Un clásico escrito en 1978 por Hilde Bruch, psicóloga clínica experta en trastornos alimentarios

La jaula doradaes un texto que cualquier persona que quiera entender la anorexia debería leer.

'La jaula dorada' de Hilde Bruch

10 grandes enseñanzas contenidas en el libro ‘La jaula dorada’

1. Las trampas de la cultura

Ante los prejuicios a la gordura, la delgadez parecía reemplazar a la virginidad como clave de la feminidad. El canon para valorar el carácter moral de una mujer pasaba de lo que hacía sexualmente a lo que comía.

2. La necesidad de controlarlo todo

Para las personas con anorexia, sus cuerpos son el mecanismo que han encontrado para tener seguridad y autoaceptación. Para una chica con anorexia tener necesidades es fracasar. Estar delgada lo interpreta como que ha controlado sus necesidades.

3. La obsesión también es cosa de hombres

Cada vez hay más hombres que sufren trastornos alimentarios. La imagen cultural del hombre ideal ha vuelto a sus iconos patriarcales, el hombre fuerte y dueño de la situación. Los adolescentes de hoy se preocupan por estar “cachas”.

4. Cómo prevenir en el aula

La investigación sobre prevención primaria sugiere que enseñar a los estudiantes cuales son los riesgos de los trastornos alimentarios puede animarlos a que caigan en ellos. Así que los programas de prevención se centran en formarles sobre salud, los prejuicios sobre el peso, la autoestima, y fomentar una actitud crítica frente a los medios de comunicación.

5. Miedo a fallar

Si la anorexia tiene que ver con el miedo a la vida, la necesidad de controlar un mundo incontrolable y la baja autoestima, entonces los trastornos alimentarios reflejan que mujeres y hombres tienen problemas para sentirse felices y satisfechos con sus imperfecciones. Muchas de mis pacientes han expresado el sentimiento de que están agobiadas por el gran número de oportunidades que tienen, y que temen no escoger correctamente.

6. Libertad sexual en tiempos modernos

Ahora se espera que las chicas tengan citas o experiencias sexuales a una edad mucho más temprana que antes. A menudo la anorexia empieza después de leer un libro o ver una película sobre educación sexual, que enfatiza lo que la chica debería hacer pero para lo que no está preparada.

7. Alteración en el funcionamiento psicológico

Mi investigación se centra en las características de los pacientes poco antes de contraer la enfermedad. En todos los casos estaban alteradas tres áreas de funcionamiento psicológico:

 La percepción del propio cuerpo, como se miran.
 La interpretación de estímulos internos y externos, siendo el fundamental la experiencia de hambre.
 La propia aptitud, tienen una sensación paralizante de incapacidad.

8. Efectos de los estilos de crianza en la alimentación futura

Cuando la reacción de la madre suele ser negligente y no le alimenta cuando está hambriento, o demasiado solícita al alimentarle ante cualquier señal de incomodidad, el niño no podrá diferenciar entre estar hambriento y saciado, o entre hambre y cualquier otra tensión.

9. La niña perfecta que sufría en silencio

Todos los profesores me han dicho que es un placer tenerla en su clase”, decía una madre. Los padres de chicas con anorexia suelen valorar estos testimonios, ya que, hasta hace poco, era una niña obediente y brillante. La mayoría de chicas admiten sin embargo que han tenido una infancia llena de ansiedad, preocupadas por ser queridas, pensando que si no satisfacían las aspiraciones de sus padres perderían su amor.

10. La pesadilla de intentar satisfacer las expectativas familiares

Incluso de niña, Ida nunca se consideró merecedora de todos los privilegios y beneficios que su familia le ofrecía porque no era lo suficientemente brillante. Una imagen le vino a la mente: era como un gorrión en una jaula dorada, demasiado sencilla para los lujos de su hogar y, al mismo tiempo, privada de hacer lo que realmente quería.

Decía que las jaulas están hechas para pájaros llenos de color que muestran satisfechos su bello plumaje. Ella se sentía diferente, como un gorrión, discreto y lleno de energía, que quiere volar por su cuenta y no está hecho para la jaula.

'La jaula dorada' de Hilde Bruch

Fuente: Cómete el mundo de Radio 5 (8/03/17) / Imagen de portada: Flickr Benjamin Watson

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn