Son un auténtico problema para los niños y para sus familias

Aunque no existen estudios concluyentes sobre las infestaciones por piojos en la población infantil, se estima que cada año están afectados por pediculosis entre el 4 y el 15% de los niños en edad escolar.

¿Qué es la pediculosis? 

Se trata de una enfermedad producida por el piojo, un parásito que es específico del hombre. Los piojos son insectos hematófagos, se van a alimentar de nuestra sangre. Existen tres especies de piojos:
     ■ el de la cabeza, que es el más extendido,
     ■ el del cuerpo,
     ■ y el del pubis, también llamado ladilla.

Miden unos 2-3 milímetros, tienen un color parduzco y son visibles a simple vista. Tienen tres pares de patas, uno de los cuales incluye una pinza que les permite agarrarse específicamente a nuestro pelo.

Se reproducen mediante huevos, que todos conocemos como liendres y que depositan en la base del pelo unidos mediante un fuerte cemento. Cada hembra llega a poner diariamente entre cuatro y ocho huevos, lo que puede llegar a suponer hasta 300 huevos a lo largo de toda su vida.

Su picadura produce una dermatitis que se caracteriza por un intenso picor

En ocasiones excepcionales, aunque no ocurre en nuestro medio, el piojo ha llegado a transmitir importantes enfermedades como el tifus.

¿Cómo se producen las infestaciones de piojos?

En relación a este tema hay muchos mitos. El contagio se produce únicamente por contacto directo, entre el pelo de una persona infectada y el de otra. O también a través de objetos como pueden ser gorros, cepillos, bufandas, horquillas…

Al contrario de lo que la gente cree los piojos no vuelan, porque no tienen alas

Ni saltan, ya que sus patas no están preparadas para elloPiojos y liendres

La pediculosis puede afectar a cualquier persona

Si bien es especialmente común en niñas y adolescentes entre 2 y 15 años, debido fundamentalmente al pelo largo, y al compartir cintas de pelo, horquillas…

Es una infestación muy común, y no tiene relación con la higiene de la persona. El piojo prefiere un pelo limpio para agarrarse mejor

¿Cómo podemos detectar los piojos y actuar de manera prematura?

El principal síntoma de alerta es si observamos que el niño se rasca con frecuencia la cabeza, como consecuencia del intenso picor que produce la saliva del piojo cuando pica.

Para confirmar el diagnóstico se debe observar el pelo de cerca

Especialmente en la parte posterior de las orejas y en la nuca. En estas zonas se puede apreciar tanto la aparición de piojos como de las liendres.

Las liendres pueden confundirse con caspa, si bien esta se diferencia porque se retira fácilmente del pelo y además desaparece con el lavado.

¿Qué se ha de hacer una vez confirmada la infestación?

Existen distintos preparados, como geles, lociones o champús, que pueden matar a los piojos y a las liendres. Es muy importante seguir las normas de utilización del producto para garantizar su eficacia y su seguridad.

Después del tratamiento hay que eliminar cuidadosamente las liendres y los piojos muertos mediante un escrupuloso lavado del pelo y la utilización de peines especiales llamados lendreras. En ocasiones es necesario un segundo tratamiento, al cabo de unos siete o diez días, para garantizar la eliminación de los piojos que pudieran haber nacido de las liendres.

Junto a estos productos existen también repelentes en forma de spray, que pueden ayudar a evitar el posterior contagio.Piojos y liendres

Fuente: Farmacia de Guardia de Radio 5 (26/09/2016) / Imagen de portada: pixabay / Imagen interior: flickr ellyn

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn