La poesía para niños ayuda a que los pequeños se expresen con mayor facilidad

Recitar una poesía representa un esfuerzo muy positivo para ellos, supone memorizar los versos y después recitarlos haciendo uso de la expresividad corporal. Además les ayuda a expresar sus sentimientos y comprender mejor las pasiones y las emociones. Podéis leerlos en algún rato libre o antes de que los peques se vayan a dormir. La poesía para niños puede ser uno de los mejores medios para fomentar el gusto por la lectura entre los pequeños. Es difícil incentivar a un niño a leer algo que no le atrae, mientras que con la poesía, los niños quedan encantados con la belleza y la armonía que transmite además de la brevedad de sus textos.

Contenido

Gloria Fuertes nació en Madrid, el 28 de julio de 1917. En 2017 se cumplió el centenario de su nacimiento y fue un año plagado de homenajes. Las poesías de Gloria Fuertes son todo un referente para la infancia. Sus versos, aunque puedan parecer simples, esconden una finalidad y multitud de beneficios para los más pequeños. Sus rimas han ido pasando de generación en generación, sirviendo como herramienta educativa a multitud de escuelas infantiles.

Un homenaje a esta  ilustre poetisa con una recopilación de varios de sus poemas infantiles, para que puedas leerlos y enseñárselos a tus hijos:

 A la prima primavera 

—Tío Pío,
en el cole me han pedido
que escriba una poesía
a la prima primavera.

¿Tú quieres que te la lea,
y me dices lo que opinas?
—Sí, sobrina.

Se oye un pío, pío,
junto a la orilla del río.
¡Oh!, cosa maravillosa,
los árboles tienen hojas,
las mariposas tienen ojos,
las ristra tiene ajos.
Junto a la orilla del río
todo es belleza y sonrío,
se oye un pío, pío, pío.
La primavera ha venido
y yo la he reconocido,
por el pío, pío, pío.

— ¿Qué te ha parecido, tío?
—Demasiado pío, pío.

Ilustración de Courtney Bernard

Abeja 

Abeja:
insecto alado
muy salado;
y muy dulce
-porque hace miel-.

Sólo come flores,
y después
la abeja se aleja.
(¡Que lo pase bien!)

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

Acertijo: El balón

Anda, corre y salta
—y no tiene pies—,
va de mano en mano
—y no tiene manos—,
tiene cara de sandía
—y no tiene tía—,
le quiere el niño y el mayor
y él no tiene corazón.
¿Quién es?

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

Acertijo: La manguera

Acertijo, acertijo,
tiene agua y no es botijo.
Va sin gorro
y con pitorro.

Acertijo, acertijo,
tiene agua y no es botijo.
Tiene goma y no es pelota
  (por billón cuenta sus gotas).

Vive en la ciudad,
vive en el jardín,
y cuando se enrosca
parece un reptil.

Vale más de lo que vale,
cuando llueve nunca sale.
Hace crecer a las plantas
y nadie le canta.
—¿Qué era?

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

Canciones 

Lo importante de un niño
no es que sea un empollón
y recite como un loro
sin entender la lección.

Lo importante de un gato
es que cumpla sus funciones
—no que sea blanco o negro—
sino que cace ratones.

Ilustración de Ellen Jareckie

Caracol 

No hago ruido al caminar
-ando sin piernas-.
Tengo cuernos y no soy toro,
yo no me mojo aunque llueva,
nunca salgo de mi casa,
solo asomo la cabeza.
Duermo mucho, como hierba.
Me gusta el sol.

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

Cerdito, mosquito y chivito   

Un cerdito,
muy peladito.
—¿Quién le peló?
—El peluquero.

Un mosquito,
muy chiquitito;
con un bigote
como un plumero.

Un chivito,
muy delgadito,
sólo comía
flor de romero.

Un cerdito,
un mosquito
y un chivito
en el sendero.

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 Cómo se dibuja un castillo 

Para la niña chiquilla
y el niño chiquillo
estamos dibujando un castillo.

Este castillo encantado
está en un monte pelado.

Aunque tiene ya mil años
se conservan sus peldaños,

se conserva de este modo,
con sus fantasmas y todo,

sus almenas defensivas
sus torres reconstruidas,

es un castillo famoso
con su puente y con su foso;

las ventanas alargadas,
tiene dos en las fachadas.

Todo de piedra el castillo,
(no se ha inventado el ladrillo).

El camino es tortuoso,
empinado y peligroso…

Al llegar, llegas con asma,
y te recibe un fantasma…

Sí. Un fantasma con botijo
te abraza con regocijo.
¡Bienvenido, alma bendita!
(y te ofrece agua fresquita
y así el susto se te quita).

Un castillo de Castilla
¡siempre es una maravilla!

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 Cómo se dibuja un coche 

Es difícil comprar coche,
¡qué derroche!
Es fácil, para dibujar un coche
no hay que usar mucho talento
y te pondrás muy contento
si dibujas un buen coche.

En un momento.
Cuatro ruedas, sí señor,
y cara cuadriculada con nariz
—la nariz es el motor,
el motor es la cabeza—,
¡qué destreza!

Luego un faro y otro faro
—son los ojos—,
¡qué descaro!
Es importante
el volante;
a este lado las dos puertas…

Las ventanillas abiertas
ya puedes estar contento.
¡Qué fácil es tener coche
en un momento!

Ilustración de Robert Neubecker

 Cómo se dibuja un gato 

Vais a pasar un buen rato
mientras dibujáis un gato.
Para dibujar un gato
 se dibuja un garabato.
—¡El garabato ya es gato!—
pero le faltan las cejas,
—oblicuas— y las orejas;
(las orejas son dos triángulos en pico)
y ahora el hocico.

El bigote es importante,
(un gato sin bigote
 es como una trompa sin elefante).
(Un gato sin bigote
es como una jirafa sin cogote).
 
Los ojitos orientales
(hacia arriba),
las pupilas, verticales;
las uñas, descomunales…

…Y hay que repasar el rabo
(un rabi rabo muy tieso
porque el gato es muy travieso).

Y aquí tenéis: ¡Gato Fino!
El simpático felino,
que es dos veces animal,
porque es un gato y araña.
(¡Qué chiste sensacional!)

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

Cómo se dibuja un indio

Mucha pluma en la cabeza
esparcidas con destreza
y con ellas el piel-roja
aunque llueve no se moja.

Llevará un hacha pequeña
—sólo para partir leña—.
Al hombro de su figura derecha,
arco y flecha
para el venado cazado,
(porque no hay supermercado)

Desnudo como un tarzán
—ni bebe vino ni come pan—,
solo frutas y pescados,
es un ciudadano sano,
verdadero americano
—sin parientes en Europa—
gran corazón, —poca ropa—,
descalzo, sin alpargatas
—si no lo atacas, no ataca—,
es un indio pacifista
de bisontes cazador.
Ojo de lince avizor.

Y ahora, felicidades al dibujante autor:
—Puedes estar orgulloso
de haber «hecho el indio»
hermoso.

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 Cómo se dibuja un niño 

Para dibujar un niño
hay que hacerlo con cariño.

Pintarle mucho flequillo,
—que esté comiendo un barquillo—;
muchas pecas en la cara
que se note que es un pillo;
—pillo rima con flequillo
y quiere decir travieso—.
Continuemos el dibujo:
redonda cara de queso.

Como es un niño de moda,
bebe jarabe con soda.
Lleva pantalón vaquero
con un hermoso agujero;
camiseta americana
y una gorrita de pana.
Las botas de futbolista
—porque chutando es artista—. 

Se ríe continuamente,
porque es muy inteligente.

Debajo del brazo un cuento
por eso está tan contento.

Para dibujar un niño
hay que hacerlo con cariño.

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

Cómo se dibuja un paisaje

Un paisaje que tenga de todo,
se dibuja de este modo:
unas montañas,
un pino,
arriba el sol,
abajo el camino,
una vaca,
un campesino,
unas flores,
un molino,
la gallina y un conejo,
y cerca un lago
como un espejo.

Ahora tú pon los colores;
la montaña de marrón,
el astro sol amarillo,
colorado el campesino,
el pino verde,
el lago azul
—porque es espejo del cielo como tú—,
la vaca de color vaca,
de color gris el conejo,
las flores…
como tú quieras las flores,
de tu caja de pinturas.
¡Usa todos los colores!

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

Cómo se dibuja una ballena

Cuando duerme la ballena
parece una isla desierta.
La «isla» se mueve y se conmueve
cuando se despierta.

—¿En qué se diferencia una ballena de una mariposa?
—En que la mariposa es mariposa
y la ballena es otra cosa.

La ballena no es sólo una cosa fenomenal,
la ballena es un animal.
La ballena no es sólo un animal,
es un pez gigantesco y original,
grande, grande, como una catedral.

—Es un cetáceo— dice el profesor.
—Pues a mí me parece un vapor.

Tiene surtidor
sobre la cabeza,
y después de nadar
se ducha con destreza.

La ballena
nunca va vacía,
porque va llena,
—de gaviotas—.

Cuando la ballena se queda dormida
con la boca abierta,
los pecadores valientes
aparcan las barcas
a la sombra de sus dientes.
La ballena es el único animal
que canta nanas para dormir al ballenito.
—Duérmete, balleno guapetón,
tu madre te protege del arpón.
—Duérmete, balleno, duérmete,
que los cazadores no te ven.

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

Cómo se dibuja una tormenta 

Cayó teja por tejado,
sobre un pato mareado.
El viento por la azotea.
-se cayó la chimenea-.
Después de un trueno sonoro,
se cayó hasta el loro.

Del pinar cayó una piña
e hizo un chichón a una niña.
Del balcón se cayó un tiesto
e hizo un chichón a Modesto.

A lo lejos cayó un rayo
-¡Me desmayo!-.
Llueve, llueve, llueve, llueve.
-a salir nadie se atreve-.
El huracán ha surgido,
¡qué estampido,
nunca vi volar un nido!

-Agárrate a la escalera,
(aquí vuela hasta mi abuela).

El viento sopla sopleta.
-¡Se cayó la veleta!
El viento sopla- ¡de pena!
se cayó la antena.

Tormenta, tormento…
Se cayó el televisor.
Se cayó el cuento…
Lo siento.
-¿Oís al viento?

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 Doce cerditos 

Ocho tetitas
tiene mi cerda,
ocho tetitas
—y orgullosa de ellas.

Doce lechoncitos
tuvo mi cerda,
ocho están gorditos
y los otros dan pena.

Cuatro biberones
para los lechones
prepara la abuela,
los cría uno a uno
con santa paciencia,
con mucho cariño,
con leche de oveja.

Los cuatro cerditos
no pueden crecer
(biberón de oveja
no les sienta bien).

En vez de gruñir
sólo dicen ¡beee!

Ilustración de Holly Hobbie

 Don pato y don pito 

(Cuento patoso)
Don Pato y don Pito
dan un paseíto.
— ¡Qué suerte, don Pito,
me encontré este güito!
Y los dos le quieren
y los dos se hieren.
Y todos se extrañan
de ver que regañan.
Y mientras se zumban,
bailando la rumba…
Viene el dueño, otro patito,
y éste se lleva su güito.
¡No discutid, muchachitos,
no discutid por un güito,
para que nunca os suceda,
lo que a don Pato y don Pito!

Poesía para niños: Gloria Fuertes

(Un güito es un hueso de una fruta, especialmente de albaricoque)

 Doña pitu piturra 

Doña Pito Piturra
tiene unos guantes,
Doña Pito Piturra
muy elegantes.

Doña Pito Piturra
tiene un sombrero,
Doña Pito Piturra
con un plumero.

Doña Pito Piturra
tiene un zapato,
Doña Pito Piturra
le viene ancho.

Doña Pito Piturra
tiene toquillas,
Doña Pito Piturra
con tres polillas.

Doña Pito Piturra
tiene unos guantes,
Doña Pito Piturra
le están muy grandes.

Doña Pito Piturra
tiene unos guantes,
Doña Pito Piturra
¡lo he dicho antes!

Poesía para niños: Gloria Fuertes

 El burro en la escuela 

Una y una, dos.
Dos y una, seis.
El pobre burrito
contaba al revés.

¡No lo sabe!
—Sí lo sé.
— ¡Usted nunca estudia!
Dígame ¿por qué?
Cuando voy a casa
no puedo estudiar;
mi amo es muy pobre
hay que trabajar.

Trabajo en la noria
todo el santo día
no me llame burro,
profesora mía.

Poesía para niños: Gloria Fuertes

 El camello cojito 

El camello se pinchó
con un cardo en el camino
y el mecánico Melchor
le dio vino.

Baltasar fue a repostar
más allá del quinto pino…
E intranquilo el gran Melchor
consultaba su «Longinos».

—¡No llegamos,
no llegamos,
y el Santo Parto ha venido!
—son las doce y tres minutos
y tres reyes se han perdido—.

El camello cojeando
más medio muerto que vivo
va despeluchando su felpa
entre los troncos de olivos.

Acercándose a Gaspar,
Melchor le dijo al oído:
—Vaya birria de camello
que en Oriente te han vendido.

A la entrada de Belén
al camello le dio hipo.
¡Ay, qué tristeza tan grande
con su belfo y en su hipo!

Se iba cayendo la mirra
a lo largo del camino,
Baltasar lleva los cofres
Melchor empujaba al bicho.

Y a las tantas ya del alba
—ya cantaban pajarillos—
los tres reyes se quedaron
boquiabiertos e indecisos,
oyendo hablar como a un hombre
a un niño recién nacido.

—No quiero oro ni incienso
ni esos tesoros tan fríos,
quiero al camello, le quiero.
Le quiero, repitió el Niño.

A pie vuelven los tres reyes
cabizbajos y afligidos.
Mientras el camello echado
le hace cosquillas al Niño.

 El cocinero distraído 

El cocinero Fernando
se pasaba el día pensando
—sin pensar en lo que hacía—
se le olvida echar la sal,
nunca pela las patatas.
Y le sale el guiso mal.

La paella sin arroz.
¡Qué atroz!
Lo peor fue el otro día…
Encerrado en la cocina,
peló viva a una gallina
y en el horno la metió…

Pasó un rato,
y la gallina gritó temblando:
—Fernando, Fernando,
o enciendes el horno
o me pones las plumas
¡que me estoy helando!

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 El dentista en la selva 

Por la mañana
El dentista de la selva
Trabajó intensamente
Con un feroche cliente.

Era el rey de la jungla,
Era un león imponente,
Con colmillos careados
Y que le faltaba un diente.

Por la tarde
Y dijo el doctor dentista
A su enfermera reciente:
-pon el cartel en la choza,
no recibo más pacientes,
ha venido un cocodrilo
que tiene más de cien dientes.

Poesía para niños: Gloria Fuertes

 El gallo despertador 

Kikirikí,
estoy aquí,
decía el gallo
Colibrí.

El gallo Colibrí
era pelirrojo,
y era su traje
de hermoso plumaje.

Kikirikí.
Levántate campesino,
que ya está el sol
de camino.

—Kikirikí.

Levántate labrador,
despierta con alegría,
que viene el día.

—Kikiriki.

Niños del pueblo
despertad con el ole,
que os esperan en el «cole».
El pueblo no necesita reloj,
le vale el gallo despertador.

Ilustración de Debi Hubbs

 El gusano sano 

Era un gusano
muy sano
—nunca tosía—

Era un gusano
muy sano
—sólo tejía—.

Sano y enano
el gusanito era
—sólo comía
hojas de morera—

El gusanito
no quería ser lo que era,
lloraba y lloraba
lágrimas de seda.

Se escondió en su capullo
para que nadie lo viera
—llorar—.

El gusanito
no quería ser gusano,
quería ser otra cosa.
Su deseo fue realizado,
se convirtió en mariposa.

— ¡Seré mariposa blanca
porque al revolotear
quiero ser y parecer
palomita de la paz!

(Cuando se desea mucho una cosa,
se consigue la cosa, hermosa.)

Ilustración de Berk Ozturk

 El león travieso 

Un león travieso,
con el rabo tieso,
dijo a la pequeña,
que iba a buscar leña:

-Soy un pobre ciego,
ya no veo veo;
cógeme la pata,
vamos de paseo.

Vente a la montaña,
y te daré castañas.
Y dijo la niña:
-¡No, no, que me engañas!

Poesía para niños: Gloria Fuertes

 La cara de doña Sara 

Se dibuja un redondel
con un lápiz o un pincel,
con mucho pelo, mucho moño,
ojos, cejas y un retoño;
nariz chata de alpargata,
las orejas como almejas,
los pendientes, relucientes,
las pestañas como arañas,
la boca de pitiminí,
Doña Sara es así.
El cuerpo, otro redondel
grande como un tonel
y en él se dibuja ahora
la falda de la señora;
las piernas flacas,
los zapatos de tacón
con hebilla y con pompón.
¡Qué señora tan señora,
Doña Sara servidora!

Ilustración de Marta Ponce

 La gallinita 

La gallinita,
en el gallinero,
dice a su amiga
—Cuánto te quiero.

Gallinita rubia
llorará luego,
ahora canta:
—Aquí te espero…

“Aquí te espero,
poniendo un huevo”,
me dio la tos
y puse dos.

Pensé en mi ama,
¡qué pobre es!
Me dio penita…
¡y puse tres!

Como tardaste,
esperé un rato
poniendo huevos,
¡y puse cuatro!

Mi ama me vende
a doña Luz.
¡Yo con arroz!
¡Qué ingratitud!

Poesía para niños: Gloria Fuertes

 La gente corre tanto… 

La gente corre tanto
porque no sabe dónde va,
el que sabe dónde va,
va despacio,
para paladear
el ir llegando.

Ilustración de Lisbeth Zwerger en el libro Alice in Wonderland

La oca loca

Doña Oca toca la ocarina,
y prefiere el lago a la piscina.
Este es su marido el Oco,
—que no está cuerdo tampoco—.

Doña Oca Plumapoca,
en el hueco de una roca,
la ocarina toca y toca.

—Esto no hay quien lo soporte,
—Dijo el Oco —su consorte.
—Esto no hay quien lo soporte.
¡Al agua patos! (¡Qué corte!)

—Esta Oca es la oca,
y nado porque me toca
—dijo el Oco.
(Nadando se quedó yerto
por no escuchar el concierto).

Y la Oca enloquecida
puso huevos sin medida.
—¡Veinte patos! ¡Qué patada!
Y yo sola, abandonada.
—dijo la Oca.

La familia numerosa,
era insoportable cosa.
Le piaban veinte patos
y pasaba malos ratos.
¡Tanto pico, tanta boca!
La Oca se volvió loca.

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 La oveja 

La oveja bala,
(a base de balidos
la oveja se comunica
con sus vecinos).

La oveja es torpe,
sólo se sabe una letra
la be.
Me dice: —Be,
Be,
Be.
(Me voy)

Poesía para niños: Gloria Fuertes

 La pata mete la pata 

La pata desplumada, cua, cua, cua,
como es patosa, cua, cua, cua,
ha metido la pata, cua, cua, cua,
en una poza. ¡Grua!, ¡grua!, ¡grua!

En la poza había un cerdito vivito y guarreando,
con el barro de la poza, el cerdito jugando.

El cerdito le dijo: saca la pata, pata hermosa.
Y la pata patera le dio una rosa.

Por la granja pasean comiendo higos.
¡El cerdito y la pata se han hecho amigos!

Poesía para niños: Gloria Fuertes

 Los doce meses 

En enero,
zambomba y pandero.
En febrero,
(San Valentín) di te quiero.
En marzo,
sortija de cuarzo.
En abril,
tararí que te vi.
En mayo,
me desmayo.
En junio,
como una vaca rumio.
En julio,
veo a mi amigo Julio.
En agosto,
mi tío bebe mosto.
En septiembre
(qué buenas notas siembre).
En octubre,
hojas secas el suele cubre.
En noviembre
el aire hace que tiemble.
En diciembre,
la nube nieva nieve.

Y durante todo el año,
que nadie nos haga daño.

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 Los Juguetes son para Jugar a Jugar 

(de verdad) 

No para Jugar a Matar (de mentira)
Las pistolas (ni de agua)
El revólver (ni de broma)
La escopeta (ni tocarla)
Los juguetes para todo
Y las armas para nada.

Ilustración de Sofia Zapata Ochoa

Los pájaros no tienen dientes 

Los pájaros no tienen dientes,
con el pico se apañan.
Los pájaros pescan peces
sin red ni caña.
Los pájaros, como los ángeles,
tienen alas.
Los pájaros son artistas
cuando cantan.
Los pájaros colorean el aire
por la mañana.
Por la noche son músicos
dormidos en las ramas.
Da pena ver a un pájaro en la jaula.

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 Los Reyes 

El león es el rey de la selva.
El gol es el rey del fútbol.
El sol es el rey del día.
El mosquito es el rey de la noche.
El cocodrilo es el rey del río.
El camello es el rey del desierto.
El tiburón es el rey del mar.
El avión es el rey de las nubes.
El rayo es el rey de la tormenta.
El malo es el rey del tormento.
El astronauta es el rey del cielo.
¡El niño es el rey de la tierra!

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 Mi cara 

En mi cara redondita
tengo ojos y nariz,
y también una boquita
para hablar y para reír.

Con mis ojos veo todo,
con la nariz hago achís,
con mi boca como como
palomitas de maíz.

Ilustración de Teresa Bellon

 Mosca y mosquito 

Soy una mosca,
me quiero casar
con un mosquito
que sepa volar.

Soy un mosquito,
me quiero casar
con una mosca
que sepa bailar.

Soy una mosca
que sabe bailar,
y el violín también sé tocar.

Ti—ri—ri—rí,
ti—ri—ri—rá;
con mis patitas
yo llevo el compás.

Soy un mosquito,
ti—ti—ri—rí;
a nadie pico,
y vivo feliz.

Poesía para niños: Gloria Fuertes

 Niños de Somalia 

Yo como
Tú comes
El come
Nosotros comemos
Vosotros coméis
¡Ellos no!

Poesía para niños. Gloria Fuertes

Nota autobiográfica

Gloria Fuertes nació en Madrid
a los dos días de edad,
pues fue muy laborioso el parto de mi madre
que si se descuida muere por vivirme.

A los tres años ya sabía leer
y a los seis ya sabía mis labores.

Yo era buena y delgada,
alta y algo enferma.

A los nueve años me pilló un carro
y a los catorce me pilló la guerra;
A los quince se murió mi madre,
se fue cuando más falta me hacía.

Aprendí a regatear en las tiendas
y a ir a los pueblos por zanahorias.

Por entonces empecé con los amores,
-no digo nombres-,
gracias a eso, pude sobrellevar
mi juventud de barrio.
Quise ir a la guerra, para pararla,
pero me detuvieron a mitad del camino.

Luego me salió una oficina,
donde trabajo como si fuera tonta,
—pero Dios y el botones saben que no lo soy—,
Escribo por las noches
y voy al campo mucho.

Todos los míos han muerto hace años
y estoy más sola que yo misma.
He publicado versos en todos los calendarios,
escribo en un periódico de niños,
y quiero comprarme a plazos una flor natural
como las que le dan a Pemán algunas veces.

 Parejas 

Cada abeja con su pareja.
Cada pato con su pata.
Cada loco con su tema.
Cada tomo con su tapa.
Cada tipo con su tipa.
Cada pito con su flauta.
Cada foco con su foca.
Cada plato con su taza.
Cada río con su ría.
Cada gato con su gata.
Cada lluvia con su nube.
Cada nube con su agua.

Cada niño con su niña.
Cada piñón con su piña.
Cada noche con su alba.

Ilustración de Terry Runyan

 Pienso mesa y digo silla 

Pienso mesa y digo silla,
compro pan y me lo dejo,
lo que aprendo se me olvida,
lo que pasa es que te quiero.

La trilla lo dice todo;
y el mendigo en el alero,
el pez vuela por la sala,
el toro sopla en el ruedo.

Entre Santander y Asturias
pasa un río, pasa un ciervo,
pasa un rebaño de santas,
pasa un peso.

Entre mi sangre y el llanto
hay un puente muy pequeño,
y por él no pasa nada,
lo que pasa es que te quiero.

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 Pobre burro 

El burro nunca dejará de ser burro.
Porque el burro nunca va a la escuela.
El burro nunca llegará a ser caballo.
El burro nunca ganará carreras.

¿qué culpa tiene el burro de ser burro?
En el pueblo del burro no hay escuela.
El burro se pasa la vida trabajando,
tirando de un carro,
sin pena ni gloria,
y los fines de semana
atado a la noria.

El burro no sabe leer,
pero tiene memoria.
El burro llega el último a la meta,
¡pero le cantan los poetas!

El burro duerme en cabaña de lona.
No llamar burro al burro,
llamarle “ayudante del hombre”
o llamarle persona.

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

Poema a la eñe 

Todo tiene eñe en España.
¡hasta España!

Eñe de coño o cigüeña que nos trae,
eñe la cizaña o la guadaña que nos lleva,
eñe la niña que nos enfría,
eñe la leña que nos calienta.

Eñe la caña con que pescamos,
eñe el paño que nos calienta,
eñe el maño que aún baila jota,
eñe la maña que maña ostenta,
eñe la uña que nos araña,
eñe extremeña.

Eñe de caño de fuente,
eñe de cuña que injerta,
eñe de añicos,
eñe de mierda,
o eñe de niño, que somos todos
los que aún latimos por un poema.

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 Soy la araña 

Soy la araña
de España
que ni pica
ni araña,
bailo flamenco
en la pestaña.

Bailo con todas mis patas.
— ¡Tacatá, tacatá!
Me columpio en mi escenario,
entre flores y canarios
en mi tela de cristal.
— ¡Tacatá, tacatá!
Y se me olvida cazar;
si se cae mosquita o mosquito
a verme bailar invito.
— ¡Tacatá, tacatá!

Soy la araña
de España,
que ni pica
ni araña.
Soy la araña andaluza
y taco taconeo
si mira la lechuza.
— ¡Tacatá. Tacatá!

Soy la araña
de España,
bailo flamenco
en la caña.
— ¡Tacatá, tacatá!

Se me ha roto la tela
de tanto bailar.

Poesía para niños: Gloria Fuertes

Timotea la fea 

Timotea era buena y fea
Timotea duerme en la azotea.
La mamá de Timotea le dice que lea.
Timotea la fea se pone a leer
lee que te lee
y se le cambia la cara,
le crecen los ojos,
se convierte en guapa.
Y a Timotea,
la fea,
¡la nombran miss europea!

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 Todo está en su sitio 

Los lobos en el monte,
los pollitos en el corral,
los peces en el agua,
los barcos en el mar.

Ya todo está en su sitio,
ya todo en su lugar.
Los niños en la escuela
y los patos a volar

Ilustración de Delphine Durand

 Una de gatos 

El gato Pirracas
estaba helado,
el gato Pirracas
vivía en el tejado.

La gata Timotea
con las patas se asea,
la gata Timotea
vivía en la azotea.

Bájate conmigo, gato;
salta, gato,
no seas pato,
tengo comida de lata,
le dijo la gata.

Ilustración de Terry Runyan

 Villancico del niño dormilón 

No te duermas, Hijo,
que están los pastores.
Ellos te traen quesos,
ellos te traen flores.

Hijo, no te duermas,
que vienen los Magos.
Melchor, si le vieras,
los ojos muy largos,
Baltasar muy negros
y Gaspar muy claros.

Hijo, no te duermas
que nace mi llanto.
No cierres los ojos,
que te está mirando
un pastor sin madre
que vino descalzo
a ofrecerte un cuenco.

Cuenco de sus manos
lleno de azulinas
de las de tus campos.

¡Hijo, no te duermas,
que te están rezando!

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

Walt Disney

(¡Qué problema tengo hermana,
ninguna palabra empieza
con uve doble,
en la lengua castellana!)

Sólo hay un nombre,
es el de un hombre,
al que todos los niños queremos,
—desde el Polo a la meseta
por artista y por poeta.

¡¡Walt Disney!!
Genial inventor,
del patito Donald,
del Dumbo orejudo,
de Micky el ratón,
y mil cuentos más
que él dibujó.
(No cabe aquí la lista,
de todas las películas
de Walt Disney el artista).

Poesía para niños. Gloria Fuertes.

 

Libros de Gloria Fuertes para niños.

Gloria Fuertes escribió infinidad de poemas dirigidos a los más pequeños, y por ello ha sido conocida como “La poeta de los niños”. Son muchos los libros que se han publicado, algunos de ellos agotados. Esta selección está presentada por orden alfabético de los nombres de los títulos, para que sea más fácil localizarlos:

365 días con animales. Editorial Susaeta

Disfruta cada día del año de los cuentos y poesías de Gloria Fuertes. Un precioso volumen que contiene algunas de sus historias más tiernas y originales, acompañadas de unas bellas ilustraciones. Aquí lo encuentras.

Libros de gloria fuertes para niños

365 glorierías infantiles. Editorial Susaeta

Este volumen ofrece al lector una estupenda selección de los cuentos más simpáticos y disparatados de la inolvidable Gloria Fuertes, que harán las delicias de grandes y pequeños. Le acompañan unas preciosas ilustraciones para hacer de su lectura un momento inolvidable. Incluye el libro Cangura para todo, por el que recibió el diploma de Honor del Premio Internacional Hans Christian Andersen en 1975. Aquí lo encuentras.

Libros de gloria fuertes para niños

Agenda escolar. Gloria Guertes. Editorial Susaeta

Libros de gloria fuertes para niños

Animales, animales. Editorial Susaeta

Gloria Fuertes sigue con nosotros gracias a sus cuentos y versos, adivinanzas o trabalenguas, gracias a sus divertidas y disparatadas historias, siempre llenas de fantasía e imaginación. Este libro hará disfrutar a grandes y pequeños, que reirán y aprenderán con sus originales textos. Aquí lo encuentras.

Libros de gloria fuertes para niños

Animales en familia. Editorial Susaeta

Versos tiernos y entrañables sobre animales en familia: la cigüeña y el cigüeño, la rana y el rano, la pájara Pinta y el pájaro Pintón, el pollito miope…, y muchos más que Gloria Fuertes te presenta con su habitual simpatía y originalidad. Aquí lo encuentras.

Libros de gloria fuertes para niños

Animales geniales. Editorial Escuela Española

Este libro es un canto a la naturaleza y al mundo animal. En un maravilloso encuentro de los animales con la naturaleza Gloria resalta el comportamiento ejemplar, las magníficas cualidades y valores eximios  dignos de imitar.

Libros de gloria fuertes para niños

Animales trabajadores. Editorial Susaeta

Gloria Fuertes te habla en este libro de los animales que más se esfuerzan día a día, pero también del viejo marinero Buenapata, o de las ferias y los mercados, y siempre con sus tiernos y divertidos versos. Aquí lo encuentras.

Libros de gloria fuertes para niños

Animalitos amigos. Editorial Susaeta

Este libro te ofrece los versos más tiernos y divertidos de Gloria Fuertes sobre tus animales preferidos de la granja: la gallinita, el gallo despertador, la vaca llorona, la cabra cabreada, los cerditos… y también de los de tu casa: el nuevo cachorro, la gata Renata, el cotorro Cascorro… Aquí lo encuentras.

Libros de gloria fuertes para niños

Aquí paz y además Gloria. Editorial Susaeta

Gloria Fuertes fue siempre una activista por la paz. Desde que la guerra le mató la inocencia (A los nueve años me pilló un carro / y a los catorce me pilló la guerra) y a su novio, fue siempre una defensora activa de la paz (Quise ir a la guerra, para pararla, /pero me detuvieron a mitad del camino). Prueba de ello es esta antología de poemas sobre las guerras y la paz, una verdadera proclama, que incluye su célebre composición en apoyo de la paz (Solo tres letras), que se repite en conmemoraciones, asambleas y reuniones pacifistas. Aquí lo encuentras.

Libros de gloria fuertes para niños

Así soy yo. Editorial Emiliano Escolar

Uno de los poemas más personales y abiertos de la autora Gloria Fuertes. En cada uno de los versos que este poema contiene nos plasma su verdadero yo, nos abre las puertas de su mundo para poder conocerla mejor. Comparte sus características tanto interiores como exteriores, dándole un toque de humor y mostrando el valor de quererse a unos mismo, acompañado de las hermosas ilustraciones de Sánchez Muñoz.

Libros de gloria fuertes para niños

Aurora, Brígida y Carlos. Editorial Escuela Española

Textos de Gloria Fuertes y dibujos de Jan Pienkowski.

Libros de gloria fuertes para niños

Bajo el sol y sin abrigo. Editorial Susaeta

Versos con ranas, con lluvia, con viento, versos en la playa y versos a la luna o a la tormenta: en este libro, Gloria Fuertes te hace reír y disfrutar hablando del tiempo. Aquí lo encuentras.

Libros de gloria fuertes para niños

Calixto, el calamar listo. Editorial Ministerio Agricultura, Pesca y Alimentación

Una historia de amor y amistad sin importar las diferencias físicas.

Libros de gloria fuertes para niños

Libros de gloria fuertes para niños Libros de gloria fuertes para niños

Canciones para niños. Editorial Escuela Española

Libros de gloria fuertes para niños

Candelita. Editorial Unión Gráfica

Candelita fue un proyecto con textos de Gloria Fuertes, para un largometraje ilustrado por José Ramón Sánchez y dirigido por Francisco Macián, conocido principalmente por la película de “La Familia Telerín“. El film al final no se materializó, pero sí una edición de un libro con el mismo nombre. Hoy “Candelita” es un libro de coleccionista, difícil de encontrar.

Libros de gloria fuertes para niños Libros de gloria fuertes para niños

Cangura para todo. Editorial Lumen

Esta obra recopila diez conocidos cuentos de Gloria Fuertes en los que muestra su sensibilidad y en los que descubre a los niños un mundo lleno de camellos que querían ser jirafas, gatos que pintan como Picasso o, como en el cuento que da título a toda la obra, canguras que sirven para todo.

Libros de gloria fuertes para niños

Chupachús. Editorial Susaeta

Este volumen ofrece al lector chistes, canciones, poesías, acertijos… de la inolvidable Gloria Fuertes, que harán las delicias de grandes y pequeños, y los sorprenderán y atraparán con su poesía fresca y original. Le acompañan unas preciosas ilustraciones para hacer de su lectura un momento inolvidable. Aquí lo encuentras.

Libros de gloria fuertes para niños

Chupilandia. Editorial Susaeta

Gloria Fuertes nos vuelve a traer una de sus divertidas composiciones en verso con las que los niños aprenden a valorar la creación literaria y, además, se les va introduciendo en el maravilloso mundo de la lectura. Hacerlo con versos divertidos es, seguro, la mejor forma de enseñarles a amar el mundo de las letras de una forma amena y llena de magia.

Este poema nos evoca a un época llena de magia y dulzura, donde todo son golosinas y los niños pueden comerlas siempre que quieran. Un mundo creado por y para los niños de la mano de la gran poeta Gloria Fuertes.

Libros de gloria fuertes para niños

Coco-loco. Poco-loco. Editorial Escuela Española

Recopilación de cuentos divertidos para niños con unas ilustraciones muy coloridas para hacer llegar el texto y su mensaje a los más jóvenes. Diferentes historias llenas de la peculiaridad dulzura y armonía de Gloria Fuertes que nos comparte historias como: los descubrimientos que hace el curioso Cocoloco, que estaba un poco loco, o las aventuras de las princesas traviesas.

Unos cuentos llenos de diversión y entretenimiento pensado para pasar un buen rato con los niños y familiarizarles con la lectura.

Libros de gloria fuertes para niños

Coleta. La poeta. Editorial Miñón

Las obras de Gloria Fuertes las conocen pequeños y grandes. A los niños les ha dedicado una parte importante de la misma (15 libros de poesía, 5 obras de teatro y algunos cuentos), cosa no habitual en los autores españoles. Toda su obra tiene una característica muy peculiar: aunar el humor y la ternura. De COLETA no queremos decir nada, lo dice ella misma en la presentación que, a modo de prólogo, se incluye en el libro.

Coleta la poeta nos muestra siete cuentos breves protagonizados por Coleta, una niña extrovertida y llena de vida que vivirá numerosas aventuras con diferentes animales.

Libros de gloria fuertes para niños

Coleta payasa ¿qué pasa? Editorial Miñón

Ya conocemos a Coleta que quería ser actriz, niñera, periodista y patinadora, y ahora quiere ser payasa, porque para ella hacer reír es una obra de caridad. En este libro Gloria Fuertes nos ofrece la Canción de los amigos de Coleta, que tiene letra, pero no música, por lo que anima al lector a crear una melodía para ella.

“Coleta se asoma, por la puerta de lona, del Circo Coco Drilo.
– Buenas. ¿Es usted el director del Circo Coco Drilo?
– Sí. ¿Qué quieres?
– ¡Quiero ser payasa!”

Libros de gloria fuertes para niños

Con alegría. Antología. 50 años de poesía.  Editorial Escuela Española

Libros de Gloria Fuertes para niños

Cuenta hasta nueve, ¿te atreves? Editorial Susaeta

En este libro, encontrarás los versos más locos de Gloria Fuertes para aprenderse los números del 1 al 9, las vocales y los colores más bonitos. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Cuentos, cuentos, cuentos. Editorial Susaeta

Este volumen ofrece al lector una estupenda selección de los cuentos más simpáticos y disparatados de la inolvidable Gloria Fuertes, que harán las delicias de grandes y pequeños. Le acompañan unas preciosas ilustraciones para hacer de su lectura un momento inolvidable. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Cuentos de animales. Editorial Susaeta

Libros de Gloria Fuertes para niños

Cuentos de niños. Editorial Susaeta

Lee y disfruta de los cuentos de niños como Tadeo, o Pelines, o Pititón, el niño mago, o Ben-Gala, el moro desmemoriado, o el niño somalí, que te cuenta Gloria Fuertes con sus tiernos y originales versos. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Cuentos de risa. El perro Picatoste y otros cuentos. Editorial Susaeta

Este volumen ofrece al lector una estupenda selección de cuentos de risa, relatos locos y llenos de humor de la inolvidable Gloria Fuertes, que harán las delicias de grandes y pequeños. Le acompañan unas preciosas ilustraciones para hacer de su lectura un momento inolvidable. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Cuentos enanos. Editorial Susaeta

En este libro, Gloria Fuertes te cuenta cuentos divertidísimos de personajes extrardinarios, como el fantasma asustado o el pirata Patapalo Metepata, de animales charlatanes, como una conversación entre moscas o dos mariposas, y de personas corrientes y molientes, como Coleta la patinadora o una mascota y su dueño. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Cuentos para 365 días. Editorial Susaeta

Los mejores cuentos de Gloria Fuertes están reunidos en este volumen para que tengas 365 días de imaginación y aventura. ¡Un cuento para cada día del año! Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Cuentos sorprendentes. Editorial Susaeta

Cuentos muy breves y otros un poquito más largos, historias divertidas y disparatadas de Gloria Fuertes que te harán reír y te sorprenderán. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Diccionario estrafalario. Editorial Susaeta

Un diccionario diferente, ameno, divertido, en el que la autora describe, con el humor y la originalidad que le caracterizan, animales, alimentos, objetos, colores, y todo lo que te puedas imaginar. Un gran libro para regalar y disfrutar en familia. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Don Pato y Don Pito. Editorial Escuela Española

Libros de Gloria Fuertes para niños

Donosito, el oso osado. Editorial Emiliano Escolar

Un cuento divertido sobre donosito y una hermosa y presumida osa. Gloria Fuertes vuelve a sorprender y encandilar a los jóvenes con la mezcla de sus palabras, con rimas divertidas que aseguran enganchar y entretener a todo aquel que lo lea, todo ello acompañado por unas ilustraciones tiernas y divertidas que acompañan la historia.

“OSA: ¡Qué alegría, Donoso! ¡Tú por estos parajes pavorosos! Te invito a mi guarida. OSO: (Esta osa es coqueta y presumida). Te veo muy osada, pareces una osita enamorada, osa hermosa… dime una cosa.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Doña Pito Piturra. Editorial Susaeta

Libro de poesías sonoras, alegres, pegadizas, deliciosas para los niños…y los mayores. Porque Gloria Fuertes cree que el mundo sería mejor si los adultos fueran un poco niños. Y por eso escribe cosas como: “Yo me marcho a la guerra/ para pararla”. Con multitud de ilustraciones.

Sin duda, este libro está hecho para los más pequeños de la casa, usa un lenguaje sencillo y cercano, con muchas repeticiones y rimas para atraer a los más jóvenes a la lectura mientras recitan una y otra vez los poemas.

Libros de Gloria Fuertes para niños

El abecedario de don Hilario. Editorial Miñón

Don Hilario nos va definiendo varias palabras ordenadas alfabéticamente. Las palabras seleccionadas no son nada habituales ni corrientes, son escogidas por la imaginación y el ingenio de la autora.

Don Hilario,
leía cuentos a diario.
Don Hilario,
tenía un dromedario,
en el armario.
Don Hilario,
me ayudó a escribir
este abecedario.

El título tan emblemático El abecedario de don Hilario, después de más de una década vuelve a editarse en una edición especial por la Fundación Gloria Fuertes y con nuevas ilustraciones de mano de Carmen García Iglesias. Don Hilario nos muestra su particular abecedario, eligiendo las palabras con un gran ingenio e imaginación. En él se ofrece una nueva visión sobre el elemento descrito, ya sea un animal, un objeto cotidiano o un elemento del medio ambiente, componiendo poemas para cada una de las letras Fuertes. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

El camello cojito. Auto de los Reyes Magos. Ed. Escuela Española (reeditado por Bruño)

En esta historia de Navidad, los Reyes Magos van a visitar al Niño… ¡con un camello muy especial! Un simpático “Auto de los Reyes Magos” creado por la poeta favorita de los niños: la gran Gloria Fuertes. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños Libros de Gloria Fuertes para niños

El cuarto del bebé. Editorial SM

El bebé niña se despierta por la mañana, y desde ese momento no paran de pasar los más diversos animales por su habitación. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

El domador mordió al león. Editorial Escuela Española

Este libro nos muestra un cambio de papeles entre el domador y su león, una historia llena de humor para leer y compartir con los más jóvenes. Gloria Fuertes nos comparte un relato donde la diversión está garantizada, sus relatos llaman la atención de los más pequeños que no querrán paran de escuchar este cuento. ¡Aquí tenéis al domador que se comió un brazo del león!

Libros de Gloria Fuertes para niños

El dragón tragón. Editorial Escuela Española

Un cuento divertido, ameno y fácil de leer. En esta ocasión la autora, Gloria Fuertes, nos muestra las cualidades y la vida de un dragón de lo más glotón, acercando a los niños uno de los animales fantásticos más feroces de la historia de una manera más cómica y divertida. Aquí lo puedes encontrar.

“El Dragón estaba hablando con el Koala. DRAGÓN: En todos los periódicos del mundo me llaman monstruo. ¿Sabe usted lo que es un monstruo? EL KOALA: . DRAGÓN: ¿Soy yo un monstruo? EL KOALA: No. DRAGÓN: ¿Lo ve? ¡Estoy harto, cansado de que me saquen fotos, no me dejan ni sacar la gaita para respirar! EL KOALA: ¡Qué gaita!… ¿Qué gaita?

Libros de Gloria Fuertes para niños

El gran libro de los animales. Editorial Susaeta

Este libro repleto de imaginación y poesía hará las delicias de los más pequeños. Recoge gran parte de las rimas que Gloria Fuertes dedicó al mundo animal, que fueron muchas y muy aplaudidas, y que se presentan acompañadas de ingeniosas ilustraciones. En este animalario disparatado, compuesto de poesías, acertijos y fragmentos teatrales, veremos desfilar a una serie de tiernas y cómicas criaturas que nos harán reír con sus historias y curiosas circunstancias: la dragona Ramona, el gusano sano, el murciélago aviador. ¡Bienvenidos al mundo mágico de Gloria Fuertes! Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

El hada acaramelada. Editorial Escuela Española

El hada acaramelada, publicado en el año 1973, y que abre con el cuento-poema del mismo título. Cuentos y poemas llenos de ternura y amor por la infancia, pero en los que el adulto podrá descubrir todo el dolor y la tristeza que Gloria sintió de niña, esa parte oscura que también contaba con humor e ironía. Una delicia de libro acompañado por las magníficas ilustraciones de Rocío Martínez. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

El libro de Gloria Fuertes para niñas y niños. Versos, cuentos y vida. Blackie Books

Versos, cuentos y vida.  La literatura infantil de Gloria Fuertes en una edición para toda la vida. Una defensa de la infancia y de los sueños por encima de todas las cosas. 384 páginas, con 139 poemas y cuentos, todos los grandes clásicos gloristas y material inédito. Aquí lo encuentras.

Algunos de los materiales inéditos y en exclusiva que incluye este volumen son:

– Un prologuillo escrito por Gloria Fuertes  a mediados de los 80 para una antología que jamás se publicó.
– Cartas de las niñas y niños que Gloria recibió a lo largo de los años en su buzón.
– Una carta abierta a todos los maestros firmada por la poeta.
– Una selección de algunos de los poemas escritos por las niñas y niños que participaron en el Premio de Poesía Infantil Gloria Fuertes a lo largo de todas sus ediciones.
– Fotografías personales  de la autora junto a sus fans más pequeños.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Libros de Gloria Fuertes para niños Libros de Gloria Fuertes para niños Libros de Gloria Fuertes para niños Libros de Gloria Fuertes para niños Libros de Gloria Fuertes para niños Libros de Gloria Fuertes para niños

El libro de las flores y los árboles. Editorial Susaeta

En este libro de Gloria Fuertes podrás leer versos de todo tipo sobre jardines, jardineros, flores, árboles y hasta de un coro de pájaros que cantan sobre las ramas de un bello árbol. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

El libro loco. De todo un poco. Editorial Escuela Española

En este volumen vemos recogidos poemas de todo tipo creados por la autora Gloria Fuertes, llenos de diversión y aprendizaje que acercará a los niños y a los adultos a la lectura. Acompañado de unas preciosas y divertidas ilustraciones en relación con el poema para hacer más fácil su entendimiento y llamar la atención de los niños.

Como siempre, la desbordante imaginación de Gloria Fuertes está constantemente plasmada en cada uno de ellos y las aventuras que corren los protagonistas son la prueba de ello.

Libros de Gloria Fuertes para niños

El perro que no sabía ladrar. Editorial Escuela Española

Recopilación de cuentos de la famosa autora para niños Gloria Fuertes, una reunión de diferentes cuentos plasmando su amor por los animales y su peculiar forma de otorgarles cualidades humanas o simplemente desafianzo su propia naturaleza, que nos traen buenas y hermosas moralejas en cada uno de ellos.

Otro recopilatorio de sus versos donde los animales son los protagonistas, nos los presenta y nos hace encariñarnos con ellos, para que luego les acompañemos en sus disparatadas aventuras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

El pirata Mofeta y la jirafa coqueta. Editorial Escuela Española

Un cuento precioso para compartir con los más pequeños, donde nos muestra un gran aprendizaje, no dejarse llevar por las apariencias y el valor de ayudarnos unos a los otros.

No todos los piratas son malos. Eso pensó la jirafa cuando el pirata Mofeta y su tripulación la liberaron del montón de joyas que llevaba en el cuello y que le oprimían tanto la garganta que apenas si podía tragar. Los piratas se llevaron el tesoro y la jirafa se sintió feliz sin aquellas grandes y pesadas joyas. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños Libros de Gloria Fuertes para niños

Genialidades de Gloria sobre los animales. Editorial Susaeta

En este libro podrás leer las ideas más geniales de Gloria Fuertes sobre los animales, la Naturaleza, las profesiones, las partes del cuerpo… Todas son frases y reflexiones breves y muy locas, ¿quieres conocerlas? Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños Libros de Gloria Fuertes para niños

Gloria Fuertes para niños. Editorial Susaeta

Esta antología, preparada con dedicación, algunas dudas y mucho cariño, ofrece al lector de cualquier edad un poco de juego, de reinvención, de disparate, de ingenio, de sorpresa, de humor…, pero también contenidos profundamente humanos, morales: amor, soledad, pobreza, dolor, justicia, paz, Dios. Este volumen esconde, en sus 170 páginas deliciosamente ilustradas, la ternura y el cariño de la escritora más amiga de los niños y la mujer que revolucionó la poesía infantil en la segunda mitad del siglo XX. Aquí la encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Gloria Fuertes os cuenta cuentos de animales. Editorial Susaeta

Un libro que cuenta los más divertidos cuentos de animales escritos por esta brillante autora, acompañados por un CD ¡para oírlos mejor!

Libros de Gloria Fuertes para niños

Glorierías y poesías de animales. Editorial Susaeta

Una original ensalada compuesta por algunos de los siguientes ingredientes: ocurrencia, chispa, sorpresa, humor, malabarismo verbal, pero también sentencia profunda, consejo, confidencia… Una fantástica recopilación de algunas de las mejores poesías de nuestra gran autora para niños Gloria Fuertes, ilustradas con simpatía y originalidad.

Libros de Gloria Fuertes para niños

La ardilla y su pandilla. Editorial Escuela Española

Un cuento en verso de lo más divertido, donde se presentan diferentes animales que pertenecen a una panda de amigos, con él Gloria Fuertes, pretendía divertir y entretener a los más jóvenes de la casa. Como en sus otras obras, les otorga a los animales cualidades humanas.

“La Ardilla se llamaba Pilla. Y estos eran sus amigos, su Pandilla: Robertito el panda, – jefe de la panda. Don Leoncio era el León – y siempre decía lo mismo: tengo melena, pero no soy hippy. Pitocama, el pato dormilón, – que no quería acabar de nacer y se pasaba todo el día en el huevo. Don Pingüino el Elegante, – profesor de patinaje, de etiqueta lleva el traje. La tortuga Caraoruga, – tardía pero segura, Resistente y caradura, siempre decía lo mismo: ¡Ay, qué otoño! Don Elefante el Cantante, – toca la trompeta con guante. La jirafa Campanera, – limpia y barre los tejados sin usar una escalera. Y Muchomichi el Mochuelo, – sabe observar en la tierra, sabe volar en el cielo.”

Libros de Gloria Fuertes para niños

La gata Chundarata y otros cuentos. Editorial Videosistemas

Recopilación de cuentos divertidos e ingeniosos de la autora y poeta Gloria Fuertes, donde nos presenta diferentes animales con cualidades humanas, en situaciones de lo más alocadas.

“Esta gata, es La gata Chundarata y La gata Chundarata son unos cuentos que he escrito para vosotros. Un día me compré un cuaderno gordo y un bolígrafo fino y me puse a mirar, a observar, a pensar, y después a escribir, y salió mi gata para que ustedes lo pasen bien, para que lo paséis divertido, tanto o más, como yo lo pasé al escribirlos.”

Libros de Gloria Fuertes para niños

La momia tiene catarro. Editorial Escuela Española

Nos encontramos en Egipto, donde vive la momia dentro de su pirámide. Una vez más la imaginación de Gloria Fuertes nos desborda y nos lleva a lugares exóticos y situaciones fuera de toda lógica. Es como si construyese su propia realidad, que nada tiene que ver con la que ha vivido.

Libros de Gloria Fuertes para niños

La naturaleza. Editorial Susaeta

En este libro, Gloria Fuertes nos habla con sus clásicos y originales versos de la naturaleza que más cerca tenemos: el mar, el río, el sol, la lluvia y Adán y Eva, versos y paisajes para que pintes tú mismo lo que ves a tu alrededor. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

La noria de Gloria: lecturas. Editorial Magisterio Español

A lo largo de este libro descubriremos de una forma creativa ¿Como se hace un camello? y ¿cómo se hace una estrella? también ¿cómo se dibuja un buzo?

Gloria nos cuenta que con todo se puede hacer algo, hasta con un cero, y también nos dice que todo espera que te espera, como el huevo que espera ser pollito.

Nos enseña muchas cosas, así, con el juego de Aravaca, nos hace un recorrido por los pueblos de la comunidad de Madrid (aunque haciendo algunas trampillas pues cambia algunos nombres para que sea más divertido). Aprenderemos qué es el sol, y cómo debe ser un buen perro con Don Don y su bombón Con Sabor a saber descubriremos qué frutos dan algunas flores, además nos enseñará educación vital.

Conoceremos a El Ciempiés Ye-Yé que quería tocar el saxofón y la historia triste del Pez llorón, además de a otros divertidos animales.

Encontraremos seres fantásticos y entrañables como El espantapájaros que tenía un nido de pájaros en el corazón, a La Pepona que todos los años les pedía a los Reyes que le echaran una niña o a El Hada Acaramelada que regalaba yoyós y caramelos. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Libros de Gloria Fuertes para niños

La oca loca. Editorial Escuela Española (reeditado por Kalandraka)

“Poemas de La Oca Loca” -cuyo original se publicó en 1978- es una selección de 25 composiciones de la inolvidable poeta de los niños. Sus rimas alegres, sorprendentes y absurdas, repletas de repeticiones y juegos de palabras, forman parte de la memoria colectiva de toda una generación de jóvenes y adultos, y han calado también en los niños y niñas del siglo XXI.

Es importante que los niños lean poesía. Y más que importante, es necesario”, decía Gloria Fuertes. Cuarenta años después, ese entrañable legado literario con el que la autora quería “divertir al público infantil”, sigue conservando “toda su gracia y su frescura”, sostiene el poeta Antonio Rubio, co-autor de esta antología.

Página a página, estos singulares poemas -que se caracterizan por sus imágenes sorprendentes, las sonoridades saltarinas y los ritmos de vértigo- proponen completarse con un dibujo: animales, personajes, oficios, paisajes, objetos que quieren cobrar vida al ritmo de la rima, siguiendo el fluir de los versos. Las sencillas ilustraciones de Miguel Ángel Pacheco acompañan las composiciones con trazos firmes y de línea clara, figuras planas y redondeadas, que rellena con punteados y rayas para dotarlas de profundidad y perspectiva. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Libros de Gloria Fuertes para niños

La pájara pinta. Editorial Alcalá

Libros de Gloria Fuertes para niños

La pata mete la pata. Editorial Escuela Española

Este volumen ofrece al lector una estupenda selección de cuentos de animales de la inolvidable Gloria Fuertes, que harán las delicias de grandes y pequeños, y los sorprenderán y atraparán con su prosa fresca y original. Le acompañan unas preciosas ilustraciones para hacer de su lectura un momento inolvidable. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

La poesía no es un cuento. Editorial Bruño

Como un director de teatro, la autora levanta el telón, mueve las bambalinas y maneja los personajes, que son las palabras. Luego las lanza al escenario: unas veces con doble sentido, otras recortadas o añadidas, pero siempre con fuerza. Así llega hasta nosotros y nos hace saborear poemas dulces y amargos, breves o largos, y palabra a palabra cala en el corazón. Su estilo difícilmente cabe en etiquetas y clasificaciones. A Gloria Fuertes le gustaba decir que vivía del cuento, que luchaba y rezaba por la paz. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

La selva en verso. Editorial Susaeta

El libro es presentado por la propia autora y nos explica todos los animales a los que les ha dedicado un divertido poema: el oso perezoso, el oso goloso, Bartolo en el polo, la pulga Federica o la golondrina que comía potitos.

Libros de Gloria Fuertes para niños

La tabla de multiplicar en verso. Editorial Susaeta

Con este título han sido reeditadas las tablas de multiplicar que Gloria compuso y que fueron recogidas en 1984 con el título de Yo contento, tú contenta, qué bien me sale la cuenta.

Tanto para niños más pequeños, como para aquellos otros que ya empiezan con sus tareas escolares, Gloria tiene una variedad inmensa de poemas que, divirtiéndoles, van a hacer que aprendan algunas normas básicas para continuar con sus estudios. Versos que hablan de ortografía o esos otros que les enseñan las tablas de multiplicar como si estuvieran cantando y que, seguramente, van a quedar prendidas a su memoria para el resto de su vida. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Libros de Gloria Fuertes para niños

La tabla del cinco

El chichón vive en la frente
el lactante tiene un diente
el miope tiene lente,
autogiro el presidente.

Cinco por una es cinco
gorgorito pinto pinto.

Cinco por dos son diez,
en el pozo vive un pez.

Cinco por tres son quince,
en el bosque vive un lince.

Cinco por cuatro, veinte,
el chichón vive en la frente.

Cinco por cinco, veinticinco,
gorgorito pinto pinto.

Cinco por seis, treinta,
caramelito de menta.

Cinco por siete, treinta y cinco,
a caramelo yo te invito.

Cinco por ocho, cuarenta,
la vaca nunca se sienta.

Cinco por nueve, cuarenta y cinco,
gorgorito pinto pinto.

Cinco por diez, cincuenta,
ya hemos perdido la cuenta.

Las adivinanzas de Gloria Fuertes. Editorial Susaeta

Con Gloria Fuertes aprendimos que la palabra poesía está en la calle, dentro de todas las personas y adornando cualquier objeto cotidiano que rodea nuestra vida.

En este libro encontramos unos acertijos muy divertidos, según su propio estilo, pero que siguen respetando el misterio de las adivinanzas clásicas. Gloria Fuertes vuelve a apasionarnos con sus versos, animándonos a leer y conocer las palabras de una forma única. Un conjunto de adivinanzas llenas de magia y diversión para entretener a todo tipo de lectores. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Libros de Gloria Fuertes para niños

Las preguntas y respuestas de Gloria. Editorial Susaeta

¿Sabes por qué llora el cielo? Porque las nubes no le dejan ver el suelo. Y ¿qué es un león? Un señor que lee mucho. Gloria Fuertes pregunta y responde con sus divertidos y originales versos. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños Libros de Gloria Fuertes para niños

Las tres reinas magas (teatro en verso). Editorial Escuela Española

¿Por qué no iban a ir las mujeres de los Reyes Magos a ver al niño? Esto fue lo que se planteó Gloria Fuertes al escribir esta obra, donde nos propone una divertida obra de teatro.

La lectura de las Tres Reinas Magas es positiva por muchas razones. En primer lugar, porque con ella, los más pequeños se adentran en la obra de Gloria Fuertes, tan querida por los niños de ayer como desconocida para los de hoy en día. En segundo lugar, porque nos aporta una forma distinta de ver a los Reyes Magos con lo que ello supone: aplicar la tan necesaria perspectiva de género a nuestra realidad y de forma tan sencilla como amena y disparatada.

Eso sí, tengamos en cuenta que esta divertida historia elaborada en forma de obra de teatro navideña, se publicó en el año 1990 y por ello, su reivindicación del género se realiza desde el punto de vista de las mujeres como esposas de los tres Reyes Magos tradicionales, y no con la intención verdadera de reclamar una personalidad femenina a sus majestades. O tal vez si (y cito: “Somos las reinas de Oriente. Por primera vez en la historia venimos nosotras a darte Gloria (…)”, en Las tres reinas magas, Editorial Escuela Española, Madrid, 1990, pag.34) y debido a la época a la que pertenece, su autora no se atreviese a dar ese paso definitivo porque hubiera sido considerado como una auténtica revolución social. Sea como fuere, la obra es divertidísima y hará pasar a los más pequeños un rato extraordinario, al mismo tiempo que les abrirá la mente a dicha posibilidad de forma amable, rítmica, pacifista y solidaria:

Te traemos sus presentes/–son los de siempre–/incienso,/mirra,/y un poco de oro para tus pastores,/–que son los que más lo necesitan” (Las tres reinas magas, Editorial Escuela Española, Madrid, 1990, pag.35). Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Libros de Gloria Fuertes para niños

Lo primero es lo primero. Lo primero es el Belén. Editorial Susaeta

Libros de Gloria Fuertes para niños

Los buenos salvajes. Editorial Susaeta

Un libro que recoge los diferentes cuentos y relatos de una de las grandes autoras y poetas del siglo pasado. Centrada en los animales y en darles un toque humano e imaginativo, nos muestra una forma muy particular, la vida de unos animales comunes y únicos, que tendrán que enfrentarse a unas situaciones de lo más divertidas y surrealistas. Centrada siempre en el fomento a la lectura para los niños.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Los mejores cuentos de Gloria Fuertes. Cuentos largos y breves. Editorial Susaeta

Un gran libro para todos, lleno de ilustraciones simpáticas e imaginativas, que nos hará pasar un buen rato leyendo los mejores cuentos de Gloria Fuertes, siempre divertidos, originales y sorprendentes. Un volumen que no debe faltar en nuestra biblioteca. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Los mejores versos de Gloria Fuertes. Editorial Susaeta

Un gran libro para todos, lleno de ilustraciones simpáticas e imaginativas, que nos hará pasar un buen rato leyendo los mejores versos de Gloria Fuertes, siempre divertidos, originales y sorprendentes. Un volumen que no debe faltar en nuestra biblioteca. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Me crece la barba. Reservoir Books

Con motivo del centenario de su nacimiento, el legado de Gloria Fuertes ha vuelto a salir a la luz con más fuerza que nunca. La poeta necesaria del amor, la injusticia, el anhelo y la soledad, sus versos deberían resonar con más fuerza que nunca y quedarse en el lugar que se merece.

Es ésta una antología libre en la que se reúne una amplia muestra de su producción poética para adultos, tan injustamente olvidada, y para niños, que jamás ha tenido el reconocimiento que se merece. Colocados en una suerte de pasajes vitales (que no necesariamente cronológico) de la autora, los poemas de “Me crece la barba” nos llevan al mundo de Gloria, la única Gloria, que tanto escribe para chicos como para grandes. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Monto y Lío se encuentran a su tío. Editorial  Montolio

Libros de Gloria Fuertes para niños

Monto y Lío se meten en un lío. Editorial  Montolio

Libros de Gloria Fuertes para niños

Monto y Lío se meten en el río. Editorial  Montolio

Libros de Gloria Fuertes para niños

Nanas para leer en la cama. Editorial Susaeta

Duérmete tú y duerme a tus muñecos con estas preciosas nanas que te cuenta Gloria Fuertes. Duerme también con sus versos a los monstruos y animales que estén despiertos, a la gata Chundarata o al lirón Careto, al mono bonito o incluso ¡al Coco! Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Paca, la vaca flaca. Editorial Escuela Española

Las humorísticas aventuras de Paca, la vaca flaca que vive en un prado y su interacción con otros animales de diferentes características.

Otro cuento divertido, ameno y lleno de grandes enseñanzas para los más pequeños, de la única e inigualable Gloria Fuertes, donde de nuevo demuestra su peculiar mundo e imaginación a través de un animal que experimenta diferentes situaciones de lo más extravagantes y llenas de humor para entretener a los más jóvenes, todo ello con unas ilustraciones divertidas que acompañan al texto. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Libros de Gloria Fuertes para niños

Pelines. Editorial Miñón

Pelines es un niño de seis años que «vive con su tía Paca y su abuela Manuela». Este libro nos cuenta lo que le pasa a Pelines en doce historias cortas que le ocurren a lo largo del año.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Pensamientos, refranes y apariencias. Editorial Susaeta

Disfruta leyendo estas bonitas reflexiones de Gloria Fuertes sobre el amor, la amistad, la poesía, los animales… y los refranes de las estaciones y los meses del año que nos enseña con su habitual simpatía y originalidad. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Pienso mesa y digo silla. Editorial Susaeta

Un recopilatorio de versos que nos transmiten un toque absurdo y surrealista a nuestra realidad, donde todo es inesperado y lleno de la gran imaginación de la gran autora Gloria Fuertes.

Poesías recogidas de una autora siempre centrada en sus ideales en los niños, en acercarles la poesía y los cuentos cada día y noche a sus a casas para trasmitirles esa pasión por la letras y poder hacer llegar al mundo su forma de ver la vida.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Piopio Lope y el pollito miope. Editorial Escuela Española

Un libro de cuentos de Gloria Fuertes, recopilados en un mismo volumen y con el nombre de uno de los cuentos en su interior. En Piopío Lope la autora Gloria Fuertes nos presenta a un pollito miope. Tan miope que nació con gafas, vive en un corral y solo sueña con escapar de él y vivir feliz y libremente en el exterior con su tía. Las otras gallinas le ignoran y el pobre pollito come solo y siempre escondido debajo de su madre o su tía, pero un día el corral es arrasado por una ola y este será el comienzo de la aventura de nuestro pollito Piopío Lope.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Pirulí. Versos para párvulos. Editorial Escuela Española

Libros de Gloria Fuertes para niños

Plumilindo (el cisne que quería ser pato). Editorial Escuela Española

Un cuento lleno de un hermoso mensaje, trata el tema de quererse a uno mismo tal y como es. Con cierto parecido al clásico del Patito feo, en este caso nuestro cisne quiere ser un pato y salir de su estanque. Un cuento con grandes enseñanzas, con anhelo y sueños, con un gran sentido de la vida y que hay que tener ganas de vivir sin ningún miedo o remordimiento.

Un cuento muy especial donde la autora Gloria Fuertes enseña a los más jóvenes a valorarse a uno mismo, a dejar las apariencias a un lado y seguir adelante. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Profesiones de ayer y de hoy. Editorial Susaeta

Gloria Fuertes te describe con los versos más divertidos las profesiones de ayer y de hoy: un paracaidista, un pastor, un explorador, un domador de circo…, ¡hasta un submarinista sin paraguas o el rey de los helados! Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

¡Qué patas tiene el tiempo! Editorial Susaeta

Gloria Fuertes te cuenta en verso la historia del tren de vapor de los tatarabuelos, te habla de los niños de ayer y de hoy, de don Segundo o de los días de la semana, de los meses o de las estaciones, y hasta de lo que pasará después de esta vida. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Querer es poder. Editorial Susaeta

Tiernos y simpáticos versos de la genial gloria Fuertes que nos enseñan que si uno quiere, puede. Un pato, un pájaro, un pulpo, un pollito, un ciempiés… todos consiguen lo que se proponen. Y tú también puedes, si quieres, reír, aprender ortografía, y mucho más. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

¿Qué será, será? Editorial Susaeta

Geniales preguntas y divertidas respuestas de Gloria Fuertes, que escribió pensando en los niños…

Libros de Gloria Fuertes para niños

Tanto amas, tanto vales. Editorial Susaeta

A través de la poesía de Gloria Fuertes se enseñan valores y aprendizajes como pueden ser la amistad, la paz , que las apariencias engañan, etc.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Libros de Gloria Fuertes para niños Libros de Gloria Fuertes para niños Libros de Gloria Fuertes para niños

Trabalenguas para que se trabe tu lengua. Editorial Susaeta

Gloria Fuertes sigue con nosotros gracias a sus cuentos y versos, adivinanzas o trabalenguas, gracias a sus divertidas y disparatadas historias, siempre llenas de fantasía e imaginación. Este libro hará disfrutar a grandes y pequeños, que reirán y aprenderán con sus originales textos. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Tres tigres con trigo. Editorial Yubasta

Un cuento creado por la autora y poeta Gloria Fuertes, en él se puede ver la ideología que siempre ha tenido la autora a lo largo de su vida. En él plasma su amor por los animales y el medio ambiente. Se trata de un cuento en el que tres tigres y un niño son los protagonistas de una gran amistad, se ubica en la selva y muestra el valor de cuidar a los seres vivos ya sean animales o plantas.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Un pulpo en un garaje. Editorial Susaeta

Recoge nueve cuentos breves, unos en prosa y otros en verso, de Gloria Fuertes. Protagonizados por ciempiés, abubillas, leones… Y un pulpo en el garaje. El pulpo estaba vivo pero muerto de miedo en aquella inmensa jaula que olía a gasolina, el pulpo no sabía que olía a gasolina, y cada vez respiraba peor. El pulpo recorría aquel siniestro lugar tropezando con coches, camiones y sin encontrar un cubo de agua que llevarse a la boca.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Versos con moraleja. Editorial Susaeta

Gloria Fuertes nos enseña lo que hay que evitar. No discutir, no estar triste, conducir bien, cruzar bien la calle… y lo que hay que procurar: tener buen humor, ser generoso, amar a los demás… Disfruta de estos tiernos y simpáticos versos y de sus alegres ilustraciones. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Versos de Gloria para jugar con los más pequeños. Editorial Susaeta

Contiene poemas de Gloria Fuertes con divertidas y bellas ilustraciones. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños Libros de Gloria Fuertes para niños

Versos fritos. Editorial Susaeta

La poesía está a veces en un rincón de la cocina, en el armario, en el espejo del cuarto de baño, en la calle que se ve desde la ventana o en las historias que nos cuentan algunos amigos. Esta es otra recopilación de la selección de versos de la gran poeta Gloria Fuertes, sencillamente geniales para compartir grandes momentos en familia, para que disfruten todos los niños y no tan niños, enfrascándose de una lectura llena de poesía. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Versos ingeniosos y cuerdos. Editorial Susaeta

Gloria Fuertes te enseña en este libro unos divertidísimos versos, unos más alocados y otros algo más cuerdos, pero todos igual de tiernos y originales. Poemas llenos de animales que tienen que pasar por diferentes situaciones y adaptarse a ellas para poder superarlas, todos ellos con un gran mensaje didáctico para hacer llegar a los jóvenes mientras se divierten en la inmersión de las palabras y los versos, que con tanto cariño, ha creado la autora. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Versos para dibujar. Editorial Susaeta

Gloria Fuertes sigue con nosotros gracias a sus cuentos y versos, adivinanzas o trabalenguas, gracias a sus divertidas y disparatadas historias, siempre llenas de fantasía e imaginación. Este libro hará disfrutar a grandes y pequeños, que reirán y aprenderán con sus originales textos. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Libros de Gloria Fuertes para niños

Versos para jugar al teatro. Editorial Susaeta

En este libro podrás leer cinco breves obras de teatro de Gloria Fuertes contadas en verso, para que te diviertas en casa o en el colegio. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Vidas chistosas y curiosas. Editorial Susaeta

En este libro encontrarás historias graciosas, como la de Kaperucito con K o la de don Pirulí de la Habana, y vidas de santos, como la de San Isidro Labrador o Santa Teresa, todas ellas contadas en verso por Gloria Fuertes. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Villancicos y zambomba. Editorial Susaeta

Un precioso libro para disfrutar de la Navidad, en el que Gloria Fuertes nos habla en verso del portal de Belén y nos enseña los villancicos más simpáticos y originales para cantar con toda la familia. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

¡Viva el mundo al revés! Editorial Susaeta

El ratón persigue al gato, el gato asusta al perro, el perro habla, el hombre ladra…“, esto es parte del mundo al revés, pero también está el mundo al derecho: “Los niños en la escuela y los patos a volar, ¡cua, cua, cua!“. Entra en el mundo de Gloria Fuertes y disfruta de sus versos tiernos y divertidos. Aquí lo encuentras.

Libros de Gloria Fuertes para niños

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

La biografía de Gloria Fuertes.  ‘Gloria Fuertes. Me gusta escribir tu nombre’

¿Quién es Gloria Fuertes? A pesar de ser conocida como la poeta de los niños en la última etapa de su vida, la poetisa posee una honda personalidad artística y una obra de marcada emotividad. Julia Murga, en el documental ‘Gloria Fuertes. Me gusta escribir tu nombre‘, muestra la vida y obra de Gloria Fuertes desde la voz de la propia autora, plena de fuerza y emotividad. Además, cuenta con el testimonio de Paloma Porpetta, Presidenta de la Fundación Gloria Fuertes y Responsable del Archivo personal de la ilustre poeta; Fanny Rubio, Profesora de Literatura de la Universidad Complutense de Madrid; y Jorge de Cascante, escritor y autor de ‘El Libro de Gloria Fuertes‘.

Este documental sonoro recupera el valor literario y humano de la poeta madrileña. Desde la huella de sus primeras sensaciones infantiles, en su Lavapiés natal, y su temprano descubrimiento de su sensibilidad poética ligada a las personas y a sus vivencias, y el impacto de la Guerra, que le hurtará, cruelmente, sus amores juveniles.

Imagen de la poeta madrileña en 1980. EFE

Imagen de la poeta madrileña en 1980. EFE

Gloria Fuertes vivirá siempre a contracorriente, buscando su espacio literario en una época en que las mujeres quedaban relegadas a tareas domésticas. Gran lectora y autodidacta, será dentro de la generación de los postistas, en la década de los cuarenta, cuando empiece a tener encaje literario. A partir de 1950 no dejará de publicar poesía y cuentos para todo tipo de lectores. Entre sus amistades destacan, Dámaso Alonso, Vicente Aleixandre, Gabriel Celaya, José Hierro o Camilo José Cela, de los que recibió apoyo y reconocimiento.

En el cénit de su carrera profesional llegará a impartir clases de Literatura Española en la Universidad Bucknell de Pensilvania, gracias a una beca Fullbright lograda con la ayuda de la hispanista norteamericana, Phyllis Turnbull, su gran amor. En un Estados Unidos marcado por la guerra de Vietnam, los movimientos pacifistas y por los derechos civiles o Martin Luther King, Gloria vivirá un tiempo apasionante y feliz, en el que aumentará su visión de la realidad. Sin embargo, a su vuelta vivirá el momento más amargo cuando, en 1971, Phyllis fallezca dejándola una profunda tristeza.

Finalmente, su colaboración en espacio infantiles de TVE, como ‘Un Globo, Dos Globos, Tres Globos‘ o ‘La Bola de Cristal‘, le darán una enorme éxito entre el público infantil. Sin embargo, además de obras para niños, como ‘Pirulí‘, ‘Cangura para todo‘, ‘La Pájara Pinta‘, ‘La Oca Loca‘ o ‘El Camello Cojito‘, entre sus obras para adultos destacan, ‘Todo asusta‘, ‘Poeta de Guardia‘, ‘Cuando amas aprendes geografía‘, o la antología poética ‘Obras Incompletas‘.

Alegría y dolor, amor y melancolía, se cruzan en la obra de Gloria Fuertes encarnando una poesía permanentemente relacionada con las personas, con sus vivencias y emociones. Gloria abraza las situaciones cotidianas y construye un relato poético y musical que penetra hasta el trasfondo emotivo de la realidad.

Gloria Fuertes, biografía:

   

                                                           Gloria Fuertes. Me gusta escribir tu nombre                       

«Carta de mi padre a su abuelo: aquí me tienes Pedro, en este extraño mundo en donde ni siquiera los ricos son felices. Ya se han inventado las locomotoras, las vitaminas y la leche en polvo. Cambiamos de gobierno y nada se mejora. En el solar de enfrente han hecho un conventillo donde las monjas ¡oran por nosotros! En el jardín tienen manzanas, que no pueden comer. Mientras en Madrid quede un organillo. ¡Ah!, tus volúmenes de ética los vendí en la posguerra. Y tan solo conservo tu reloj de papel. Los chicos han crecido y quieren ser actores. María se ha casado, y Gloria escribe versos. ¡Yo tengo una bronquitis…! que me acerca a tu lado. Hasta pronto te digo. Adiós abuelo Pedro.»

Gloria Fuertes nace el 28 de julio de 1917 en pleno Lavapiés. En ese Madrid, en esa zona sin un árbol como decía Gloria en algunos poemas, sin juegos, sin juguetes, sin formación… ahí vino a nacer Gloria. Ella nació en la calle de la Espada, en el número 3. Su padre era el conserje en la Institución Gota de Leche, que estaba en el número 9, y se dedica a alimentar a los niños, a llevar leche. Tenían la granja de vacas en la Casa de Campo. En ese barrio fue donde vino a nacer Gloria.

Autobiografía

Gloria Fuertes nació en Madrid
a los dos días de edad,
pues fue muy laborioso el parto de mi madre
que si se descuida muere por vivirme.

A los tres años ya sabía leer,
a los seis ya sabía mis labores.
Yo era buena y delgada,
alta y algo enferma.

A los nueve años me pilló un carro,
a los catorce me pilló la guerra;
A los quince se murió mi madre,
se fue cuando más falta me hacía.

Aprendí a regatear en las tiendas
y a ir a los pueblos por zanahorias.
Por entonces empecé con los amores,
no digo nombres,
gracias a eso, pude sobrellevar
mi juventud de barrio.

Quise ir a la guerra, para pararla,
pero me detuvieron a mitad del camino.
Luego me salió una oficina,
donde trabajo como si fuera tonta,
pero Dios y el botones saben que no lo soy.

Escribo por las noches
y voy al campo mucho.
Todos los míos han muerto hace años,
estoy más sola que yo misma.
He publicado versos en todos los calendarios,
escribo en un periódico de niños,
y quiero comprarme a plazos una flor natural
como las que le dan a Pemán algunas veces.

«Mi madre decía: ¡qué ocurrente eres, jodía! Sí, sí. Cuando me veía estudiar o leer me pegaba, o sea que al revés que todas las madres. Y yo he tenido una infancia al revés de todos los niños. A mí me regañaban e incluso me pegaban por estar con un libro en la mano. Me ponían una escoba o un estropajo.»

Su madre era muy controladora y no quería que Gloria se dedicase a nada relacionado con su imaginación: ni a escribir, ni a dibujar ni a nada parecido. La apuntó en el Instituto de la Mujer para que supiese coser, que supiese limpiar y hacer todas esas tareas. Su padre, por el contrario, era mucho más permisivo. Ella quería mucho más a su padre que a su madre. El padre de Gloria siempre estaba riendo con ella, jugando, inventando.

Ventanas pintadas

De pequeña vivía en una casa
con dos ventanas de verdad
y las otras dos pintadas en la fachada.

Aquellas ventanas pintadas fueron mi primer dolor.
Palpaba las paredes del pasillo,
intentando encontrar las ventanas por dentro.

Toda mi infancia la pasé con el deseo
de asomarme para ver lo que se veía
desde aquellas ventanas que no existieron.

Cierto es que la biografía de Gloria Fuertes está compuesta de medias verdades y de juegos de palabras. Todo lo contó sobre su vida, pero guardó celosamente su intimidad. Aunque siempre se confesó una niña feliz, buscó en su portentosa imaginación esos amigos y esos juguetes que no le habían sido concedidos. Tuvo cuatro hermanos, que bien pudieran ser más, y con la muerte de Angelín, el más pequeño, llega su primer e incomprensible drama. Tenía 9 años.

Angelín fue atropellado no por un carro sino por un coche, cuando era pequeño. Además ella lo cuenta en una entrevista y dice que iba con una caja de gusanos de seda que era de los dos pequeños. Gloria era la penúltima y Angelín el último. Los hijos en esos barrios muy pronto tenían que empezar a trabajar porque no llegaba el jornal del padre, aunque la madre era costurera y limpiadora no llegaba. Entonces la hermana María se puso también a trabajar muy pronto, los hermanos José y Jesús también. Quedaban ella y Angelín, que eran los pequeños, y la madre en cierta medida sí que responsabilizaba a Gloria del fallecimiento de Angelín. Y ella misma se sentía muy mal, porque si él iba con la caja de gusanos tan contento… y la caja era de los dos, los gusanos de seda eran de los dos…

Sobre la escuela: «Malísima. Y sobre todo a mi edad por la tarde coser y rezar, esas eran las asignaturas. Y era en un piso. Y no había recreo ni había, como ahora por lo menos en el más humilde colegio, un campo de baloncesto. Horrible. Y no me enseñaban nada. Yo me leía los libros en casa, sola. Sólo una monja me enseñó bien historia sagrada, que me gustaba, porque la historia sagrada es como la historia del mundo. Y me hice muy amiga de Jacob, y de toda la historia de José el casto… me gustaba como si fueran cuentos.»

Lectora temprana y empedernida le gustaba el cuento de Pinocho y hace referencia en sus escritos al TBO. Pizpireta hacia el exterior y compleja en su interior, empezó a escribir cuentos en papel que luego dibujaba y cosía para que tuvieran la forma de un libro. Generosa se los leía a los niños del barrio. Peleaba con las monjas y con su madre. Será esta quien la matricule en el Instituto de Formación Profesional de la Mujer, una institución en la que las chicas aprendían tanto a coser como a bordar, y recibían nociones de higiene y fisiología y también de puericultura. Para Gloria, y el tiempo le daría totalmente la razón, las asignaturas favoritas fueron mecanografía y taquigrafía.

Estamos bien

La mañana, se pierde en la maraña.
Por la tarde, los niños en la calle.
Por la noche, la radio del vecino.
La oficina me pone casi muerta.
El silencio, se esconde en la repisa.
No hay quien pueda leer una novela,
y la gata que pare en el pasillo
y mi hermano que no tiene trabajo
y la niña que llora por la esquina,
mi cuñada me pide una cebolla;
en la puerta, que llama el del recibo.
No hay quien pueda vivir cómodamente.
El autobús no llega casi nunca
y no llega tampoco con el sueldo;
la merienda borrose de la casa;
el periódico nos dice la noticia:
se avecina la garra de la guerra,
y yo digo: ¡Pues sí, lo que faltaba!

«Me encontré por primera vez con la poesía, bueno, nos encontramos, pues no sé, cuando empecé a tener uso de razón, si es que tengo ese uso. Mi primer poema era de risa, para hacer reír a los chicos del barrio. Y luego pues, en seguida, la primera vez que quise a una persona, empecé a escribir. Cuando descubrí que se podía querer a alguien que no era de tu familia. Y entonces escribía versos a Manolo, y fijaté que ahora los leo…, algunos hasta se han publicado, y que primitiva era. Pero no me parecía a nadie ya. Cuando salió el primer libro en el año 50 publiqué algunos versos del año 36 y 37. La guerra me hizo pacifista, y la guerra me hizo soltera.»

¡Vaya encuentro!

…Salgo corriendo atolondrada
loca
y tropiezo con Dios.
— ¿Dónde vas Leocadia? —así suele llamarme—.
Después… me convence en silencio,
me convierte en paloma,
me nombra caballera andante,
me arma de paz y ciencia
y me quita la gana de matarme.

«Si caigo simpática es porque lo soy. Porque si alguien no es simpático y se quiere hacer el simpático se le nota. No, soy así de nativitate. Como no era una belleza, y desde siempre soy algo inteligente, pues me dije a los 15 años: “Gloria, tienes que seguir así, simpática, que tu crema de belleza sea la sonrisa”. Y ese es otro tipo de belleza, el ser simpática… con todo el mundo, hasta con los agrios, hasta con los aguiluchos. Una sonrisa destruye al enemigo.»

Explica Jorge de Cascante, escritor y autor de ‘El Libro de Gloria Fuertes‘, que lo primero que lee de ella es un poema de cuando Gloria tenía 14 años que se llama ‘Niñez, juventud y vejez‘ y que tiene una historia un tanto curiosa detrás. Viene a ser que ella acompañaba a su madre por las noches en las tareas de limpiadora de una revista, la revista Lecturas de entonces que no es la misma revista Lecturas de ahora. Y una noche, acompañando a su madre, decidió dejar un poema, ‘Niñez, juventud y vejez‘, en la mesa del director de la revista. El director lo leyó al día siguiente y decidió publicarlo, sin saber que era de una niña de 14 años. Y si leemos esos poemas de cuando ella tiene tan poca edad, se da uno cuenta de que todo lo siguiente que va a venir está ahí ya. Porque es una niña que tiene una visión de alguna manera melancólica de la vida y a la vez de fiesta, tiene las dos cosas juntas, entremezcladas. Y es así toda la obra de Gloria, humor y una tristeza superprofunda.

Niñez, juventud y vejez

Nacer, vivir, crecer, saltar,
reír, chillar, mentir,
aprender, amar, estudiar,
brincar, jugar, correr,
reír, reír… ¡niñez!

Hablar, pensar, cantar,
moverse, andar,
jugar a amar,
cambiarse de lugar,
sin quietud…¡juventud!

Sufrir, llorar, gemir,
sentir, pensar, no vivir,
quietud, resignación,
desolación…
tristeza, dejadez… ¡vejez!

Cuando me sonrieron los chavales de las chabolas

¡Cuando me sonrieron los chavales de las chabolas,
sentí como si todas las campanas del mundo
tocaran a Gloria!

Una de las características de Gloria Fuertes es ese afán de superación que tiene siempre. Ella tiene un deseo en su vida que es ser escritora, lo manifiesta desde muy pequeña y todo se dirige hacia ello. Gloria no ceja en su sueño. Es verdad que pone muchísimo empeño en lo de la mecanografía, y le valió para empezar de esa manera, pasando sobres a máquina y otros pequeños trabajos que hacía. Ella lo dice en otro poema, que su primer juguete es una máquina de escribir. Y también, como dio algo de contabilidad, pudo entrar en esos talleres Iglesias que entonces era una fundición. Durante la guerra estuvo también en el departamento de contabilidad allí. Los papeles de los talleres Iglesias ella los utiliza para escribir sus poemas, para mecanografiar… supo abrirse camino.

«Mi primer amor… Como quise y como se puede sufrir. Y como se puede gozar con una mirada, o con un coger las manos, o con un paseo. Pero no fue un amor doloroso. Lo que pasa es que luego surgió la guerra, y en el 36 este muchacho se fue de voluntario y ya no volví a saber más de él. Los primeros meses, incluso años, lo pasé mal. Fue así, no fue impedimento de otro tipo más que la maldita guerra. Creo que murió, claro que moriría. Y luego, otro novio también murió. Yo creo que soy soltera no por vocación, sino porque a todos mis novios me los mataban, en una zona o en otra, o los mataba Franco o los mataban los republicanos.»

Gloria Fuertes tiene muchos novios. De la época de la guerra tiene una lista que pone: Mis conquistas. Empieza con Manolo… y son diecisiete. Gloria tiene muchas fotos de novios, y en los reversos siempre describe al novio: describe de qué lado es o cuáles son sus ideas, si es un señorito, si es un imbécil…

Pero hay dos personas que son importantes, la primera Manolo porque fue su primer amor. Y luego tuvo a Eugenio Rosado Rivas, que era un médico pero estaba casado y fue una relación bastante tortuosa, además también fue encarcelado en época de guerra. Si Manolo fue su primer amor, con Eugenio lo que encontró fue una sintonía espiritual: la escritura, el arte, el dibujo… es un amor más Gloria.

Gloria Fuertes decía siempre que si no hubiese vivido la guerra jamás habría escrito poesía. No habría habido poesía en su vida sin la guerra. La guerra le afectó muchísimo, fue algo determinante en su vida y en su obra. Porque un día tenía una rutina y una cierta libertad y felicidad en su día a día, y al día siguiente no podía ni ir a comprar unas patatas. No podía hacer nada. No había nada en la ciudad y era todo muerte, tristeza, falta de esperanza.

«Es un telegrama celestial que yo he recibido, para que yo le mande a lugares conflictivos. Y yo digo: “No disparar donde haya niños. Stop. En la gloria no necesitamos más ángeles. Gloria Fuertes.”»

«Se han reconstruido barrios enteros de Madrid, por ejemplo el de Argüelles o el de Legazpi, eran solares. Las casas de seis pisos… en una mañana ibas y eran de un piso. Y alfombras de niños en la calle Ferrocarril. Tuve que saltar un niño muerto para entrar en la fábrica por no pisarlo, porque había habido un bombardeo atroz a las ocho, cuando entraban al colegio. En la guerra era en Chamberí donde viví, caían obuses. Y venían medio muertos de aquí del frente, de la Ciudad Universitaria. Y ahí en Zurbano, en una pensión, era donde en posguerra, del 39 al 44, con lo que me daban por los cuentos me pagaba la pensión, y pasaba más hambre que los pavos de Benito que se comían a picotazos la vía. Pero bueno, todo eso pasó y yo estaba contenta y escribía poemas, escribía cuentos de risa… Y me hice poeta porque Dios es un sabio.»

Antes de la Guerra Civil hizo muchos pinitos literarios y se acercó a las emisoras de radio para que le dejasen recitar. Rompedora y siempre a contracorriente, vestía falda-pantalón, jugaba al hockey, se desplazaba en bici y compraba libros (cuando podía) en la Cuesta de Moyano. La contienda, que la dejó emocionalmente desnuda, supuso aceptar definitivamente que vestiría siempre su existencia de palabras y de papel hecho verso.

Es inútil

Inútil que a estas fechas
nos empiece a dar pena de la rosa y el pájaro,
inútil que encendamos velas por los pasillos,
inútil que nos prohíban nada,
no hablar por ejemplo,
comer carne,
beber libros,
bajarnos sin pagar en el tranvía,
querer a varios seres,
fumar hierbas,
decir verdades,
amar al enemigo
inútil es que nos prohíban nada.

En los diarios vienen circulares,
papeles hay pegados en la esquina
que prohíben comer pájaros fritos;
¿y no prohíben comer hombres asados,
con dientes de metralla comer hombres desnudos?
¿Por qué prohíben pájaros los mismos que consienten
ejecutar el séptimo y el quinto mandamiento?

Tampoco han prohibido los niños en la guerra
y se los sigue el hombre comiendo en salsa blanca.

La “Protectora de Animales” está haciendo el ridículo.
Tampoco han prohibido comer las inocentes pescadillas,
los tiernos y purísimos corderos,
las melancólicas lubinas,
las perdices,
y qué me dices
de muñequita X.
que la compran abrigos de trescientas pesetas
habiendo tanta niña sin muñeca ni ropa.

Los enfermos trabajan,
los ancianos ejercen,
la hierba en tal café puede comprarse,
la juventud se vende,
todo esto está oficialmente permitido,
comprended y pensad,
nada se arregla con tener buenos sentimientos,
hay que tener arranques y ganas de gritar:
-¡Mientras haya guerras comeré pájaros fritos!

«Las niñas lo que tenían era que bordar, coser, cantar y ser gilipollas. Eso tenían que ser las niñas de la posguerra. Claro, pues yo ni cosía, ni era eso ni cantaba. Aunque cantaba, porque inventé chotis que ahora me los canta la Ramos.»

«Yo nunca fui cínica, fui irónica. No sé, hay diferencia creo. Había un tebeo entonces que se llamaba ‘Maravillas‘, y yo un día escribí algo a máquina y lo llevé. Les gustaron los aleluyas de Coleta la traviesa, que resulta que era princesa, y me dijeron que siguiera con el personaje semanalmente. No sé lo que me daban, me daban muy poco por cada entrega. Te hablo del año 1939, recién acabadita la guerra. Muerta de hambre, con una pretuberculosis galopante… Y cuando en ese tebeo me dijeron que me quedase de redactora, yo fui feliz. Aparte de eso ya escribía poemas para mayores, pero a Gloria Fuertes no la conocía nadie. Y tuve que esperar hasta el año 50 para editar mi primer libro de poemas, que se llamaba Isla ignorada‘ . Y aquella ‘Isla ignorada‘ pronto fue conocida porque vendí todos los ejemplares. Y desde el año 50 no dejo de escribir poesía para mayores ni cuentos para niños.»

Maravillas fue, en un principio, un suplemento de la revista infantil 'Flechas y Pelayos', vinculada a la Falange Española Tradicionalista y de las JONS, se publicó semanalmente desde 1939 hasta 1954, con 705 números ordinarios y 10 almanaques. Entre sus colaboradores destaca Gloria Fuertes. Ejemplo de esta colaboración la historieta 'No hay mal que dure siempre', aparecida en esta portada del número 82 de 'Maravillas', del 13 de abril de 1941.

Maravillas fue, en un principio, un suplemento de la revista infantil ‘Flechas y Pelayos’, vinculada a la Falange Española Tradicionalista y de las JONS, se publicó semanalmente desde 1939 hasta 1954, con 705 números ordinarios y 10 almanaques. Entre sus colaboradores destaca Gloria Fuertes. Ejemplo de esta colaboración la historieta ‘No hay mal que dure siempre’, aparecida en esta portada del número 82 de ‘Maravillas’, del 13 de abril de 1941.

Sus primeros libros habían sido ‘Pirulí‘ y ‘Canciones‘, ambos infantiles. Como siempre recordaba la autora, dejo de vivir de las cuentas para vivir del cuento. Con esos primeros contactos con el mundo de las publicaciones conoció entre otros a Miguel Gila y a Antonio Mingote. Y ya en 1942 conocería a Carlos Edmundo De Ory, al que dedicó el poema ‘Delirio‘. Esta fue sin duda una de las amistades más importantes de su vida tanto en lo personal, ya que tuvieron una relación formal, como en lo literario. Él le abriría las puertas a las generaciones literarias que frecuentaban los conciliábulos de la posguerra.

Delirio

-íMadre! ¡Hay un pájaro en mi celda!
Entró un pájaro suave.

-No, que es un beso,
que no es un ave.
-¡Ay, mira, madre,
si parece una flor
en el aire!

-No es una flor ni un pájaro,
es un beso de alguien.
Hija, se iba a posar
y le asustaste;
indeciso, paró el vuelo en tu frente.

-¡Ay, madre,
no bajó hasta mi boca a refrescarse!
Era un pájaro loco y sin nadie,
me ha picado en la frente
y ha rozado mi sangre.

-No, hija, si no era un pájaro,
si era un beso grande.
-¿Sí?… ¡Sí! Que sabía a primero,
a distinto y a sangre.

¡Deja la ventana abierta
también esta noche, madre;
que besos para mis labios
vienen taladrando el aire,
que no posen en mi frente,
que bajen,
que mis labios tienen hambre!
-¡Ay, ay, tu cerebro, hija!
-¡Ay, lo que yo siento, madre!
-¡Ay, que hay besos en mi cuarto
y no hay labios en mi carne!
… Mi alma goza y sonríe.
¿Amor? ¿Amistad?… ya es tarde;
… el pájaro de su beso
en el árbol de mi talle.
-¡Ay qué fiebre tienes hija!
-No es fiebre; son versos, madre.

Cuando Gloria conoce a Ory y contacta con los postistas hay dos generaciones de postistas, y ella es más de la segunda. La primera es Eduardo Chicharro Briones, Carlos Edmundo de Ory y Silvano Sernesi. La segunda generación postista es Ángel Crespo, Gabino-Alejandro Carriedo y la propia Gloria Fuertes, e incluso Miguel Labordeta.

Entre la primera generación postista y la segunda pasan cosas. Cuando ellos se reconocen postistas quieren decir que quieren embestir al lenguaje, es la palabra que utilizan. Es decir, desmoronar el discurso de la poesía más trágica, de la inmediata posguerra y, sin prescindir del sentido dramático de la posguerra, devolver, decían los primeros postistas, la alegría a la gente que la ha perdido.

La propia Gloria dejó dicho: “Fui surrealista sin haber leído a ningún surrealista. Después aposta postista.

Os habéis fijado…

Os habéis fijado
En el frío que pasan las castañeras,
en lo viejas que son casi todas las catedrales,
en lo déspotas que son algunos,
en lo golfos que son los niños pobres,
en lo que hablan los ebanistas,
en lo bien vestida que va la mecanógrafa,
en lo caro que cuesta todo.

Yo tengo capricho por un amor nuevo,
y todos son de segunda mano,
y entre citas y flautas salen caros.
En el peligro que corren los albañiles,
tanto o más que los toreros y que los jefes de Estado.
¡Qué lástima, no os habéis fijado!
Y todo esto es peligroso,
muy peligroso para vuestros cómodos divanes.

Gloria Fuertes cuando los conoce, cuando está en contacto con Ory fundamentalmente, se da cuenta de que ella viene de una formación más autodidacta, más tradicional… disidente en casa pero no disidente en sociedad. Y lo que hace Gloria es, justamente, dar un paso más en lo que hacen los postistas. Les incorpora la ternura, que no estaba en los postistas de primera generación, porque estaba más la rima distorsionada, estaba más el chiste. Gloria no pierde el tiempo en hacer ripios, aunque de vez en cuando utilice el humor, y se consigue la risa o no, pero se consigue el humor que es una operación intelectual. Entonces, la gran proeza de Gloria entre la primera generación de postistas y la segunda es que realiza una operación intelectual. Esa es su proeza.

También se vincula a Gloria Fuertes con la generación del 50, y sin duda a ella pertenecían algunos de sus amigos y contertulios.

«Aquí, después de la guerra, escribían cuatro o cinco. Se quedó España sin escritores. Se quedó casi sin poetas. Luego apareció con mucho miedo José Hierro, Blas de Otero, Gloria Fuertes. Pero yo nunca he hecho poesía política, quizá un poco poesía humana o social pero nunca he hecho panfletos políticos. Me parece que la poesía por sí sola debe hacer que la gente se ame o que la gente se odie.»

En su lista de grandes amigos estuvieron también Dámaso Alonso, Vicente Aleixandre y Gabriel Celaya junto a su esposa Amparichu.

La proeza de Gloria es muy grande, porque viniendo del autodidactismo es muy lectora y está siempre discutiendo con los poetas mayores lo que hacen en sus libros. Pero sabe que es mujer y ella no va a abandonar nunca esa visión de mujer, que hace decir a Francisco Nieva en el prologuito del libro ‘Mujer de verso en pecho‘, de la editorial Cátedra, que está creando un nuevo tipo de voz femenina. Gloria elabora un nuevo registro en esa voz, que viene, que procede de mujer.

No era la única mujer que escribía, pero apenas si se las tenía en consideración. De hecho, y como en las tertulias literarias masculinas eran relegadas, un grupo de ellas deciden organizarse. Así lo recordaba Adelaida Las Santas: «Y en el año 1951 viene la bomba femenina, María Dolores de Pablo, Gloria Fuertes y yo fundamos una tertulia que se llamaba ‘Versos con faldas‘. El nombre de Versos con faldas lo pone Gloria Fuertes. María Dolores de Pablo era una gran poeta y, además, con el tiempo fue una gran astróloga. Gloria fue la más fantástica de nosotras tres, la que más destacó. Gloria era estupenda.»

…Zurciendo estoy mi alegría

…Zurciendo estoy mi alegría.
Se me había apolillado.
Y esta noche…
¡Tengo un recital!

Gloria Fuertes era social: «Claro que si estás sólo hablando de árboles y de crepúsculo… pues no es muy social, es sólo belleza por belleza. Pero yo soy muy poco paisajista en mi literatura. Y en mis poemas si no hay un hombre o un niño, o un sentimiento… y mira que me gusta el mar. Pues nunca he hecho un poema al mar.»

Gloria Fuertes tiene un poema que se llama ‘Maletilla de las letras‘, porque ella llevaba su poesía a todas partes y lo hizo durante toda su vida:

Maletilla

Maletilla de las letras
Por los caminos de España;
sin hacer auto-stop a los catedráticos,
ni a los coches oficiales
ni a las revistas que pagan…
-sólo a los camioneros y a las tascas-;
… y no me dieron ninguna oportunidad
por ser nieta de puta y basta.
Ya toreo por mi cuenta,
sin permiso salto vallas,
siete corridas ya tengo toreadas
-quiero decir siete libros
igual que siete cornadas-
maletilla de las letras
por los atajos de España.

Gloria Fuertes no era alguien que escribiera y que se quedase en su casa, sino que quería leer. Porque también tienen una parte muy importante sus poemas que es su voz. Sin su voz cambian mucho sus poemas, es muy importante que los lea ella. Y, por otra parte, lo que ella escribía era siempre para la gente y sobre la gente. También decía que no escribía sobre un atardecer sino sobre el pescador que estaba en el fondo, en ese atardecer, pescando. A ella lo que le importaba era la gente, y quería que llegara a ellos su poesía.

Gloria sabe que tiene un toque único dentro del postismo, pero va más allá porque no se conforma con la estética. Y tiene algo importante que tienen los postistas que es la alianza de la música, esa música interior de los versos. Si vemos a los poetas realistas de su generación, a sus amigos a los que ella admira tanto, no siempre se consigue esa música. Los postistas son música. Los postistas son como los viejos simbolistas y los viejos vanguardistas y los viejos surrealistas, creían en la música como el principio de todo. Gloria es absolutamente musical. Hay un poema precioso, Planeta Tierra, donde se ve ese taconeo.

El planeta Tierra

El planeta Tierra
Debería llamarse planeta Agua.

En la tierra hay más agua que cuerpo,
en el cuerpo hay más cuerpo que alma,
en la tierra hay más peces que aves,
en las aves más pluma que alas.

En el verso hay más sangre que tinta,
en la tinta hay más sombra que nada,
en la nada hay más algo que alga
y ese algo se mueve y reluce
y nace la palabra.

Especialmente activa, Gloria Fuertes había colaborado ya con numerosas revistas. Fue en 1952, junto a Antonio Gala, Rafael Mir Jordano y Julio Mariscal Montes, cuando, como fundadora y directora, sacan a la calle la revista ‘Arquero’.

«Bueno, me escribieron o me buscaban los muchachos poetas del sur, porque quiero a toda España pero de Castilla para abajo hay muchos poetas… y una inquietud, teníamos todos la misma edad. Recuerdo a Antonio Gala, el gran autor de teatro, y otro poeta, Rafael Mir. Y otros y yo hicimos esta revista con gran ilusión. Con una ilusión arrebatadora pero con muy poco dinero. Salieron algunos números, bastantes, catorce o quince, y publicamos versos de los que empezaban a escribir en posguerra.»

Portada del primer número de la revista poética Arquero, de la que Gloria Fuertes fue directora hasta 1954.

Portada del primer número de la revista poética Arquero, de la que Gloria Fuertes fue directora hasta 1954.

En 1954 publica en Caracas, porque en Madrid era muy difícil, ‘Antología y poemas del suburbio‘. Y aunque sus libros ven siempre la luz, Gloria apenas puede mantenerse de la literatura. En la colección Arquero aparece ‘Aconsejo beber hilo‘, y de nuevo en Venezuela se edita en 1958 ‘Todo asusta‘.

Todo asusta

Asusta que la flor se pase pronto.
Asusta querer mucho y que te quieran.
Asusta ver a un niño cara de hombre,
asusta que la noche…
que se tiemble por nada,
que se ría por nada asusta mucho.
Asusta que la paz por los jardines
asome sus orejas de colores,
asusta porque es mayo y es buen tiempo,
asusta por si pasas sobre todo,
asusta lo completo, lo posible,
la demasiada luz, la cobardía,
la gente que se casa asusta, la tormenta,
los aires que se forman y la lluvia.
Los ruidos que en la noche nadie hace
-la silla vacía siempre cruje-,
asusta la maldad y la alegría,
el dolor, la serpiente, el mar, el libro,
asusta ser feliz, asusta el fuego,
sobrecoge la paz, se teme algo,
asusta todo trigo, todo pobre,
lo mejor, no sentarse en una silla.

Gloria decide ampliar un poco sus posibilidades laborales. Decide estudiar en el Instituto Internacional, en la calle Miguel Ángel, en Madrid, biblioteconomía e inglés, y la directora del instituto, Phyllis Turnbull, una hispanista norteamericana, es la que le da clases de inglés y con la que empieza una relación sentimental.

Se enamoran muy pronto y a partir de ahí se hacen inseparables, hasta la muerte de Phyllis en el año 71. Y es algo vital para la trayectoria de Gloria porque le enseña un montón de cosas, es un poco Pigmalión toda esta historia entre ellas dos, y por otra parte acceder a ese mundo académico que no había podido ni tan siquiera atisbar Gloria Fuertes, porque lo suyo era más de guerrilla, y de estar en las noches y en los cafés leyendo. Y en esos dos sentidos le amplia totalmente la visión.

Gloria Fuertes y Phyllis Turnbull

Gloria Fuertes y Phyllis Turnbull

Gloria obtiene gracias a Phyllis la beca Fulbright, para impartir clases de literatura española en la Universidad Bucknell de Pensilvania. Como dice Gloria: “pisé por primera vez una universidad para ser profesora”. Su éxito fue total, y los alumnos la eligieron por dos cursos consecutivos la profesora del año.

La beca Fulbright fue gracias a la intervención de Phyllis, porque Gloria no había estudiado el bachillerato. No es que no tuviera acceso a la universidad, es que no tenía ni el bachillerato. Ella lo cuenta y dice que con un anémico currículum, sólo con siete libros debajo del brazo, obtuvo la beca Fulbright. Y lo que es mejor, la beca Fulbright era para un año, pero es que ella logró quedarse otro año más.

Se quedó como residente en la casa española y aquella época fue para Gloria… Primero el impacto, imaginemos finales de los 50 y principios de los 60 en España, a llegar a Estados Unidos en los años 60… Las fotografías por el reverso son buenísimas, porque Gloria hace las fotos y las manda a Phyllis, a Selma, a Chelo… hay una correspondencia muy activa con España y es lo que la alimenta.

Allí Gloria conoce una realidad totalmente ajena a ella: la Guerra de Vietnam, el pacifismo, las luchas por los derechos de la mujer, de Martin Luther King, todos los movimientos sociales de la época. Y todo esto le cambia profundamente su visión de la realidad, y además coincide con una época muy feliz en su vida, en la que tiene amor, tiene trabajo, tiene reconocimiento. Mientras ella está en Estados Unidos, en España Jaime Gil de Biedma realiza una antología de su obra, ‘Que estás en la tierra‘ se titula, para la colección Collioure en Seix Barral, y eso es fundamental porque es una colección totalmente elitista, gracias a la cual su poesía llega a gente muy concreta que va a apreciar su obra y va a poner a Gloria a otro nivel.

Poeta de guardia

…¡Otra noche más! ¡Qué aburrimiento!
¡Si al menos alguien llamase llamara o llamaría!
…¡La portera! que si su nieta pare,
y recordase que soy puericultora…
O un borracho de amor con delirium tremendo…
o alguna señorita de aborto provocado
o alguna prostituta con navaja en la ingle
o algún quinqui fugado…
o cualquier conocido que por fin decidiera suicidarse…
o conferencia internacional…
(esto sería bomba —pacifista—).

O que la radio dijera finamente:
«¡La guerra del Vietnam por fin ha terminado!»
«El porqué de estar solo ya se sabe».
O «el cáncer descubierto».

Y nadie suena, o quema, o hiela o llama
en esta noche,
en la que,
como en casi todas,
soy poeta de guardia.

Sin duda Gloria Fuertes vive entonces una década dorada. De Estados Unidos regresa con muchos poemas escritos y otros muchos irán haciéndose realidad. Mientras, junto a sus siempre amigas Chelo Sanchez y Selma, y junto a su novia Phyllis, desarrollan todo tipo de iniciativas. Adquieren una vivienda en la calle Alberto Alcocer en la que Gloria residirá siempre, y Matilde Ucelay, la primera arquitecta española, les construye una casa en Chozas del Rey. Allí pondrán en marcha una biblioteca ambulante, uno de los grandes sueños de la poeta.

Sucesivamente en las librerías van apareciendo títulos como ‘Ni tiro, ni veneno ni navaja‘, ‘Poeta de guardia‘ o ‘Cómo atar los bigotes al tigre‘. Y llegan también premios y reconocimientos.

Ya ves que tontería

Ya ves qué tontería,
me gusta escribir tu nombre,
llenar papeles con tu nombre,
llenar el aire con tu nombre;
decir a los niños tu nombre
escribir a mi padre muerto
y contarle que te llamas así.

Me creo que siempre que lo digo me oyes.
Me creo que da buena suerte:
Voy por las calles tan contenta
y no llevo encima nada más que tu nombre.

Gloria juega a la ingenuidad. Todo el elemento ingenuo que hay en Gloria Fuertes es aparente, es un juego intelectual. Está jugando siempre: cuando se habla a sí misma, cuando le habla a los niños… son juegos. Es una jugadora nata, siempre está barajando las cartas.

En 1968, gracias a ‘Cangura para todo‘, obra infantil, consigue una mención honorífica en el Premio Internacional Andersen. En 1970, con selección y prólogo de Francisco Indurain, se publica una antología poética. Pero la muerte de Phyllis Turnbull sumirá a Gloria en uno de los periodos más oscuros de su vida.

Lo más triste de la historia para Gloria no es sólo que Phyllis muera, es que Phyllis la deja unos meses antes de morir y eso fue un golpetazo. La gran pena de Gloria, el gran dolor, es que murió Phyllis, y no se pudo reconciliar ni pedir perdón. Esa fue la época más horrible de su vida. Se ve en las fotografías y, además, es que se da a la bebida. Se ve también en los poemas… Los poemas son terribles, son terroríficos. Gloria adelgaza muchísimo. Gloria pasa muchas cosas a lo largo de su vida, pero el gran golpe para ella fue la muerte de Phyllis.

Se bebe para olvidar una cosa

Se bebe para olvidar una cosa
y se olvida todo menos esa cosa.

Una habitación propia, que decía Virginia Woolf. El poeta, hombre o mujer, necesita estar solo. Y si está con alguien que le deje estar solo ese alguien. Tal vez lo que consiguió Gloria de Phyllis fue que la dejara trabajar, que la animara a trabajar. Pero la verdad es que la soledad Gloria no la vive como castigo salvo cuando se le va ese hilo con el mundo que le da el otro o la otra. Cuando ese hilo está roto Gloria se desasosiega un poco… Pero enseguida se consuela, porque está la palabra que es su gran amor.

La soledad te mancha

La soledad te mancha,
la tristeza te expone
a cometer pecados sin nombre.

Yo estoy con los que nadie está.
Con los que tienen vómitos de lágrimas
y nadie les va a visitar.

Yo estoy con los que nadie está.

«Es que yo no sé lo que espero. Espero que la gente que lo lea se mejore y se alegre, y piense. Porque es un libro para meditar. Yo creo que de mis catorce libros es el que es más para leer, no que yo lo ande diciendo por ahí. Es un libro de meditación, los poemas son muy breves. Son casi desnudos, son como el zumo, la esencia. Cada poema que tiene cuatro o cinco líneas podía haber hecho un poema de cuarenta líneas, está muy concentrado. Y yo creo que al que lo lea le vale para meditar, para mejorarse, para tener fe. Porque aunque está escrito en una situación negra yo la he hecho blanca. He usado el dolor para a través de él conseguir alegría.»

Habla Gloria Fuertes de su libro ‘Sola en la sala‘, publicado en 1973. Había conseguido ya una beca de la Fundación Juan March para escribir literatura infantil, lo que le permitió definitivamente dedicarse a la escritura. Van apareciendo ‘La Pájara Pinta‘,  ‘La oca loca‘, ‘Don Pato y don Pito‘, ‘El camello cojito‘ o ‘Las Tres reinas magas‘. Pero a la vez lo hacen ‘Cuando amas aprendes geografía‘ y, en 1975, su antología titulada ‘Obras incompletas‘ donde reúne todos sus libros anteriores.

Los escritores conocen bien a los escritores. Los escritores sabían lo que estaba haciendo Gloria Fuertes perfectamente, porque muchos de ellos no lo lograron hacer, y conocían el esfuerzo de Gloria y sus logros. Los promotores de figuras públicas, del escritor como figura pública, perjudicaron mucho a Cela y también perjudicaron a Gloria. Gloria Fuertes era la pura música, era la canción medieval, era la canción barroca, era el romanticismo, era su dedicación al amor, era el feminismo tierno… iba de la mano de la música, y no todos los poetas pueden ir de la mano de la música… y la música es la madre del poema. Gloria lo sabía y lo práctica, y no todos consiguen la música en el texto.

Casida a una casada

Mujer casada,
cansada
por el ‘ponte, venga, vamos, quiero’.
Mujer casada,
desenamorada
por el ‘ponte, venga, vamos, quiero’.
Mujer casada,
desilusionada
por el ‘ponte, venga, vamos, quiero’.
Mujer casada,
cascada,
en cascada tu pelo sobre el seno.
-Los sauces con ser sauces
no dan tal sensación de desconsuelo
Mujer casada,
sola
en cueros,
cual la mar en galerna sedienta de ternura
golpeada por el oleaje
del ‘ponte, venga, vamos, quiero’.

Gloria siempre hizo de su vida un álbum de música. Su vinculación emocional con la voz y con el sonido hace que escriba muchas canciones en incluso las componga. Algunos de sus temas alcanzaron un éxito absoluto, y músicos como Ismael, Paco Ibáñez o Sílvia Comes entre otros hicieron suyas las letras.

«Alberto y Claudina han elegido unos poemas en mi último libro, ‘Sola en la sala‘. Han puesto una música que les va de maravilla, que autorizo y salto de contenta. Y también está estudiando Mari Trini mis letras de amor para hacer un LP con poemas míos. Fijaté, un poema de amor de Gloria Fuertes cantado por Mari Trini… pues no sé adónde vamos a llegar.»

Es entonces cuando comienza también su extraordinaria colaboración con Televisión Española. Para ‘Un globo, dos globos, tres globos‘ crea hasta la sintonía. Después vendría ‘La cometa blanca‘, ‘La mansión de los Plaf‘ o ‘La bola de cristal‘.

El juego de Aravaca

Ya os lo dije:
en Aravaca
encontré una vaca.
En Cercedilla
encontré una ardilla.
En Navalcarnero
encontré un cordero.
En Casaduero
encontré un gato con un plumero.
En Orejón de la Viña
encontré una niña.
Después, en Valdemoriño
encontré un niño.

Con la vaca,
con la ardilla ,
con el niño, con la niña,
con el cordero y la viña,
con el gato y el plumero,
juega al juego del “te quiero”.

Juega al juego de Aravaca,
con el gato y el cordero,
con la ardilla, con la vaca…
(Será ganador del juego
quien se lo aprenda primero)

-En Aravaca encontré una vaca,
en Cercedilla encontré una ardilla,
en Navalcarnero encontré un cordero,
y en Casaduero
encontré ¡un gato con un plumero¡
-¡Dilo tú el primero!

Se convierte sin buscarlo y para el gran público en la poeta de los niños, pero nunca deja de escribir versos para adultos. Así llegan ‘Historia de Gloria‘, ‘Amor, humor y desamor‘ o ‘Mujer de verso en pecho‘, mientras mantiene el respeto de grandes escritores y expertos.

Pepe Hierro la quiere muchísimo. Pero es que valoran muchísimo su poesía Camilo José Cela, Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso. Estamos hablando de los grandes pesos de la literatura del siglo XX. Ven en Gloria una voz diferente, y aprecian la voz de Gloria, poética, que es distinta a las demás, y que tiene una originalidad y una hondura en sus poemas que mucha gente no ve. Que los grandes pesos literarios del siglo XX, estamos hablando de dos Premios Nobel, de Vicente Aleixandre, de Camilo José Cela… que siempre se ha mantenido fiel a Gloria y amigo, y reconociendo su obra…

Hablo con Gloria Fuertes frente al Washington Bridge
(José Hierro)

Pasea con el luto de viuda de sí misma,
payasa, miliciana,
entre los arces plateados de New Jersey
(o tal vez sean pinos, encinas, jaras y retamas
de Chozas de la Sierra… Yo ya no sé).
La navaja del río corta pan y tomate
de la tarde que se evapora.

Don Gil, Jilguero de las calzas verdes,
asado con madera del cajón de la portería,
miraba compasivo
cómo acunan tus brazos esqueléticos,
mientras dan de mamar a la guerra de nunca,
teta arrugada, guerra guerreada,
y todo lo demás.
Y todo blanco y negro. Y desvaído.
Un hombre levantaba su cabeza de ortiga
en el menesteroso anochecer.

Mendigos con fusiles (que yo los vi pasar
porque tú los mirabas).
Y niños muertos que esquivabas para no pisarlos
en la calle de Atocha
(nunca los vi ni quise verlos),
y aquel puente estrechísimo que no es el más con más
de Nueva York, sino de nieve y de cellisca,
(yo lo he visto, y lo veo, y seguiré viéndolo,
con las mujeres de ébano y marfil arrugado,
porque era entonces todo blanco y negro).
Y ahora vuelve sin Filis, cabalgando su cáncer,
¡hasta mañana, Filis!

Más tarde, en tu memoria cristalizaban sombras,
entre los rascacielos de acero y miel:
sombras de mondas de patatas
que has olvidado, porque no quieres morir,
no queremos morir,
y fachadas de catedrales bordadas de palomas,
y que mañana no será otro día,
y otra sombra resbalando sobre una lágrima,
enhebrando una aguja, zurciendo una bufanda
a la sombra de una lenteja.

«Para conocerme y para quererme, hay que leerme. En el pasado todos mis amores me salieron no por la calle, no en las playas, me salieron después de haberme leído. Incluso los que se enamoraron de mí, fue por leerme. Así que gracias a mis versos he tenido amores, y gracias a mis versos sigo viviendo.»

La biografía de Gloria Fuertes.

Gloria Fuertes en vídeos.

¿Quién es Gloria Fuertes?

El programa ‘¿Quién es?’ dedicó este monográfico a la figura de la escritora Gloria Fuertes.

   

                                                   Gloria Fuertes                             

 

Gloria Fuertes: “Parece que la Real Academia es como el coñac, cosa de hombres” (1975)

La poeta Gloria Fuertes habla sobre la ausencia de mujeres en la Real Academia de la Lengua Española.

   

                                                           Gloria Fuertes habla de la ausencia de mujeres en la RAE                  

 

Los escritores – Gloria Fuertes (1977)

Programa dedicado a la poeta Gloria Fuertes. Consta de una entrevista, reportajes sobre su vida y actividad literaria y un coloquio final en el que interviene la propia autora.

 

Gloria Fuertes en ‘La cometa blanca’ (1981)

La poeta Gloria Fuertes le cuenta un cuento al dúo Enrique y Ana y los niños invitados del programa:

   

                                                           Gloria Fuertes en ‘La cometa blanca’ (1981)                      

 

Gloria Fuertes recita ‘El gato Garabato’ en ‘La cometa Blanca’ (1982)

Gloria Fuertes recita el poema ‘El gato Garabato’ en el programa ‘La cometa Blanca’.

   

 

Gloria Fuertes en ‘El poeta en su voz’ (1989)

Monográfico sobre la poeta española, que incluye la recitación de algunos de sus mejores poemas.

Gloria Fuertes en Tertulias de Autor con José Hierro y Manuel López Azorín (1996)

El 19 de enero de 1996, en el Plató de Canal Norte TV, tenía lugar la vigesimoquinta Tertulia de Autor. Organizada por el Colectivo Helicón de Poesía, con la colaboración de la Universidad Popular José Hierro de San Sebastián de los Reyes, cuenta como invitado con la poeta Gloria Fuertes presentado por José Hierro y Manuel López Azorín.

Entrevista a Gloria Fuertes en TVE1 – Aldea poética I. La poesía nos une (1997)

Entrevista realizada en 1997 sobre la edición de Aldea Poética I (la poesía nos une). En la entrevista se centran en la importancia de los nuevos poetas para contribuir a la redefinición de la poesía y la cultura.

La mitad invisible – Autobiografía (Gloria Fuertes)

La poesía de adultos escrita por Gloria Fuertes es una gran desconocida para muchos. Sin embargo, esta poeta, que no poetisa, ocupa un lugar imprescindible en la poesía femenina de posguerra. Su fama entre los más pequeños esconde una gran obra literaria.

Juan Carlos Ortega se centra en ‘Nota biográfica‘, un poema escrito por la autora en 1950, en el que habla de su infancia y su juventud. Escoge unos versos muy representativos de Fuertes, en los que ella misma se reconoce yoista o glorista.

Se trata de una autora cuya obra se ha estudiado más en Estados Unidos que aquí. El programa charla con la filóloga Margaret Persin, que ha analizado la identidad feminista de su poesía, su humor y su voz contestataria en el momento histórico. Con Francisco Nieva, amigo personal de la poeta, analiza la ambigüedad de su poesía (cómo sobre lo dramático aparece lo grotesco) y sitúa a la autora en el postismo y la posmodernidad. Y por último, Pilar Monje analiza el humor en su poesía, una herramienta que utilizaba para llegar a personas de cualquier condición y un recurso con el que buscaba conseguir su principal ambición: llegar a toda la humanidad.

   

                                                   Autobiografía (Gloria Fuertes)                         

 

La biografía de Gloria Fuertes.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

15 de Mayo

San Isidro, estoy cansada,
yo te dejo mi herramienta.
Tú, que nunca fatigado estuviste
-ni en tormenta-,
tú, que todo lo rezabas
lo labrabas
lo sembrabas
tú, que hablabas
con los santos
con el trigo
con el ave.
Toma, planta mi bolígrafo,
A ver qué coño nos sale.
San Isidro, estoy cansada.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Agota perdonar

No puedo soportar a mi lado
a esa gente
que tengo que perdonar
constantemente.
Me voy.
(Perdonaré a distancia)
porque es demasiado
perdonar al amado.
Agota.
Agota.
¡Este gota a gota!

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Ahora…

Ahora voy a contaros
cómo fue que los gusanos
que mantenía con hojas de morera
en una caja vacía de jabón
se me convirtieron
en bolas alargadas de colores,
y cómo después yo los vi
transfigurarse en mariposas,
y esto sucedió porque era mayo sólo
y los insectos son así de mágicos.

Luego os contaré
de cómo Eloísa Muro,
cuarta querida de Cervantes,
fue la que escribió el Quijote.
Porque yo, tan mínima, sé tantas cosas,
y mi cuerpo es un ojo sin fin
con el que para mi desventura veo todo.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Almas de duralex

Almas de duralex
tenían los inocentes.

No querían ser mártires,
querían ser vivientes;
los tiraron desde arriba
-los ricos-
les hicieron añicos…

y se volvieron a juntar.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Aquí donde me leéis

Alguien me colgó boca abajo,
de mis bolsillos sólo caían versos
y de mis venas nombres;
lo que más indignó a mi verdugo
no fue mi tortura,
fue,
que al tercer intento
¡Resucité!
¿Qué vería en mí el verdugo
que se puso nervioso?
Rabiando y pataleando gritó:
-¡Qué injusta es la justicia!

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Autobio

Nací a muy temprana edad.
Dejé de ser analfabeta a los tres años,
virgen, a los dieciocho,
mártir, a los cincuenta.
Aprendí a montar en bicicleta,
cuando no me llegaban
los pies a los pedales,
a besar, cuando no me llegaban los pechos a la boca.
Muy pronto conseguí la madurez.
En el colegio,
la primera en Urbanidad, Historia Sagrada y Declamación.
Ni Álgebra ni la sor Maripili me iban.
Me echaron.
Nací sin una peseta. Ahora,
después de cincuenta años de trabajar, tengo dos.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Aviso a los gobernantes

Me dirijo a Vuestras Ilustrísimas
para deciros que en mi barrio hay peste,
que se han venido todos los mendigos
a refugiarse bajo el puente roto,
-cuando venga el calor no habrá quien pare-.
Parece ser que quieren armar una
contra el Alcalde que no les da una casa,
están enfermos y viven en las cuevas
y les caen montoncitos cuando duermen.
Dicen que van a ir en una noche
a vuestra tumba a colocaros bombas
y yo lo aviso a Vuestras Ilustrísimas
porque soy pacifista y no me atrevo
a silenciarlo aunque lo creo justo.
Os aviso Ilustrísimas peligro corréis
porque esta gente está borracha.
De nada vale el bando recién dado,
de nada no dar vino en las tabernas,
de nada que haya pan en el comercio,
de nada que prohíban los desfiles,
de nada que recojan la verbena,
es mejor que suspendan los mendigos.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Brindis cotidiano

¡Brindo,
por una paz perenne (no sólo duradera),
que dure,
lo que dure el hombre en esta tierra!

¡Brindo,
por la alegría del planeta!
¡Brindo por el arroz y la lenteja!
¡Y porque todos tengamos un poeta!

¡Brindo,
por la felicidad pequeña,
por el amor grande,
por la sonrisa tierna!

¡Brindo con las copas de todos los árboles
de la tierra!
… Y brindo de verdad,
(-¡aunque no salga de esta borrachera!-)

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Cacería

Hay personas nefastas,
lo buscan, lo conquistan, lo destruyen,
lo siguen, lo persiguen, lo acosan,
lo alcanzan, lo matan,
y después se lo dan a la guardesa
(viuda de guerra,
viuda de campesino
matado por el padre del cazador),
así la “pieza” vuelve al pueblo
para quien ella quiso ser.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Canción del negro

Yo nací negro y libre en África del Sur,
yo vivo negro y libre en la América del Norte.
Los blancos me quitaron la libertad
pero no pudieron contra mi piel,
yo sigo negro y libre en la América del Norte.

Mis abuelos del África del Sur
aún rizan el cabello de
mis hijos en el vientre de mi mujer.
Yo nací negro y libre en el África del Sur,
ahora soy un ciudadano norteamericano.

Tengo que seguir siendo fuerte, negro y libre
y nunca contar a mis hijos que sus amigos
son biznietos de los que me hicieron esclavo.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Cinco de Enero

Dios, manda a tus Reyes Magos
esta noche de enero
a que nos echen tiernos rapapolvos.

Échales un amor a las pobres solteronas,
una ilusión a los aristócratas,
una honradez a los pobres políticos
y quítales el miedo a los millonarios.
-Vamos señor, tú puedes,
porque estás más allá y más acá de tus altares
y más cerca del circo.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Cirio sin muerto

Es una luz sin hojas como cirio muerto.
Es un volar palomas sobre los proyectiles,
es una verdadera revolución sin sangre,
es un no dormir nada ni vivir boca abajo.
Es como si tuviéramos un planeta en el pecho
igual que si el zapato se llenase de vidrios,
así como si un ser se nos apareciera
y moviese los labios y no dijera nada.
Yo creo que esto es algo parecido a la pena.
Yo creo que es la garra que se viste de raso
hay algo en el ambiente que me crispa los cisnes.
Y se mueren las ranas en mi pozo salobre.
Mientras tanto, Pepita se mete en un convento,
y el punzón va buscando la vena de su novio.
No estoy algo tranquila, estoy casi selvática,
los muebles se estremecen y crujen pavorosos,
me muero y me despeino y no consigo trigo,
tan sólo esta saliente joroba sin misterio.
Ha entrado una polilla y busca mis papeles.
Me voy a hacer amiga del portero esta noche,
él sabe que me escriben y no me lee las cartas;
quisiera ir al estanque a ver qué pasa al grifo,
es mejor que me esconda bajo la manta gruesa
y me quede dormida por si ahora estoy soñando.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Cuando me vaya

Cuando me vaya…
no quiero ser estatua,
ni cuadro, ni vitrina,
sólo si acaso de saco una cortina
que te entorne la luz para que duermas.
Quisiera convertirme en tu linterna
y serte útil cuando no ves claro,
eso y sólo dormirme en tu costado
y amanecer rezando en tu cadera.
Quisiera ser la lluvia en tu pradera
o tú mi lluvia o yo tu mar
y tú mi barco o al revés,
jugar,
ser siempre un niño que en el amor me crezco,
quisiera ser,
todo lo que ya soy y aún no merezco.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Cuarto de soltera

Por mi casa sin amo
suena un instrumento que aún no se ha inventado.
Y alguna vez consigo ver a un diablo
con una regadera llena de vino blanco.
De noche, alguien se queja por mi lado.
¡Aves del otro mundo
se vienen a morir a mi tejado!
De madrugada, el silencio es demasiado.
Luego vuelve a sonar el instrumento desafinado.
¡Mi cuarto de soltera está embrujado!
De todas sus esquinas salen llantos
de niños recién manipulados.
Todo esto sucede y otras cosas
en mi casa sin amo.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Desde siempre

Desde siempre escribo donde vivo
y lo que vivo.
Mis primeras cuartillas,
escribí en la cocina,
en la máquina Singer
a los catorce años.
Escribí en el solar,
después en el asfalto.
A la luz de un candil.
El año treinta y cuatro.
A la luz de una hoguera
-fue durante tres años-.
A la luz de un amor
a la luz de otro amor
a la luz de otro amor
-los tres se han apagado-
Ahora escribo a la luz de la luz
en la terraza abierta
con los brazos cerrados.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Deseamos

Deseamos:
Que no vuelva a haber otra guerra,
pero si la hubiera,
¡que todos los soldados se declaren en huelga!

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Deseando salud a los ancianos

Ahora ya a esperar.
Ahora ya a poder esperar
que la garra de nuestra vejez
se quede sin uñas.
Que la zarpa de nuestra vejez
sea caricia en nuestro indefenso cuerpecillo.
Que el buitre de la vejez
no se cebe antes de tiempo
en nosotros pecadores tambaleantes
-pero vivos-.
¡Oh, tía de la guadaña
que tardemos en verte!
Y ahora a pedir a Dios y a esperar
poquito mal y buena muerte.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

El primo

Bendito sea el primo
-el que llamamos “primo”-,
el que llega temprano,
el que trabaja mudo,
el que hace lo del otro
-y lo suyo-.
El que cede el asiento,
el que gana la bronca,
el que pierde en el mus…
¡Oh tierra,
que tu hermana la Luna se case con el primo que llegue,
a ver si con el cruce de primos y lunistas,
nacen primos y primos, tantos primos,
como el planeta tierra necesita!

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

En un programa de televisión

A una anciana le tocó
una moto acuática.
A un paralítico
le tocó la vuelta al mundo
en siete días.
A un parado
le tocó cocina de porcelanosa
y menage de doce piezas.

A servidora le tocó
las tetas el acomodador.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Escribo

Escribo sin modelo
a lo que salga,
escribo de memoria
de repente,
escribo sobre mí,
sobre la gente,
como un trágico juego
sin cartas solitario,
barajo los colores
los amores,
las urbanas personas
las violentas palabras
y en vez de echarme al odio o a la calle,
escribo a lo que salga.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Estamos bien

La mañana, se pierde en la maraña.
Por la tarde, los niños de la calle.
Por la noche, la radio del vecino.
La oficina me pone casi muerta.
El silencio, se esconde en la repisa.
Yo no puedo, leer una novela,
y la gata que pare en el pasillo
y mi hermano que no tiene trabajo
y la niña que llora por la esquina,
mi cuñada me pide una cebolla;
en la puerta, que llama el del recibo.
No hay quien pueda vivir cómodamente.
El tranvía no llega casi nunca
y no llega tampoco con el sueldo;
la merienda borrose de la casa;
el periódico nos dice la noticia:
se avecina la garra de la guerra,
y yo digo: ¡Pues sí, lo que faltaba!

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Historias de mi madre

Tres veces estuve presa
en la sala de partos del asilo
apaleada por la muerte.

El primer bombardeo
me pilló allí,
cuando tú estabas a medio salir,
cuando yo estaba
a medio parir;
y naciste tú glorita
y naciste tú,
por eso tienes un antojo de paz
en la testuz.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Hoja de Navidad

No pido caridad,
sólo mi jornal,
sueldo base
y tres amores que olvidar.
Soltera impedida
ayuda solicita
impedir desahucio,
tengo veinte libros menores
de treinta años
y aguda carencia afectiva.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Hospital-asilo ancianos pobres

Viven mucho.
Algunos no tienen nada más que años.
Algunos nunca tuvieron nada.
-Algunos tienen hijos casados en buena posición-.
Otros tienen un cáncer calladito,
la mayoría padece locura senil
y guardan estampitas de la Virgen.
Allí están solos
y aún vivos,
solamente esperando.
Viven mucho.
Valen tan poco que ni la muerte les quiere.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

La nueva era

Sea bienvenido un presente
sin dictadores
sin delincuentes
sin imperialismos
sin cinismos
sin esclavos
sin pobres
sin reclusos
sin pacientes
sin mendigos
sin impotentes
sin crímenes
sin robos
sin demasiado listos
sin bobos
sin feudales
sin morbosos
sin enfermos mentales
(ni de los otros).

Una era de oro y trigo
de microscopio
de ciencia y arte
de beso en rostro.

Una era de ellos
y de nosotros.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

La última visita

Yo la vi vestida de cuervos.
La Muerte
iba por el hospital
afilando narices,
hundiendo ojos,
secando pechos,
poniendo al bueno malo,
haciendo al malo bueno.
La Muerte,
matando muertos.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Madrugadas

Amiga de serenos y de ex-presos
-igual que un operario de la Renfe-
conozco los caminos de la noche,
los caminos del clown que ríe inútilmente,
y los torcidos pasos del que bebe derecho
-derecho tiene a su vida beberse-.
Conozco los retratos de los hijos de pobre prostituta
que con toda ternura sus madres tienen,
y los enseñan -igual que todo-
en un rincón del bar antes de recogerse.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Manos a la obra

Basta con una mano para matar.
Necesitamos dos para acariciar,
dos para aplaudir,
todas las manos del mundo
para la paz.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Me entretengo queriéndote

Por la tarde, al atardecer,
después de los versos,
me entretengo queriéndote,
me entretengo.
Apago las luces y enciendo el amor,
y al amor de la lumbre
que brota del recuerdo…
(¡Es hermoso el otoño para amarte!).
.. encandilo mis ojos
y caliento mis dedos,
pongo agua en los nardos
y un disco de silencio.
Aunque no estás conmigo
a tu imagen queriendo,
por la tarde yo sola,
me entretengo,
queriéndote, me entretengo.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Menudo menú

En la guerra comíamos…
de extraordinario,
piltrafas con patatas o con arroz
los domingos
en el colectivo comedor.
Los lunes,
lentejas rellenas
de cucarachas pequeñas.
¡Nada de qué horror!
El horror era
que se estaban matando alrededor.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Mi partido es la Paz

Mi partido es la Paz.
Yo soy su líder.
No pido votos,
pido botas para los descalzos
-que todavía hay muchos-.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Mi vecino

El albañil llegó de su jornada
con su jornal enclenque y con sus puntos.
Bajaron a la tienda a por harina,
hicieron unas gachas con tocino,
pusiéronlo a enfriar en la ventana,
la cazuela se cayó al patio.
El obrero tosió:
-Como Gloria se entere,
esta noche cenamos Poesía.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Miedo da a veces coger la pluma

Miedo da a veces coger la pluma y ponerse a escribir,
miedo da tener miedo a tener miedo,
yo por ejemplo que nunca temí nada,
pudiera ser que un día sintiera frío,
un frío nuevo que no le da el invierno.
Es malo que te corten las alas con un palo.
Es duro que los niños no te entiendan.
Es bastante difícil ser feliz una tarde
y lo mejor para sufrir es tener una viña.
Qué mal sienta la angustia si estás desentrenado.
Cómo te quema el pelo la gente que te grita.
Es lamentable y cruel que te roben el aire.
Afortunadamente esto durará poco,
y lo otro, lo otro puede ser infinito.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Minicursi

Gloria Fuertes
antipoeta
teóloga-agrícola
diputada en cortes
de mangas
profesora en partes
-comadreja-
puericultora
archivera
hechicera de cartas
perita en dulce
-sus labores-
doctora en bordados a mano
y a máquina
campeona del ‘pentalón’ corto.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Miradme aquí

Miradme aquí,
clavada en una silla,
escribiendo una carta a las palomas.
Miradme aquí,
que ahora podéis mirarme,
cantando estoy y me acompaño sola.
Clarividencias me rodean
y sapos hurgan en los rincones,
los amigos huyen porque yo no hago ruido
y saben que en mi piel hay un fantasma.
Me alimento de cosas que no como,
echo al correo cartas que no escribo
y dispongo de siglos venideros.
Es sobrenatural que ame las rosas.
Es peligroso el mar si no sé nada,
peligroso el amor si no se nada.
Me preguntan los hombres con sus ojos,
las madres me preguntan con sus hijos,
los árboles me insisten con sus hojas
y el grito es torrencial
y el trueno es hilo de voz
y me coso las carnes con mi hilo de voz:
¡Si no sé nada!

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Mundo de siglas

En este mundo de siglos.
En este mundo de siglas,
de ideas y de partidos
(todos partidos en dos),
desde siempre yo me afilio
yo pertenezco al AMOR.
Desde siempre y no lo oculto
-a los líderes no insulto-
mas no respeto más leyes,
que las del A, Eme, O y Erre.

La de amar y ser amado
y lucho sin ser soldado
sin armas y con decoro,
porque soy de esa raza
que por amor dejo todo.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Nana para despertar a un pie

Anda pie,
mimado,
calcetín de lino,
anda que es tu sino.
Ea, ea, ea, sigue tu camino.

Tienes cinco dedos como cinco rosas,
como cinco pétalos, como mariposas,
tienes cinco uñitas y cinco padrastros.
¡Despiértate pie, y sigue a los astros!,
uno sobre todos,
un astro te guía.
¡Despiértate, pie, de la calambría!

¡Ay, jo, qué calambre!
(de dolor me elevo).

¡Despiértate pie,
que cuando te muevo,
pie mío,
me dueles
(me duele tu sueño).
Despiértate pie,
ya es día en mi cuerpo,
ya tocan al alba
el gallo, la oveja, la escuela, el maestro,
y tengo que ir,
¡despiértate presto!…

No seas impaciente,
ya nos dormiremos
cuando yo… me duerma
y mi cuerpo entero.

¡Despiértate pie
aún no es el momento,
despiértate pie
que me están jodiendo!

(Perdonar que hoy esté
de poesía caótica,
con leve violencia en el lenguaje
por no herir a quien me hirió.)

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Nunca en la mañana

Nunca
en la mañana,
pienso en el mañana.
Sólo por la noche
cuando cierro el broche,
del día,
pienso en todo lo divino y humano,
y escribo
como si me llevaran la mano.
Después,
me acuesto a olvidar,
para recordarte sin obstáculos.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Octavilla

Amigos de la sala trece
del psiquiátrico pabellón:
Esta noche cuando dormite la monja
haremos la función.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Poema a este poema

Insisto en que la paz universal me tienta.
Nos salvará el amor, también insisto.
En volver a beber mi vino tinto
insisto por instinto.
El volver a volver hacia tu casa
en volver a volcarme si tu regazo es frío.
Y ya aunque no lo firme
van a saber poema que eres mío.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Poeta de guardia

… ¡Otra noche más! ¡Qué aburrimiento!
¡Si al menos alguien llamase llamara o llamaría! …
¡La portera! que si su nieta pare,
y recordase que soy puericultora…
O un borracho de amor con delirium tremendo…

o alguna señorita de aborto provocado
o alguna prostituta con navaja en la ingle
o algún quinqui fugado…

o cualquier conocido que por fin decidiera suicidarse…

o conferencia internacional…
(esto sería bomba -pacifista-) .

O que la radio dijera finamente:
«¡La guerra del Vietnam ha terminado!»
«El porqué de estar solo ya se sabe.»
O «el cáncer descubierto».

Y nadie suena, o quema, o hiela o llama
en esta noche,
en la que,
como en casi todas,
soy poeta de guardia.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Poeta independiente

Ni fui madre, ni esposa,
ni viuda, ni religiosa;
y sin embargo soy
madre, de todos los niños del mundo,
esposa, porque esposé con todos mis amores,
viuda, porque enviudé de penas y alegrías,
religiosa, porque fundé mil Casas con mis versos.
No fui nada y soy algo.
Soldado, porque luché y lucho por la paz,
obrera, porque laboro en mi mesa de papeles,
maestra, porque enseño a los niños a reírse,
modista, porque coso los rotos a la gente,
modesta, mi lujo es el silencio en zapatillas.

Trabajo por mi cuenta
poeta independiente,
para llevar a todos
trozos de paloluz.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Que los niños ayuden a los niños

Como el tren de mi infancia,
niños de tercera clase,
niños del cuarto mundo,
niños del quinto color,
niños sin casa,
sin escuela,
sin comida,
sin enfermera.
Niños sin lapicero,
que dibujan con el dedo
sobre el polvo del suelo,
un gato.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Servidora

Servidora,
stajanovista del verso.
Yo que diariamente
saco de dos a tres poemas de la mina
(del lápiz)
en una cómoda jornada de doce horas
(claro que no los pulo).
No limpio el polvo
ni hago la cama.
Una sirena muda me recuerda
que tengo la nevera y la tripa vacía.

A veces hago un alto en el trabajo
atiendo al insistente teléfono
(según quien sea
me tiro una hora
para que el interlocutor
no se pegue un tiro).
Nadie me prohíbe hablar por teléfono,
durante la jornada,
no robo al Estado,
pago mis facturas.
Soy mi jefe de personal
mi director,
mi guía.
Por eso y no por los políticos
me siento un trabajador,
un silencioso stajanovista.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Siempre con los colores a cuestas

No olvido
cuando rojos y negros
corríamos delante de los grises
poniéndoles verdes.

Cuando rojos y verdes
temblábamos bajo los azules (de camisa)
bordada en rojo ayer.

Asco color marrón
que siempre huele a pólvora.

Páginas amarillas leo hoy
para encontrar un fontanero
que no me clave.

Siempre con los colores a cuestas.
Siempre con los colores en la cara
por la vergüenza de ser honesta.
Siempre con los colores en danza.

Rojo contra azul.
Negro contra marrón
como si uno fuera Dalí o Miró.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Te vi

Te vi,
se rompieron nuestras soledades,
se alborotó el instinto,
se llenaron de luz las lámparas fundidas.
Se murieron del susto, nuestros primeros padres,

y tu pena y mi pena,
se suicidaron juntas la tarde,
de nuestro encuentro.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Tercera edad

Y llegan a dolerme ciertos músculos
más por lo que hago
que por lo que tengo.
Entre amor y amistad
me tambaleo.
Entre el todo y el nada
entre el ser y el estar
hoy ya no elijo,
me da pereza.
Tengo libertad para salir y no salgo,
tengo libertad para hacer lo que me da la gana
y lo hago.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Todo asusta

Asusta que la flor se pase pronto.
Asusta querer mucho y que te quieran.
Asusta ver a un niño cara de hombre,
asusta que la noche…
que se tiemble por nada,
que se ría por nada asusta mucho.
Asusta que la paz por los jardines
asome sus orejas de colores,
asusta porque es mayo y es buen tiempo,
asusta por si pasas sobre todo,
asusta lo completo, lo posible,
la demasiada luz, la cobardía,
la gente que se casa, la tormenta,
los aires que se forman y la lluvia.
Los ruidos que en la noche nadie hace
-la silla vacía siempre cruje-,
asusta la maldad y la alegría,
el dolor, la serpiente, el mar, el libro,
asusta ser feliz, asusta el fuego,
sobrecoge la paz, se teme algo,
asusta todo trigo, todo pobre,
lo mejor no sentarse en una silla.

Poemas de Gloria Fuertes para adultos.

Yo arreglaría el mundo

Es necesario ver el mapamundi
con todos sus delgados largos ríos.
Es necesario ver por dónde vimos
y evitar que nos cieguen las balas.

He oído la voz de este pedazo de pan
que es lo que tengo bajo el peto
y decía que cuando me marcho a los hangares
a destruir los monstruos hambrientos,
-mi corazón se refiere a los aviones-.
Vive empeñado el fiel corazón mío
en que yo sea como un loco soldado
y plise a los que odian con el pie de mis cantos.

Todos estáis perdidos,
picados por pecados,
altos y los bajos tenéis algo en la voz.

Inicio cura urgente.

Empiezo por vosotros mismos trabajadores,
os escojo primero porque sufrís un poco más.

Oídme. Así. Poco a poco os iré arreglando.

Imagen de portada: Flickr ArTeTeTrA

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn