Los Juegos Olímpicos de 2016 son ya historia

El equipo español ha vuelto a casa de los Juegos Olímpicos con 17 medallas, pero también con algunos momentos que deportistas y aficionados no podremos olvidar. Un análisis de algunos momentazos que hemos visto en los Juegos de Río, y de los valores que esos gestos pueden transmitir a nuestros jóvenes. Una relectura diferente de unos juegos en los que ha habido muchas anécdotas, gestos, récords, incluso abucheos y lágrimas.

¿Hemos sido testigos del ESPÍRITU OLÍMPICO?

En general nuestros deportistas son modelos de conducta, tanto los que han obtenido medalla como los que no. Vemos a personas que después de cuatro años, en los que han invertido esfuerzo, valores, trabajo, sacrificio. En los que han tenido lesiones. Que muchas veces juegan infiltrados… simbolizan aquello que queremos para nuestros hijos, para la juventud, para la sociedad.

Cosas que han ocurrido en estos Juegos Olímpicos:

El enfado de Nadal ante la tardanza de su rival:

Ocurrió en el partido por el bronce de tenis masculino. Rafa Nadal se quejó al árbitro por la tardanza de su contrincante, el japonés Nishikori, que estuvo más de diez minutos en el vestuario teniendo el partido parado cuando el tenista español estaba en su mejor momento. Hubo abucheos por parte del público ante la tardanza de Nishikori, que se fue al baño cuando Nadal venía de una remontada apoteósica.

Juegos Olímpicos. Nadal se seca el sudor durante el partido ante Nishikori. LEONARDO MUÑOZ (EFE)

Nadal se seca el sudor durante el partido ante Nishikori. LEONARDO MUÑOZ (EFE)

¿Pudo afectar a Rafa esa espera?

Rafa Nadal tiene la capacidad de apartar aquello que le distrae y volver a concentrarse, y jugó un partido espectacular. Pero hay momentos en que hay una rabia y una agresividad que, si no se expresa, la contiene uno dentro y si que puede afectar.

El que Nadal, que es siempre políticamente tan correcto y respetuoso, expresase lo que sentía en ese momento estuvo muy bien. Porqué además tenía razón.

Los Juegos Olímpicos son algo más que el deporte

Siempre han simbolizado los valores. Y el valor del respeto hacia el rival es un valor fundamental. El término ambición es importantísimo, pero siempre definido como aquello que uno realiza para superarse a sí mismo. Cuando un rival trata de desquiciar intencionadamente a su adversario, porque quizás no ve que tenga los recursos suficientes como para ganar el partido por sí solo, es una falta de respeto.

Es lo que se llamaríamos juego sucio

Independientemente del tiempo que esté permitido permanecer en el vestuario, de si actuó de manera legal o no. Lo que está claro es que lo que hizo Nishikori no es una conducta que se practique en el tenis. Cualquiera va a hacer todo lo posible por conseguir una medalla, pero hay límites que no se deberían cruzar, porque es un modelo de conducta para la gente que lo está viendo.

La motivación es fundamental para los deportistas de élite

Dos buenos ejemplos son Michael Phelps y Usain Bolt.

Juegos Olímpicos. Usain Bolt (Fernando Frazão/Agência Brasil)

Usain Bolt (Fernando Frazão/Agência Brasil)

¿Cuáles son las fortalezas de estos deportistas, además de su condición física?

Eso está bien decirlo.  Es importante que la gente tenga unas expectativas realistas sobre el rendimiento y los resultados que se pueden obtener. Cuando a un deportista se le enseña a definir objetivos siempre se le dice que lo haga sobre su rendimiento, no sobre ganar o perder.

Juegos Olímpicos. Bolt, en la recta de meta por delante de Edward, Gemili y Hortelano. John Sibley REUTERS

Bolt, en la recta de meta por delante de Edward, Gemili y Hortelano. John Sibley REUTERS

Está claro que cuando Bruno Hortelano compite contra Usain Bolt, a pesar de que Hortelano ha hecho una competición fantástica batiendo los records que tenía, intentar ganar a un hombre como Bolt serían unas expectativas irrealistas.

Ahí hay un talento sobrenatural, que viene por su condición muscular, su fisionomía, la altura, la envergadura que tenga de brazos… y por supuesto todo el trabajo y disciplina que estos deportistas llevan detrás.

Es evidente en el caso de Bolt, al igual que pasa con Phelps, tiene una variable que le hace ser especialmente talentoso, por encima de los demás. Pero si a ese talento no le acompañara el esfuerzo, los valores, un trabajo riguroso diario para llegar a ser el mejor, y el convencimiento psicológico de que se va a ganar, seguramente no lo conseguirían.

Juegos Olímpicos. Michael Phelps

Michael Phelps

En  la Carta Olímpica, leemos en su primer punto:

“El Olimpismo es una filosofía de la vida, que exalta y combina en un conjunto armónico las cualidades del cuerpo, la voluntad y el espíritu.”

Pero parece que o no las conocemos, o no somos capaces de valorar esa voluntad y ese espíritu, esas otras dos variables.

¿Cómo podemos detectar esas variables en los deportistas?

Cuando Nadal jugó el partido del que se ha hablado, la gente valoraba sobre todo su actitud. En ese partido contra el chico japonés la gente no valora que pierda o que gane. Lo que valora el espectador es la entrega, la actitud, el esfuerzo, la lucha. El ver a una persona cansada que tuvo que jugar con esa intensidad, porque se le habían acumulado los partidos. Que se veía que su cuerpo no podía más, pero que su mente seguía.

La actitud sí que es algo que conseguimos leer de la gente que nos representa, lo vemos en los deportistas. Los vemos sufrir, porque el lenguaje corporal no engaña, incluso comunica más que lo verbal.

El público que está viendo ese partido ve el gesto de dolor del deportista. En ese momento se activan las neuronas espejo de los espectadores, que son aquellas neuronas que nos permiten sentir empatía con el dolor y el esfuerzo ajeno. Y en ese momento nos sentimos representados por un valor muy grande.

Sobre las pistas de atletismo hemos contemplado gestos olímpicos

La atleta neozelandesa Nikki Hamblin y la estadounidense Abbey D’ Agostino  se cayeron en una de las semifinales de 5.000 metros. Se levantaron juntas para terminar la carrera.

Juegos Olímpicos. La neozelandesa Nikki Hamblin deja de correr para ayudar a la estadounidense Abbey D'Agostino. Dylan Martínez (REUTERS)

La neozelandesa Nikki Hamblin deja de correr para ayudar a la estadounidense Abbey D’Agostino. Dylan Martínez (REUTERS)

¿Es este el espíritu olímpico?

Patricia dice que estos son los valores del deporte. Además de en esta carrera,  se vio una imagen similar en otra prueba: alguien estaba completamente derrotado y un compañero, de otro país, intentó agarrarlo y ayudarlo para que siguiera avanzando.

Ahí es donde realmente se ve lo que es la cooperación

Y que a las personas sí que nos llena el tema de ser competitivos, pero por encima de competir está la humanidad, y el ayudar a una persona que, en ese momento y por una situación que no ha buscado, se ve con una gran desventaja. Además los jueces premiaron su comportamiento. Fueron sensibles a ese gesto olímpico. Y eso es algo genial.

A un nivel de olimpiadas llega muy poquita gente

Pero cuando hay cientos de miles de chavales trabajando en un equipo de fútbol. Niños que nunca llegarán a ser Iniesta ni Casillas, no podemos valorar solamente a aquel que mete goles.

Hay que valorar a aquel compañero que hace reír a los demás, que es generoso, que da ánimos, que tiene otros valores que también son importantísimos para el equipo.  Cuando un niño como ese ve este compañerismo y esta cooperación en unos Juegos Olímpicos, seguramente sentirá muy reforzado su comportamiento también. Verá que eso es algo importante.

Hablamos de que estos deportistas han de transmitir los valores que queremos para nuestra sociedad

Para nosotros aplicarlos en el día a día: el esfuerzo, la superación, la constancia. Pero claro, a ellos les aplauden, les hacen fotos, cobran dinero…

A nosotros, ¿Quién nos hace todo eso? ¿Cómo podemos encontrar reconocimiento?

Lo ideal sería que el reconocimiento viniera de nosotros mismos, en el sentido de que nos pudiésemos sentir orgullosos de comportarnos con honestidad y ser coherentes con nuestros valores.

Pero también hay que inculcar a la sociedad que el refuerzo funciona mucho mejor que el castigo. Es algo que tenemos que practicar con los alumnos, con los hijos, con los compañeros de trabajo. Cómo jefes de un equipo el estar pendientes de reconocer a los demás sus logros. A todos nos gusta que nos valoren por el trabajo bien hecho y que nos den una palabra de ánimo.

Hay una equivocación con la idea de que el elogio debilita

Eso es sinceramente una tontería. El elogio nos ayuda a saber cuál es el camino correcto, y que tenemos que hacer que los demás van a valorar.

Otra muestra más de superación que conmueve

La de la atleta etíope Etenesh Diro, que se quita la zapatilla y termina la prueba de 3.000 metros obstáculos, aunque no consigue clasificarse.

Juegos Olímpicos. La etíope Diro terminó corriendo con un pie descalzo. Foto LUCY NICHOLSON (REUTERS)

La etíope Diro terminó corriendo con un pie descalzo. Foto LUCY NICHOLSON (REUTERS)

¿Qué le puede pasar a un deportista por la cabeza en esos momentos?

Que te pisen la zapatilla cuando llevas tantas horas de preparación para una prueba como esa… Ahí hay un concepto que representa a esa mujer: la resiliencia. La capacidad que tenemos las personas de venirnos arriba ante la adversidad.

Hay gente que ante la adversidad se deprime, abandona, que podía haber sido una opción y dedicarse a rumiar con la parte injusta de la vida: “mira lo que me ha pasado después de cuatro años preparando”. Y otras personas que hacen como ella, que se quita la zapatilla e intenta dar lo mejor de sí.

Esa mujer no se va de los Juegos con una medalla, pero si se va con la experiencia de haber superado una situación muy complicada. De cara a otra experiencia similar ella sabrá que en su mochila lleva herramientas para vencerla.

El público en estos Juegos ha tenido mucha presencia, quizás mayor de la que debería

En la apertura vimos los abucheos al presidente interino de Brasil, Michel Temer, quien ya no quiso asistir a la ceremonia de clausura ¿Ha podido ser un comportamiento algo antideportivo?

¿Alguna vez se habían producido hechos similares? Abucheos en unos Juegos Olímpicos

Es algo que no está bien. La protesta tiene su momento, su lugar y su forma de hacerse de manera correcta. Igual que nosotros en una manifestación podemos dar dos gritos, y sacar una pancarta. Y en cambio  eso es algo que nunca haríamos en un restaurante cuando nos traen un plato que no nos gusta.

Todos tenemos derecho a quejarnos y a expresar nuestro dolor, pero hay que buscar el momento adecuado. Este era un momento para los valores, para el deporte y para la unión. Un momento para la internacionalidad y para esa parte de cooperación.

El público también jaleó los fallos del gimnasta estadounidense Samuel Mikulak

Fue en la final de suelo de gimnasia artística masculina. Un mal resultado que le daría el bronce al competidor brasileño.

A la concentración del deportista tiene que afectar de alguna manera el ser increpado

Por supuesto. Cuando uno va a una competición intenta mantener todo lo controlable bajo control. Y todo lo controlable bajo control incluye muchas veces el que alguien te pite. Pero lo menos que espera el deportista es una falta de respeto en un lugar como ese. Hay veces que no podemos prepararnos para todas las adversidades que van a surgir, y eso es algo que puede despistar.

Hay un término alemán: Schadenfreude. Es un término que no tiene traducción al español ni al inglés y significa: la alegría por el mal ajeno. Si por ejemplo eres del Madrid o del Barça, y ves que a ti te han eliminado de la copa del Rey, pero el otro pierde, pues te alegras. Es un sentimiento malo.

El Olimpismo es una filosofía de la vida, que exalta y combina en un conjunto armónico las cualidades del cuerpo, la voluntad y el espíritu. Al asociar el deporte con la cultura y la formación, el Olimpismo se propone crear un estilo de vida basado en la alegría del esfuerzo, el valor educativo del buen ejemplo y el respeto por los principios éticos fundamentales universales. (Primer principio de la Carta Olímpica).

Fuente: Patricia Ramírez, psicóloga de la salud y el deporte, en Hoy por Hoy de Cadena Ser (22/08/16) / Imagen de portada: Fragmento portada Astérix y los Juegos Olímpicos de editorial Salvat.

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn