La policia ha presentado, coincidiendo con el día mundial de internet, un contrato entre padres e hijos, para regular el uso de teléfonos móviles, tablets y ordenadores

Se trata de un contrato para menores de 13 años, con derechos y obligaciones para ambas partes. Los agentes han propuesto 20 puntos para fijar “unas normas de buen uso” y controlar “adicciones, riesgos de privacidad o el uso de la cámara”.

Los menores se comprometerán a tener cuidado con enlaces extraños, no molestar a compañeros o respetar los horarios fijados, entre otros puntos. Los padres conocerán las contraseñas de acceso, podrán colocar filtros y deberán respetar la intimidad de sus hijos con sus amigos “reales”.

La Policía Nacional ha elaborado estos puntos basados en las preguntas que los padres hacen a diario a los agentes a través de las redes sociales. Han hablado de ello en el programa Hoy por hoy de Cadena Ser.

 

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn