El método de María Montessori está presente en escuelas de todo el mundo

Tiene muchos seguidores y también detractores

Ahora se acaban de publicar dos libros, que recogen algunos artículos inéditos de María Montessori, esta pedagoga que sigue revolucionando las aulas. A poco más de cumplir los 110 años de la primera escuela Montessori, Herder Editorial presenta dos obras capitales para entender el pensamiento de la pedagoga italiana. Son una recopilación de ensayos donde se demuestra que su prioridad era la formación de los niños en libertad. Una libertad basada en principios como la responsabilidad o el amor a la verdad.

María Montessori nació en Italia, en 1870

En 1907 estableció la primera Casa de los Niños, en Roma. Y, en pocos años, el interés por su forma de enseñar traspasó fronteras y llegó a Estados Unidos, donde se creó la Sociedad Americana Montessori. Años más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial, fue exiliada por Mussolini a la India porqué rehusó a comprometer sus principios, y a convertir a los niños en pequeños soldados.

En la India estuvo siete años

De los cuales cinco estuvo encarcelada como enemiga italiana. No podía moverse a ningún lugar, pero de todas partes a ella llegaban hindúes. Fue así que pudo propagar casi 1.500 maestros.

Maria Montessori en un aula en Acton, Londres con un grupo de niños, en 1946. Foto de Kurt Hutton

Maria Montessori en un aula en Acton, Londres con un grupo de niños, en 1946. Foto de Kurt Hutton

Vivió el resto de su vida en los Países Bajos

Allí es donde murió y donde se encuentra la sede central de su asociación.

María Montessori tiene un apartado biográfico poco conocido, y que quizás marcó su trabajo posterior

Entre los años 1898 y 1900 trabajó con niños considerados perturbados mentalmente. Se dio cuenta de que estos niños tenían potencialidades que, aunque estaban disminuidas, podían ser desarrolladas. Y que eran dignos de una vida mejor.

Algunos de los principios básicos de su pedagogía

La mente de los niños posee una capacidad maravillosa y única, tiene la capacidad de adquirir conocimientos absorbiendo”.

Los niños lo aprenden todo inconscientemente, y son como una esponja de absorción ilimitada”.

Ilustracion de Kris Aro Mcleod

Ilustracion de Kris Aro Mcleod

Desde esa idea María Montessori propone:

Que se cuiden los espacios donde los niños estudian: que sean luminosos y cálidos. Que los profesores sean guías de los niños, y que deben cultivarse la humildad, la responsabilidad y el amor en las aulas. Además, si entramos en una aula típica Montessori veremos mucho material didáctico, alumnos trabajando solos o en grupo, en diferentes proyectos.

Mucho, mucho movimiento… y también mucho orden

Puede haber también alumnos mayores enseñando a los más pequeños, y bastante libertad a la hora de realizar las tareas.

Esta pedagoga se basa en periodos sensitivos

Asegura que los niños tienen distintas necesidades educativas, que cambian cada seis años. A los más pequeños los llama ˈmente absorbenteˈ. Entre seis y doce es el momento del razonamiento. De doce a dieciocho es la etapa de la formación de la personalidad social. Y entre los dieciocho y los veinticuatro, la entrada en la vida real.

Una curiosidad

¿Sabías que el Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez fue alumno de una escuela Montessori? Entrevista a María Montessori, traducida al castellano:

5183672498_4ac20d349e_o

Fuente: Por la educación de Radio 5 (14/11/16) / Imagen de portada: Flickr chiaralily

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn