María Montessori, biografía y metodología
4.9 (97.39%) 46 votos

María Montessori dedicó toda su vida a la infancia, en particular a los niños con alguna discapacidad. Comprendió desde el principio que los problemas de los niños con graves déficits se debían resolver con procedimientos educativos y no con tratamientos médicos. Es más, según ella los métodos pedagógicos tradicionales eran irracionales ya que reprimían sustancialmente las potencialidades del niño en lugar de ayudarlo y hacerle germinar, para a continuación comenzar su desarrollo. De ahí el hincapié de María Montessori en la educación de los sentidos como momento preparatorio para el desarrollo de la inteligencia. Para ella la educación de los niños, ya sean o no discapacitados, debía estar vinculada al desarrollo de la sensibilidad.

María Montessori, biografía y metodología

El Método Montessori. Qué hizo María Montessori por la educación

María Montessori publica en 1909 un texto que se convertirá en la base de la pedagogía moderna: “Il metodo della pedagogia scientifica applicato alléducazione infantile nelle Case dei Bambini“.

El método montessoriano pone en el centro de la educación el respeto por la espontaneidad del niño y es el primero en ofrecerle una alternativa a la educación autoritaria de la época. Lo lógico sería situarlo en su tiempo, pero vemos que este método sirvió pero sirve. Era un método casi futurista, porque se adelantaba muchísimo a su época.

Hoy día no puede ponerse en duda la vitalidad de esta metodología. 22.000 escuelas están actualmente en activo en todos los grados educativos, de las cuales podemos encontrar 5.000 en Estados Unidos, 1.200 en Alemania, 370 en Irlanda, 220 en Holanda, 150 en la India, 150 en Japón y en muchos otros países del mundo.

La suma total de los centros que usan el Método Montessori se puede elevar a más de 66.000 si incluimos las escuelas bajo la influencia montessoriana. En Italia consta sin embargo sólo con 150 escuelas, y casi todas son guarderías o de grado elemental.

María Montessori, biografía y metodología

María Montessori, biografía y metodología

Cómo es hoy un aula Montessori

Silencio y concentración, así trabajan en esta aula donde hay alumnos de tres a cinco años. La escuela Montessori Palau de Girona aplica exclusivamente la pedagogía Montessori, desde bebés hasta bachillerato. Un concepto de aprendizaje centrado en la autonomía del alumno y que diseñó hace ya 100 años la pedagoga y científica italiana María Montessori:

No consiste solamente en saberse poner la chaqueta, la autonomía consiste en una gestión de tu conocimiento y de tus aprendizajes. El alumno va a clase y trabaja, y decide si hace matemáticas o si hace lengua en función de su interés. Al profesor le llaman guía, es quien facilita los materiales para que cada uno aprenda descubriendo a su aire.

Las actividades cotidianas son una fuente básica de aprendizaje. La vida práctica en casa aporta un gran enriquecimiento tanto a nivel de responsabilidad como de persona, así como también en áreas como matemáticas, física… Muchas veces a los alumnos les cuestan las matemáticas porque no han experimentado lo suficiente la vida real.

Ève Herrmann, a través de sus cuentos, acerca la pedagogía Montessori para aplicarla en el día a día. “La sociedad crea una imagen del niño al que hay que dirigir, controlar, castigar o corregir por sus errores. Montessori nos puede ayudar a actuar menos sobre el niño justamente observando más, dando un paso atrás y actuando menos, porque el niño no siempre necesita que hagamos las cosas por él y le dirijamos. Nos podemos poner en el lugar del niño y tomarnos el tiempo para observar la naturaleza, el entorno. El niño es guía.”

Esta fotógrafa, especialista en Montessori, ha creado diversos materiales y una guía con propuestas y actividades a partir de la experiencia con sus propias hijas haciendo labores en casa o bien en contacto con la naturaleza, dos ejes centrales del legado de María Montessori.

El Método Montessori se practica hoy en día en 20.000 escuelas en todo el mundo. Está al servicio de niños desde su nacimiento hasta los 18 años. La pedagogía Montessori se basa en la independencia, en la libertad de elección del propio proceso educativo dentro de unos límites codificados y en el respeto por el natural desarrollo (físico, psicológico y social) del niño.

María Montessori, biografía y metodología

María Montessori, biografía y metodología

María Montessori. Biografía

El ambiente familiar

María Montessori nació en Chiaravalle, a pocos kilómetros de Ancona, el 31 de agosto de 1870. Fue mujer, educadora, pedagoga, científica, médica, psiquiatra, filósofa, antropóloga, bióloga, psicóloga, devota católica, feminista y humanista.

Fue la primera mujer italiana que se graduó como doctora en medicina, todo ello a finales del siglo XIX. Está claro que tuvo que luchar muchísimo.

Era hija de Alessandro Montessori y de Renilde Stoppani, ambos personas instruidas y muy sensibles a las nuevas ideas políticas que hablaban de la unidad de Italia. Alessandro Montessori había nacido en Ferrara y, después de trabajar como empleado en las salinas de Comacchio, en los años 70 fue trasladado a Chiaravalle a tareas de control y gestión. Es en ese lugar donde encontrará a la mujer con la que se casaría, Renilde Stoppani.

En los escritos de Alessandro Montessori se pueden encontrar valiosísimos datos sobre el crecimiento y desarrollo de la joven María.

La madre, Renilde, era originaria de Monte San Vito, un pueblo cercano a Chiaravalle, y pertenecía a una familia de pequeños terratenientes. Era una mujer muy instruida y que amaba la lectura. Como el padre de María era católica, con una profunda simpatía por los ideales del Risorgimento.

Por parte de madre María Montessori era sobrina de Antonio Stoppani, abad y naturalista, y hoy día célebre por haber escrito el libro Il Bel Paese. Stoppani era una figura importante del catolicismo de la zona y, al ser abad e insigne científico, con su propia vida mostraba la coexistencia armónica entre fe y razón.

La joven María verá en el abad Stoppani un punto de referencia, y en su madre un constante sustento a sus ideas innovadoras y a sus relaciones vitales, insólitas para la época, quizás en contraste con un cierto conservadurismo por parte de su padre.

Por todo esto podemos decir que María Montessori vivió en un ambiente propicio para todo lo que hizo después. Con este entorno es más comprensible cómo fue posible una educación tan particular. Primero estudió francés y piano, que abandonó en seguida. A los 14 años comenzó a estudiar ingeniería y biología. Ciertamente a todo ello contribuyó la historia familiar.

En febrero de 1873 su padre, que era militar de profesión, fue trasladado a Florencia, donde la familia estará dos años. Después otro traslado, esta vez definitivo y crucial para la propia María. Se establecieron en Roma.

¿Cómo era y qué estudió María Montessori?

De pequeña María era muy vivaz. Los estudios elementales no habían sido muy brillantes debido a problemas de salud.

Con 11 años comenzaron a apasionarla los estudios. De joven quería dedicarse al arte dramático. Era excelente en italiano pero tenía grandes lagunas en gramática y en matemáticas. Desde el principio manifestó un gran interés por las ciencias, sobre todo por la biología, lo que causará algunos problemas con sus padres que hubieran preferido que se orientara a la enseñanza.

Al final María terminará en la Facultad de Medicina, aunque con grandes esfuerzos y con la ayuda del mismo Papa León XIII ante los obstáculos que el mismo ministro Baccelli le estaba poniendo a su carrera universitaria. María lo consigue y se inscribirá en la Facultad de Medicina de la Universidad La Sapienza de Roma, donde será la primera mujer en licenciarse en medicina en 1896.

María Montessori se dedica con pasión y método a la investigación en el laboratorio, siguiendo cursos de bacteriología y microscopia. Además hace un curso de ingeniería experimental. También estudia pediatría en el hospedade di bambini, las enfermedades de las mujeres en el hospital de San Giovanni y las de los hombres en el del Santo Espíritu, hospitales que están hoy día en activo.

Su currículum resulta excelente sobre todo en algunas materias: especialmente en higiene, psiquiatría y pediatría; materias que serán la base de sus futuras decisiones.

En los años que preceden a la licenciatura sus trabajos estudiantiles se orientaran siempre hacia la investigación de tipo experimental en laboratorio y a la observación en el manicomio del hospital de Santa Maria della Pietà di Monte Mario en Roma.

En 1895 gana una plaza de adjunta en medicina en el hospital, con derecho a entrar en una sociedad reservada a doctores y profesores de los hospitales de Roma. Durante la preparación de su tesis doctoral frecuenta las clases de antropología física o biológica impartidas por el profesor Giuseppe Sergi. Su tesis, que defenderá el 10 de julio de 1896, es de carácter experimental. Casi 100 páginas a mano con el título Contributo clinico allo studio delle allucinazioni a contenuto antagonistico.

Un hecho que va a ser muy importante en su vida es que obtiene un puesto de asistente en la clínica psiquiátrica de la Università di Roma, donde trabajará con niños y niñas con problemas que ella misma definirá como anormales y en la que trabajará en colaboración con Giuseppe Ferruccio Montesano, con quien tendrá no sólo una relación profesional sino también afectiva.

Mario, el hijo de María Montessori

Con esta relación ella no será feliz. Del desafortunado romance con Giuseppe Montesano el 31 de marzo de 1898 nació el hijo de María Montessori, Mario. Ella no pudo ocuparse de él, sino que lo entregó a una familia de Vicovaro, un pueblo de la región de Lacio. Después de la muerte de su madre podrá llevarlo a vivir con ella, haciéndolo pasar por un sobrino.

María Montessori, biografía y metodología

Maria Montessori junto a su hijo

Cómo se vestía María Montessori

La renuncia a su hijo y el matrimonio de Montesano con otra mujer llevarán María Montessori a vestirse de negro por el resto de su vida. Y no sólo eso, la profunda desilusión que le causó el abandono del médico la llevaron a acercarse al movimiento feminista, del que fue representante a nivel nacional e internacional.

María Montessori, biografía y metodología

Maria Montessori junto a su hijo

En el congreso de Berlín en 1896, representando a Italia, se hizo famosa por su intervención en defensa del derecho a la paridad salarial entre mujeres y hombres. Participará además en el siguiente congreso celebrado en Londres, en 1899, donde habló de las mujeres y de los niños, enfatizando las repercusiones que las condiciones de vida tienen sobre la sociedad.

A pesar de los avatares de su vida María Montessori nunca dejó la ciencia. Ella nunca dejo de lado su carrera científica, sino que precisamente esos años de trabajo en la clínica la llevaron a entrar en contacto con los ambientes científicos del Reino Unido y Francia, por ejemplo. De esos contactos nacerá su interés por la literatura científica francesa de principios del siglo XIX.

María Montessori estaba muy interesada en los casos de niños salvajes criados por animales y encontrados en las zonas aisladas en el siglo XVIII, y que fueron objeto de experimentos reeducativos por parte de científicos como Jean Marc Gaspard Itard o Édouard Séguin.

Ambos le transmitirán la idea de la posibilidad de reinsertar en la sociedad a estos niños y niñas anormales a través de un recorrido educativo adecuado. Su participación en numerosos congresos pedagógicos, en varias ciudades europeas, le permitirá entrar en contacto con la escuela de Itard y Séguin y aprender sus métodos experimentales de reeducación de personas con retraso mental.

María Montessori, biografía y metodología

Eduardo Séguin (1812 – 1880) fue un médico que trabajó con niños mentalmente discapacitados en Francia y en Estados Unidos. Había estudiado con el psiquiatra francés Jean Marc Gaspard Itard, que había educado a Victor of Aveyron, conocido también como “El niño salvaje”.

María Montessori, biografía y metodología

Jean Marc Gaspard Itard (1774 – 1838) fue un médico-pedagogo francés.

María Montessori, finalmente decidida a dedicarse a la educación, decide renovar las bases de su educación y se licencia en filosofía. Sus éxitos científicos, conseguidos en una atmósfera cultural con una fuerte influencia del positivismo, le valieron reconocimientos y becas que la llevaron a la investigación con niños con retraso.

En 1898 María Montessori se presenta en el Congreso Pedagógico de Turín. Allí expone los resultados de sus primeras investigaciones resaltando la importancia de la educación y atención a niños con deficiencias mentales, y planteando por primera vez la relación entre el abandono infantil y el desarrollo posterior de la delincuencia.

Poco después se convertirá en la directora de la Escuela Magistral Ortofrénica de Roma. En el año 1903 fue nombrada médico asistente de clase 2 dentro de la Cruz Roja italiana, con un grado militar asimilable al de subteniente, a disposición para el servicio de los hospitales territoriales de la Cruz Roja italiana.

En 1904 consigue la docencia en antropología, y tiene además la oportunidad de ocuparse de la organización educativa de los asilos infantiles. A tal fin abrirá el 6 de enero de 1907 en San Lorenzo, un barrio de Roma, la primera Casa Dei Bambini.

María Montessori, biografía y metodología

María Montessori, biografía y metodología

La Casa Dei Bambini ¿Cómo enseñaba y cómo trabajó María Montessori con los niños?

El 6 de enero de 1907 en San Lorenzo, un barrio de Roma, María Montessori abre la primera Casa Dei Bambini. Se trata de un ambiente especial, construido a medida de los niños y basado en el uso de material científico.

La casa en el barrio de San Lorenzo contaba con unos 60 niños calificados de rebeldes. El material científico utilizado los educaba a la autocorrección del error por parte del mismo niño. Ellos eran libres para escoger el material con el que iban a trabajar. En la casa todo debía contribuir a capturar el interés espontáneo del niño, y allí la educación se convirtió en un proceso de autoeducación y autocontrol.

Este centro tenía muchísima fama y lo visitaban muchas señoras de Roma intrigadas por los rumores que circulaban por la ciudad sobre la escuela, que decían que allí los niños hacían lo que querían y aprendían lo mismo.

Un día una de esas señoras ricas que solían visitar la casa fue y la encontró cerrada. Comenzó a dar una vuelta por el barrio a ver si alguien la informaba de lo que pasaba y se encontró con un grupo de niños que solían acudir a la escuela. Se lamentó de no haber podido visitar el centro, de que tenía muchas ganas…

Total, que los niños, educados en la autonomía, le respondieron que no se preocupara, que ellos mismos se la enseñarían. Los pequeños cogieron la llave y, como buenos anfitriones, le enseñaron todo lo que la huésped quiso. En un momento dado la señora, con un poco de malicia, le preguntó a uno de los niños: “¿es cierto que en esta escuela hacéis todo lo que queréis?”, a lo que un pequeño le respondió: “No señora. Nosotros no hacemos todo lo que queremos, nosotros queremos todo lo que hacemos”. Desde luego una estupenda respuesta.

En esta casa María Montessori aplicó una nueva concepción de la escuela infantil. Esta nueva concepción la recogió en el libro Il metodo della pedagogia scientifica applicato alléducazione infantile nelle Case dei Bambini.

María Montessori, biografía y metodología

Por lo que plantea y propone María Montessori fue criticada en su momento

La intuición de María Montessori sufrió una crítica feroz, lo cual a veces le sirvió más para actualizarse que para denigrarse o estancarse.

La difusión de sus ideas se ha visto frenada más por razones históricas e ideológicas que por ideas educativas. Hoy día es difícil discutir la convicción de que el niño nace bueno y que sólo la sociedad puede corromperlo, pero no así la rigidez de los materiales didácticos preconstituidos por las escuelas Montessori, aunque nos es fácil entender las críticas que recibió de la autoridad fascista un sistema que hunde sus raíces y que es incomprensible sin el principio de la libertad.

El Método Montessori a la vez que alabado ha recibido bastantes críticas:

  • En el plano ideológico se le ha cuestionado la contraposición que hace entre el niño bueno y el adulto esclerótico y corrupto.
  • En el plano de la didáctica se ha criticado el carácter artificial de los materiales y la metodología tan rígida en su aplicación, sobre todo en contraste con la ductilidad por ejemplo del Método Agazzi, tan peculiar por la heterogeneidad y fantasía de los materiales de juego.
  • Desde el punto de vista de la socialización también le llegaron críticas. Los niños aprendían de manera individual, sin desarrollar una relación con otros niños.

Sin embargo, a pesar de las críticas, el método se ha seguido utilizando y difundiendo tanto dentro como fuera de Italia.

María Montessori, biografía y metodología

María Montessori, biografía y metodología

Los principios básicos del método Montessori

  • Educar al niño en la independencia.
  • No impedir nunca a un niño hacer algo porque sea pequeño.
  • Habituar al niño a hacer las cosas con precisión es un buen ejercicio para desarrollar la armonía del cuerpo.
  • El educador montessoriano debe ser un ángel que custodia y observa y que no interviene casi nunca, salvo si hay una ocasión de peligro evidente y flagrante.
  • Nunca obligar a un niño a hacer algo.
  • Educar en contacto con la naturaleza. Cuidar de plantas y animales habitúa al niño o la niña al cuidado y a la crianza.
  • Desarrollar los talentos, las potencialidades del niño.
  • Nunca hablar mal de los niños, ni en su presencia ni en su ausencia.
  • El ambiente escolar debe ser hecho a medida del niño.
  • Los niños son viajeros de la vida y nosotros los adultos somos sus cicerones, sus guías.

María Montessori, biografía y metodología

María Montessori y sus principios pedagógicos. El método de la pedagogía científica

Los principales puntos de la aproximación pedagógica de María Montessori son:

  • La distribución de la educación de los niños en grupos de 0 a 3 años, correspondientes a periodos sensibles de desarrollo. María Montessori se basaba en periodos sensitivos, aseguraba que los niños tienen distintas necesidades educativas que cambian cada seis años. Qué dice María Montessori sobre los niños: A los más pequeños los llama mente absorbente. Entre seis y doce es el momento del razonamiento. De doce a dieciocho es la etapa de la formación de la personalidad social. Y entre los dieciocho y los veinticuatro, la entrada en la vida real.
  • La libertad de elección del alumno del propio camino educativo, tanto de la actividad a desarrollar como del tiempo dedicado a ella. Además bloques de horario de trabajo didáctico largos y sin interrupciones, idealmente de tres horas.
  • Una organización de la actividad educativa. Propuesta de laboratorio, de ambientes y de materiales didácticos que favorezcan el aprendizaje por el descubrimiento y por la construcción del conocimiento.
  • Además los niños deben considerarse seres competentes, alentados a tomar decisiones importantes.
  • Por otra parte es importante la observación del niño en el entorno, como base para iniciar el desarrollo curricular. Por ejemplo presentación de ejercicios subsecuentes para el nivel de desarrollo y acumulación de información.
  • El Método Montessori tiene en cuenta hasta el tamaño de los muebles. Los muebles han de estar construidos a tamaño de los niños y la creación del entorno a tamaño del pequeño, como una especie de microcosmos en el cual puede ser competente para producir de modo completo un mundo para sí mismo.
  • Por otra parte es fundamental la participación de los padres, para incluir atención propia y básica de salud e higiene como requisito para la escuela.
  • Y, finalmente, materiales didácticos y científicos autocorrectivos, ya que por medio del material el niño va experimentando por sí mismo y va corrigiendo sus propios errores.

El fin educativo del método de María Montessori es la autonomía en todos los sentidos:

  • Autonomía en el plano intelectual, al formar un pensador crítico.
  • Autonomía en el plano moral, a través de la reciprocidad y el respeto mutuo.
  • Autonomía social, al trabajar con sus pares.
  • Autonomía emocional, con la seguridad que le brindan los límites, la educación de la voluntad y la autosuficiencia.

La vitalidad de esta metodología no puede ponerse en duda con 22.000 escuelas actualmente en activo en todos los grados educativos, de las cuales podemos encontrar 5.000 en los Estados Unidos, 1.200 en Alemania, 370 en Irlanda, 220 en Holanda, 150 en la India, 150 en Japón…

En Italia, según un artículo publicado en Il Corriere della Sera en 2013, y con pocos cambios hasta ahora, el método está presente sólo en 150 escuelas, casi todas guarderías y escuelas elementales, y se podría decir que además de pocas son casi desconocidas. Ya se sabe, en casa del herrero…

Aunque algo está cambiando y en los últimos años se observa, por lo menos a nivel universitario, un interés por el Método Montessori, y se han multiplicado los cursos especializados. También se está incluyendo su metodología en los cursos para padres. Se empieza a entender que una escuela que educa a través de los propios intereses, que incita a descubrir las cosas motu proprio, que valora la iniciativa personal, sería mucho mejor que las que tenemos ahora.

María Montessori, biografía y metodología

María Montessori, biografía y metodología

El legado de María Montessori y sus aportes a la educación

El movimiento Montessori en Estados Unidos

El método de María Montessori, aunque parece moderno, nació a finales del siglo XIX. A día de hoy la suma total de centros que lo usan se puede elevar a 66.500 si incluimos las escuelas bajo la influencia montessoriana. El libro Il metodo della pedagogia scientifica applicato alléducazione infantile nelle Case dei Bambini fue publicado en 1909, y se tradujo casi inmediatamente a todas las lenguas. Fue un éxito rotundo.

Supuso el nacimiento de lo que luego se llamó el movimiento Montessori, del que surgió en 1924 la Scuola Magistrale Montessori y la Obra Nacional Montessori, erigida esta última como fundación y encargada de la difusión, actuación y tutela del método Montessori.

Uno de los lugares donde más éxito tuvo el método fue en los Estados Unidos. Ya desde 1913, y con la visita de la misma Montessori a este país, comenzó una relación con Nancy McCormick Rambusch, que con el tiempo se convertiría en la fundadora de la sociedad Montessori americana.

María Montessori, biografía y metodología

Maria Montessori a su llegada a Nueva York en 1913

Aunque no fue Nancy McCormick la primera en interesarse por el método. Realmente los primeros en interesarse por el trabajo de María Montessori fueron, en 1912, Alexander Graham Bell y su hija, que la invitan a visitar los Estados Unidos y abren la primera casa de los niños en ese país.

Las escuelas en Estados Unidos se multiplican y se forma la American Montessori Association que encabezaron Bell y Margaret Wilson, la hija del presidente Woodrow Wilson.

Este auge del método Montessori en Estados Unidos termina de forma abrupta cuando el profesor William Heart Kilpatrick, en 1914, escribe el libro The Montessori system examined, en el que declaró la teoría Montessori como obsoleta y con duras críticas la extermina.

Kilpatrick era un reconocido profesor de la Universidad de Columbia, y sus palabras tuvieron un profundo impacto en el pensamiento de sus colegas. En este mismo año María Montessori escribe La autoeducación en la escuela elemental, en cierto modo una respuesta.

Gracias a la labor de Nancy McCormick Rambusch todo ese trabajo se retomaría y se volvería a confiar en los éxitos del método Montessori.

La metodología Montessori en Italia

En 1926 se funda la Real Escuela del Método, con el apoyo de Benito Mussolini. Las escuelas y los centros de entrenamiento se multiplican en Italia. Empiezan a aparecer también en países como Alemania.

Más tarde María Montessori renuncia a la ayuda de Mussolini quien quería adoctrinar a los niños para sus fines bélicos, lo cual es incompatible con la libertad fundamental en su filosofía. El Duce manda cerrar todas las escuelas, así como Hitler cierra todas en Alemania.

María Montessori abandona Italia y se va a Barcelona a los 64 años, donde tiene que empezar desde el principio.

Preguntarse sobre la posición política de María Montessori es a priori muy complicado. Algunos críticos la han considerado de derechas, por todas las escuelas privadas abiertas en su nombre y por todas sus amistades en las altas esferas.

De otra parte tenemos la importancia dada por ella a la investigación científica, y las indicaciones precisas y claras para garantizar los criterios de igualdad y que no hubiera clases basadas en juicios elitistas y de competencia continua que la acercan a la izquierda.

Es cierto que en un principio aceptó el apoyo de Mussolini, interesado en resolver el problema del analfabetismo con la Casa Dei Bambini. María Montessori por su parte esperaba que la aprobación del Duce favoreciera la difusión del movimiento Montessori en Italia. En principio fue así, pero poco a poco van surgiendo los problemas.

En 1926 Montessori organiza el primer curso de formación nacional que preparaba a los profesores para seguir su método. Mussolini en persona la respalda y, considerando el éxito de María Montessori como un éxito de su propio régimen, se convierte en el presidente de honor del curso y hace una importante donación a la Opera Nazionale Montessori (ONM). El curso fue un éxito, con 180 maestros participantes. En años sucesivos se harán cursos internacionales y se celebrarán en Roma en lugar de Milán.

Al mismo tiempo María Montessori participa en una serie de conferencias en el extranjero, entre ellas una en Ginebra sobre la paz que tiene resonancia internacional y donde las posturas irreconciliables, sobre todo en lo relativo a la libertad, quedan muy claras. Mayormente porque rehusó comprometer sus principios y convertir a los niños en pequeños soldados.

María Montessori y sus principios pedagógicos en otros países

En 1934 llegará la orden de cierre de todas las escuelas Montessori, ya fueran para niños y también para adultos, aunque algunas de ellas sí continuaron pero en la clandestinidad. En el mismo año Hitler ordena el cierre de las escuelas en Alemania y Austria. En 1936 el régimen cierra, por orden del ministro Cesare Maria De Vecchi, la Regia scuola triennale del Método Montessori que preparaba en Roma a los futuros maestros.

Llegados a este punto María Montessori ya era considerada una marginada por parte de la cultura fascista. Es entonces cuando decide abandonar Italia. Cerrada la Escuela del Método en 1933, prácticamente olvidada la Opera Nazionale y dadas las desavenencias con el régimen fascista María se ve obligada a abandonar Italia en 1934.

Continúan así sus viajes por diferentes países para difundir su propia teoría educativa. Llega hasta la India durante la Segunda Guerra Mundial donde continúa su obra pedagógica para volver a Europa en 1946, por supuesto con honores.

Antes de esto llega a España. En 1935 se instala en Barcelona y desarrolla métodos para la catequesis. Se inicia la Guerra Civil y huye de Barcelona, se instala en Holanda donde vuelve a empezar su labor. En 1938 publica su libro El niño. El secreto de la infancia.

Al año siguiente la sociedad teosófica de la India la invita a visitar el país, y María Montessori decide irse allí con su hijo Mario. Al poco estalla la Segunda Guerra Mundial y debe quedarse en la India. En esta época los ingleses dominaban el país y, aunque le permitieron seguir trabajando, no la dejaron salir. Mandaron a su hijo a un campo de concentración. Mientras tanto ella se dedica a trabajar con los niños de primaria.

Expresó entonces que el adulto sólo puede ofrecer al niño los medios necesarios y enseñarle a usarlos, y que él debe desarrollarse por sí mismo. El desarrollo es personal y nadie lo puede hacer por otro. En esta época nace su interés por los niños de 0 a 3 años. Afirma María Montessori que la educación debe iniciarse desde el nacimiento, y desarrolla las comunidades infantiles como propuesta para sustituir las guarderías.

Al finalizar la guerra María Montessori regresa a Holanda y reanuda la propagación de sus ideas. Se abren más escuelas Montessori y se inicia el movimiento a nivel mundial. Recibe la Legión de Honor de Francia por su destacada labor en el campo de la educación así como la condecoración Honoris Causa de la Universidad de Ámsterdam, y es propuesta tres veces para el Nobel de la Paz.

María Montessori, biografía y metodología

Maria Montessori nombrada Doctor Honoris Causa.

El regreso a Italia de María Montessori

María Montessori vuelve a Italia. Lo primero que le preocupa a su regreso es reconstruir la Opera Nazionale, a la que se le atribuyen prácticamente los mismos atributos y deberes del estatuto de 1924.

Gracias al impulso dado por Maria Iervolino y Salvatore Valitutti la Opera Montessori puede retomar su labor y desarrollar los fines de la organización encaminada a difundir los principios pedagógicos de su fundadora y a continuar la expansión del método.

A pesar de ello los problemas no acaban. La Opera sufrirá una importante crisis económica y organizativa que le llevó a un completo saneamiento en 1986 y se dotó de estructura actual. Afortunadamente María Montessori no vio ya estos últimos problemas.

María Montessori murió el 6 de mayo 1952 en la ciudad de Noordwijk, en Holanda, donde se había instalado al volver de la India. Sobre su tumba se puede leer, en italiano: “Io prego i cari bambini, che possono tutto di unirsi a me per la costruzione della pace negli uomini e nel mondo.”

María Montessori, biografía y metodología

Tumba de Maria Montessori

Está claro que lo más importante es la obra que nos ha legado María Montessori. El Método Montessori de educación que ella obtuvo a partir de su experiencia ha sido aplicado con éxito a todo tipo de niños y es muy popular en muchas partes del mundo, a pesar de las críticas a su método en los inicios de las décadas de los 30 y 40 del siglo XX.

María Montessori, biografía y metodología

Metodología Montessori en casa

Juguetes Montessori para bebes, para niños de 1 año y para niños de 2, 3, 4… años

Los juguetes Montessori son juguetes pedagógicos. Debemos tener en cuenta que no todos los juguetes pedagógicos son adecuados para cualquier edad, lo importante es encontrar el juguete adecuado para la edad y el momento evolutivo del niño. Sólo así el pequeño logrará aprovecharlo y que, sin darse cuenta, le sirva en su aprendizaje.

Los juguetes Montessori tienen dos funciones: entretener al niño y ayudarle a desarrollar alguna habilidad. Se trata de juguetes que permiten, siempre dependiendo de la edad del niño, conocer el mundo que le rodea a través del tacto y de la vista, refinar los sentidos, la concentración y las capacidades e, incluso, interiorizar normas.

Según la filosofía Montessori los juguetes y juegos deberán estar inspirados en la realidad y alejados de la fantasía. Además, siempre debemos ofrecer a los niños juegos y juguetes simbólicos, que les permitan el juego libre (o juego no estructurado) e imaginativo. Para los niños no existe la frontera entre el juego y el aprendizaje.

El Arco Iris Waldorf es un juguete siempre recomendado, ideal para que los niños desarrollen su curiosidad y creatividad. Da para muchos tipos de juego: se puede apilar, utilizar como cuna, para hacer corrales para los animales, para construir un puente o un túnel y para todo lo que permita la imaginación del niño.

Es un juguete que permite el juego simbólico y de construcción y que proporciona muchas horas de diversión. Permite al niño aprender los conceptos de grande y pequeño, la gama de colores, el orden… Además, lo puedes encontrar en diversos tamaños, lo que permite su uso por niños de diferentes edades.

María Montessori, biografía y metodología

El Árbol Musical consiste en una estructura de madera descendente en la que las canicas van bajando de forma circular por las hojas del árbol (de madera y distintos colores) y producen una música ligeramente acústica.

María Montessori, biografía y metodología

Con este adorable juego de equilibrio de piratas la diversión está asegurada. Los niños, jugando, desarrollarán la coordinación mano-ojo y entenderán el concepto del equilibrio. Se puede jugar con dado, que ira marcando el color de la pieza que se debe colocar dificultando todavía más el juego. Además lanzar el dado requiere de cierta motricidad fina y también hace que los jugadores se guíen por unas normas concretas, aunque sean en este caso muy sencillas.

Este juguete fomenta la concentración y ayuda a desarrollar el pensamiento crítico y la capacidad de resolución de problemas. Los niños deben detenerse unos instantes para ver cuál es la mejor posición para que no se caigan todos los bloques. Sin duda se trata de un regalo redondo.

María Montessori, biografía y metodología

Las bolas de encordado Povkeever constituyen un juego de enhebrar ideal para los niños y niñas. La variedad de formas y colores lo convierten en un excelente material para manipular, que ayuda al desarrollo de la percepción visual y al reconocimiento de las diferentes piezas. La psicomotricidad fina es imprescindible para el desarrollo de la grafomotricidad, que llevará a los pequeños a escribir con facilidad.

Además, según vayan adquiriendo mayores habilidades motoras los niños aprenderán a hacer lazos y nudos. Otra cualidad de este juego es que desarrolla la creatividad y habilidades artísticas, ya que se pueden crear collares, pulseras, trenes… no hay límites para la imaginación. Y, al venir con una bolsa de transporte, es un juguete ideal para viajar con él o trasladarlo de un lugar a otro y que los niños puedan entretenerse donde quieran que estén.

María Montessori, biografía y metodología

Este ajedrez de memoria evoluciona con el niño y es apto incluso para que jueguen los adultos. Este juego es un reto para la memoria, se trata de buscar el color que haya salido en el dado recordando donde lo habíamos visto antes de colocar las piezas, con lo que se desarrolla la memoria fotográfica.

El hecho de lanzar el dado también requiere de cierta motricidad, que irá evolucionando a base de práctica, y ayuda a los niños a controlar la fuerza y la destreza. El uso del dado ayuda además a que los pequeños poco a poco comprendan que existen normas. Y, si el juego es compartido, estamos integrando el concepto del orden y los turnos y el que los niños aprendan a compartir.

El fabricante propone cuatro modalidades de juego:

  • La más básica es que quien acierta el color se queda la ficha y puede volver a tirar el dado.
  • En otra modalidad, en la que empieza a desarrollarse la estrategia, gana el primero que consigue 6 piezas de colores diferentes.
  • Por último se puede jugar intentando conseguir cuatro piezas de los mismos colores.

María Montessori, biografía y metodología

Estos sencillos bloques de madera captan la atención de los niños de cualquier edad. Se estimula con ellos la vista y el tacto, ya que los pequeños perciben las diferentes formas y colores. Las piezas encajables desarrollan la motricidad fina ya que requieren de precisión para colocarlas en cada hueco y, además, favorecen el uso de la pinza.

Este juguete está compuesto por 3 tableros de madera de diferente dificultad. En el tablero más sencillo el juego consiste en encajar las piezas en el hueco correspondiente. En los otros dos tableros no se trata sólo de encajar las piezas, sino de primeras fases de puzzles que ayudan a los niños a mejorar su atención y concentración. Las piezas pueden usarse además como bloques de construcción, estimulando la imaginación de los niños.

María Montessori, biografía y metodología

Este juego de fichas y números es el ejemplo perfecto de juego educativo. El tablero, compuesto por 9 números y 45 círculos de colores, facilita que los niños aprendan a reconocer los números y sus grafías. La relación de colores con la cantidad de círculos de cada color hace que los pequeños aprendan a contar jugando.

Al ser encajables, tanto los números como las letras, se desarrolla la motricidad fina y se precisa de una pinza bien desarrollada para conseguir poner cada pieza en el palo correspondiente. Los atractivos colores les sirven para aprenden a clasificar, primero distinguen entre iguales y diferentes para posteriormente desarrollar el concepto de muchos y pocos de cada color. Un juego perfecto para desarrollar la motricidad, el área matemática y el cálculo mental.

María Montessori, biografía y metodología

La firma Melissa&Doug destaca por crear atractivos juguetes educativos que logran captar la atención de los más pequeños a la vez que les ayudan a desarrollar sus habilidades y a aprender nuevos conceptos. Este tablero de pestillos activa la curiosidad de los niños, que se esfuerzan en abrirlos para descubrir lo que ocultan las puertas cerradas.

Cada cerrojo es distinto así que requerirá un nuevo aprendizaje por parte del pequeño, y sus habilidades motoras finas se irán desarrollando hasta lograr el objetivo. Además, cada puerta está numerada y detrás esconde un número de animales acorde con el número de puerta. Así poco a poco los niños van relacionando la grafía del número con el conteo de los animales que ven. A destacar sus atractivos colores y las diferentes formas que hay en los dibujos de las casitas.

María Montessori, biografía y metodología

Libros Montessori para niños

Ève Herrmann, a través de sus cuentos, acerca la pedagogía Montessori para aplicarla en el día a día. “La sociedad crea una imagen del niño al que hay que dirigir, controlar, castigar o corregir por sus errores. Montessori nos puede ayudar a actuar menos sobre el niño justamente observando más, dando un paso atrás y actuando menos, porque el niño no siempre necesita que hagamos las cosas por él y le dirijamos. Nos podemos poner en el lugar del niño y tomarnos el tiempo para observar la naturaleza, el entorno. El niño es guía.”

Esta fotógrafa, especialista en Montessori, ha creado diversos materiales y una guía con propuestas y actividades a partir de la experiencia con sus propias hijas haciendo labores en casa o bien en contacto con la naturaleza, dos ejes centrales del legado de María Montessori.

María Montessori, biografía y metodología

 

María Montessori, biografía y metodología

Entrevista a María Montessori, traducida al castellano

María Montessori, biografía y metodología

María Montessori. Una vida dedicada a los niños | 2007 | La película completa subtitulada en español online

Maria Montessori – Una vita per i bambini es un biopic televisivo sobre la educadora y pedagoga italiana María Montessori, quien inventó el método que lleva su nombre y que actualmente se aplica en todo el mundo. La historia relata el drama que vivió esta mujer extraordinaria que educó con pasión a miles de niños, pero que no pudo hacerse cargo de su propio hijo.

María Montessori, biografía y metodología

Fuentes: CANAL UNED y Por la educación de Radio 5 (14/11/16)

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn