forma geométricamente imposible:

rectángulo de Penrose

Jonathan Harris dibuja este tipo de objetos en videos de YouTube. Estos tres que siguen son el triángulo de Penrose, un óvalo imposible y la escalera Penrose:


Experimentos y manualidades para niños

Manualidades navideñas para niños. 

Cómo hacer un calendario de adviento personalizado para niños.

El Calendario de Adviento es un calendario de cuenta atrás, que empieza a contar el 1 de diciembre hasta el 24 de diciembre (Nochebuena).  Está pensado para los niños pero si eres fan de la Navidad también te gustará aunque no tengas pequeños en casa, y suele elaborarse para saber cuántos días faltan para la Navidad.

Manualidades navideñas para niños. Cómo hacer un calendario de adviento personalizado para niños.

El origen del calendario de adviento se remonta a la época protestante alemana, durante el siglo XIX. En aquel entonces los niños solían encender una vela cada día del periodo de adviento, desde el domingo de adviento (día que varía cada año) hasta el 24 de diciembre. Hoy día la tradición ha cambiado un poco: el calendario suele incluir los días del 1 al 24 de diciembre y, en vez de velas, se completa con regalos o chocolatinas.

El calendario de adviento los niños se lo toman como un juego. Ya no esperarán tan ansiosos los regalos del día 25 o el día 6 de enero, sino que esperarán  con calma para poder abrir una nueva casilla cada día y llevarse su recompensa.

Que los niños aprendan a ser pacientes de pequeños es muy beneficioso, les servirá para tener la templanza necesaria a la hora de tomar decisiones de riesgo cuando sean mayores. Enseñarles esto a través de los juegos es ideal, porque lo que los niños aprenden jugando lo aprenden mejor y cala más hondo en su mente.

Manualidades navideñas para niños. Cómo hacer un calendario de adviento personalizado para niños.

Además, será una excelente ocasión para unir a toda la familia alrededor del calendario. Podemos utilizarlo como un ritual navideño y juntarnos todos para abrir la cajita o la ventanita diaria tras la que se esconde el pequeño regalo.

Podemos confeccionar un calendario navideño  más sencillo o más elaborado, dependiendo del tiempo que queramos dedicarle. Luego solo será cuestión de meter en cada compartimento un papelito con la sorpresa que hayamos decidido para ese día.

Manualidades navideñas para niños. Cómo hacer un calendario de adviento personalizado para niños.

Estas son algunas ideas fáciles para hacer nuestro calendario de adviento:

  • Puede ser simplemente un panel de corcho al que enganchemos saquitos de tela que contengan el papelito con la sorpresa, poniendo por fuera el número del día con una pegatina.
  • Las cajitas que contienen los regalos de los huevos de chocolate son también una opción perfecta. Basta con pintar un número diario en cada una y esconder el papelito con la sorpresa. Puedes engancharlas todas con ayuda de una cuerda.
  • Un par de hueveras de cartón nos pueden servir. 24 huecos, una sorpresa diaria escrita en un papelito y con un número dibujado será todo lo necesario.
  • En una cartulina puedes recortar la forma de un árbol de Navidad, y en él enganchar sobrecitos de colores que contengan la notita con la sorpresa de cada día.
  • Una bandeja de cupcakes o magdalenas también puede ser la base de nuestro calendario de adviento. Los agujeros son perfectos para guardar las notitas con la sorpresa, sólo necesitarás taparlos con unas pegatinas de colores que tengan escrito el número de cada día y así abrirlos cuando correspondan. Si quieres que realmente parezca un calendario puedes colgar la bandeja en la pared, de forma vertical.
  • Guarda las cajitas de cerillas o similares, después las puedes decorar y rellenar para hacer tu calendario.

Manualidades navideñas para niños. Cómo hacer un calendario de adviento personalizado para niños.

Y estas son algunas ideas de regalos para nuestro calendario de adviento infantil, pero seguro que se te ocurren muchas más. Puedes alternar regalos físicos con experiencias para los niños, seguro que todos les encantan:

  • Animalitos de Schleick. Están tan bien hechos y son tan bonitos que hasta servirían como simple elemento decorativo.
  • Calcomanías.
  • Ceras para pintar.
  • Cromos.
  • Entradas para el cine.
  • Entradas para un museo.
  • Gomas y abalorios para el pelo.
  • Hoy compraremos adornos para el árbol.
  • Hoy escribiremos christmas a familia y amigos.
  • Hoy hacemos el Belén.
  • Hoy iremos a la biblioteca a coger libros de Navidad.
  • Hoy iremos a un cuentacuentos navideño.
  • Hoy iremos al mercadillo de navidad de la Plaza Mayor.
  • Hoy jugaremos a juegos de mesa.
  • Hoy llamaremos a alguien querido que viva lejos.
  • Hoy montaremos el árbol de navidad.
  • Kit para hacer pulseras.
  • Marionetas de dedo.
  • Material de manualidades. Dependiendo de lo que le guste y tu presupuesto, pueden ser pegatinas, hojas de colores, cartulinas especiales, marcadores o lo que sepas que le va a hacer disfrutar.
  • Mini figuras Lego o Playmobil.
  • Monedas de chocolate.
  • Pinceles y acuarelas.
  • Pintura de dedos.
  • Plastilina.
  • Suscripciones: a los niños les encanta recibir cartas en el buzón. ¿Por qué no animarles a la lectura suscribiéndoles a una revista de algún tema que les interese?
  • Tarjetas de socio: del zoo, del museo… ¡Es un regalo familiar perfecto! Muchas familias jóvenes hacen pequeñas excursiones de este tipo cada semana, pero su precio es bastante considerable, así que las tarjetas de socio anuales pueden ser muy útiles. Son regalos excelentes para niños que nos permitirán disfrutar todo el año en familia.
  • Tizas de colores para el cabello.
  • Tizas de colores para pintar.
  • Un calendario. A muchos niños les gusta saber qué ocurre, qué día es, cuántos días quedan para algo. Estos niños son los que quieren saber cuál es el plan del día, en qué orden van a suceder las cosas, a qué hora van a llegar los amigos, etc. Luchan contra la improvisación y puede resultar frustrante si eres un padre espontáneo. Pero, es un motivo de celebración. Estos niños tienen muchos puntos fuertes y hacen que todo sea más eficiente. Apúntate a su horario interno y cómprales un calendario. Ahí pueden anotar sus clases, citas, partidos, etc. Si te preguntan algo, diles que miren el calendario para que se acostumbren a llevar el control de su propia agenda. Incluso puedes apuntar “días espontáneos” para que sepan que ese día ocurrirá algo diferente.
  • Un Cubo de Rubik.
  • Un imán.
  • Un libro para sacar al artista que lleva dentro.
  • Un puzle.
  • Un slinky.
  • Un yo-yo.
  • Una entrada para el parque de atracciones.
  • Una taza con su nombre.
  • Vale para clases: de música, de baile, de montar a caballo, de dibujo… Las clases son una forma genial para estimular el interés de los niños y hacerles saber que prestas atención a sus cosas.
  • Vale para elegir la película que ver en familia. Para el siguiente día de película familiar o para cuando él quiera darle uso. Puede ser elegir la película que ver de las que ya tienes en casa o de las que dan en televisión, cuál comprar o cuál ir a ver al cine.
  • Vale por acostarse media hora más tarde. Quien dice media hora, dice una hora o quince minutos, lo que te parezca más conveniente. Puede ser para usar el día que reciba el regalo o el que él quiera, pero en este segundo caso te arriesgas a que quiera usarlo justamente un día que no te venga nada bien, y lo suyo sería ser coherente y aceptarlo. Siempre te queda la opción intermedia de que lo pueda usar el viernes o sábado que él elija. Si tu presupuesto es nulo o muy bajo, puedes repetir este regalo varios días de Adviento, cambiando el tiempo (10 minutos, media hora, una hora…).
  • Vale por elegir la cena del día. Puede ser del día concreto en que reciba el vale o algo que se pueda guardar para el día que él quiera, pero en ese caso habrá que de verdad aceptarlo el día que él lo quiera usar aunque no te venga bien. Si el niño es pequeño, disfrutar del vale en el día será mucho mejor para él, que tendrá la sensación de haber recibido un regalo y no una promesa.
  • Vale por invitar a un amigo o a una amiga. A una fiesta improvisada, a una merienda o a pasar la noche en casa, lo que mejor te convenga.
  • Vale por un cuadernillo de juegos de ingenio.

Manualidades navideñas para niños. Cómo hacer un calendario de adviento personalizado para niños.

Imagen de portada: pixabay

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn