Altas capacidades: ¿un don?
Valora este post

Un acercamiento al mundo de las personas con altas capacidades intelectuales

El programa RETRATS de TV3 se adentra en el mundo de las personas con altas capacidades intelectuales, también conocidas como superdotadas. Javier Berché, pediatra experto en personas con alta capacidad, desmitifica la imagen que se tiene de estas personas y describe los sufrimientos, que pueden ser muy agudos y se pueden arrastrar durante toda la vida.

Contrariamente a lo que mucha gente piensa, superdotación no equivale a éxito y felicidad

Demasiadas veces conlleva frustración y fracaso como persona y en los estudios

Jaume Barberà  habla con  Frank Pérez, un joven estudiante de altas capacidades. Aunque Frank dice ser reticente a hablar de temas personales ha aceptado explicar su caso ante las cámaras. Quiere con ello ayudar a niños y niñas que, si no son detectados a tiempo, pueden llegar a tener muchísimos problemas y a ser muy infelices a lo largo de su vida.

Frank empezó a tener problemas en la escuela, porque no se sentía a gusto ni entendido

Empezó con depresiones a los 13 años. Le era muy difícil adaptarse a un sistema que no invita a razonar, sino a memorizar. También destaca su profundo sentido de la justicia desde muy pequeño, cosa que, a cierta edad, si había confrontación con el profesor por algo que no consideraba justo, le traía muchos problemas.

La inadaptación al sistema le llevo a estar hasta los 20 años medicándose de cosas que no tenía (tomando hasta 20 pastillas al día). Por diagnósticos múltiples, todos erróneos. Frank explica lo muchísimo que le costo acabar la ESO, hasta el punto de tener que  acabar haciendo la educación obligatoria a distancia.

Luego empezó bachillerato, también con problemas adaptativos al sistema. Dice que no tenía mala relación con los compañeros pero, interiormente, buscaba caminos alternativos que no podía compartir con el resto de alumnos, otras soluciones a los problemas, Frank siempre tenía una visión diferente al resto de compañeros cosa que, por un lado le situaba como líder pero por otro le hacía sentir mucha soledad.

Por lo que respecta a las notas no había término medio:

si algo le motivaba era un 10. Si no existía motivación un 0. Frank ha tenido que esperar hasta los 23 años para conseguir un diagnóstico correcto, que le ha aclarado muchas cosas y abierto nuevos caminos.

El conductor del programa también habla con Teresa Salvador y Lluís Martínez, padres de dos hijos con superdotación; y con Jordi Piñero, master de física teórica de la universidad de Cambridge, profesor de chicos y chicas con altas capacidades.

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn