Discriminación y conducta de odio
4.9 (97.09%) 55 votos

Para los niños los adultos somos su mayor ejemplo, nuestra actitud hacia los demás  es lo que ellos van a imitar. La discriminación y las conductas de odio contra nuestros semejantes, motivadas exclusivamente por su pertenencia a un determinado grupo social, según su edad, sexo, identidad de género, religión, raza, etnia, nivel socio-económico, nacionalidad, ideología o afiliación política, discapacidad u orientación sexual, son el peor ejemplo que podemos dar a los niños y jóvenes.

Contenido

Discriminación. Significado según la RAE

Discriminación: Del latín discriminatio, -ōnis. Acción y efecto de discriminar.

Discriminación positiva: Protección de carácter extraordinario que se da a un grupo social históricamente discriminado.

Discriminar: Del latín discrimināre. Seleccionar excluyendo. Dar trato desigual a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, políticos, de sexo, de edad, de condición física o mental, etc.

Discriminación y conducta de odio

¿Qué entendemos por conductas de odio y discriminación?

Las conductas de odio y discriminación consisten en dar un trato de inferioridad o excluir a una persona o a un colectivo por motivos raciales, religiosos, políticos, económicos, etc.

El origen de la discriminación está en los estereotipos y los prejuicios:

  • Los estereotipos son el conjunto de creencias, mayoritariamente erróneas, que la población tiene en relación con un grupo social: “los hombres son más fuertes”, “las mujeres son más débiles”
  • Los prejuicios son las valoraciones negativas que tenemos para con una persona por el hecho de pertenecer a un colectivo determinado, sin que haya razones que lo justifiquen.

La discriminación tiene que ver con una valoración negativa de las diferencias entre grupos sociales. Los niños perciben estas valoraciones negativas desde pequeños a través de comentarios, chistes, noticias de los periódicos o la televisión…

Por este motivo es necesario que los padres les ayudemos a aceptar las diferencias y fomentemos el respeto hacia todas las personas desde pequeños. Tengamos en cuenta que los padres educamos con el ejemplo. La relación que nosotros tenemos con las personas influye en la relación que establecerán nuestros hijos con sus compañeros.

Discriminación y conducta de odio

Algunas reflexiones en torno a las conductas de odio y la discriminación

  • Generalmente se dirigen a una persona concreta por el hecho de pertenecer a un grupo que sufre discriminación.
  • Es un comportamiento social que a menudo incorporamos a nuestra práctica cotidiana sin darnos cuenta de ello. Por ejemplo, en el metro no sentarnos junto a una persona que vemos diferente por su manera de vestir, el color de su piel…
  • Las conductas de odio y discriminación pueden ocasionar daños morales, físicos, psíquicos o materiales a la persona discriminada, y tienen también un efecto negativo en la sociedad.
  • Una actitud discriminatoria que se prolonga en el tiempo puede convertirse en una conducta acosadora.
  • Este tipo de conductas vulneran el derecho a la igualdad de trato al que tenemos derecho todas las personas.

Discriminación y conducta de odio

¿Qué tipos de discriminación podemos distinguir?

Podemos destacar las siguientes:

Xenofobia. Discriminación racial

La xenofobia tiene lugar cuando una persona es tratada de manera diferente o excluyente por su pertenencia a un determinado grupo racial o étnico o por su lugar de origen.

Homofobia. Discriminación LGBT

La homofobia tiene lugar cuando alguien es tratado con aversión, hostilidad, odio o desaprobación por su orientación sexual.

Sexismo. Discriminación por género

El sexismo se produce cuando una persona es tratada de manera menos favorable que otra en atención a su género.

Transfobia

La transfobia se da cuando una persona es despreciada o tratada con hostilidad porque su identidad de género no se ajusta a la que la sociedad le atribuye de acuerdo al sexo biológico.

Discriminación por nivel cultural y económico

La discriminación por nivel cultural y económico se produce cuando algunas personas son consideradas inferiores por no haber podido acceder a la misma formación que otros o por no disfrutar de una buena situación económica.

Discriminación por discapacidad

La discriminación por discapacidad se manifiesta cuando una persona es despreciada o infravalorada por tener algún tipo de discapacidad, ya sea física o mental.

Discriminación por motivos estéticos

La discriminación por motivos estéticos se produce cuando una persona es tratada de manera diferente o excluyente porque su imagen personal no encaja en los cánones de belleza establecidos en la sociedad.

Discriminación y conducta de odio

Cómo saber…

… si nuestro hijo o hija es víctima de conductas de odio y discriminación

Un niño puede no saber qué es el racismo, el sexismo u otro tipo de discriminación, pero sí haber sentido la tristeza y el dolor por el rechazo de sus compañeros. Si tu hijo o hija está sufriendo discriminación puede que no lo explique por miedo, por vergüenza, por no decepcionaros, para no ser tachado de chivato… Esto hace que no siempre sea fácil detectar estos casos.

Sin embargo, hay algunas señales que pueden ayudar a descubrir si tu hijo o hija está sufriendo algún tipo de conducta de odio y discriminación:

  • Muestra una baja autoestima: se siente inseguro, poco valorado, triste y vulnerable, no expresa sus sentimientos…
  • Es poco comunicativo y se aísla: se cierra en sí mismo, dice que no le pasa nada, quiere estar solo, tiene dificultades para socializarse…
  • Experimenta sentimientos de inferioridad, de impotencia y de rechazo a la propia imagen personal.
  • Se compara continuamente con los compañeros y se minusvalora.
  • No quiere ir a la escuela o pone todo tipo de excusas.
  • Prefiere quedarse en casa y no salir, le cuesta quedar con amigos…
  • Cambia su comportamiento diario: pierde el apetito, duerme poco o tiene pesadillas…
  • Le cambia el carácter: se le ve angustiado o deprimido, irascible, se enfada por nada…, incluso puede llegar a ser agresivo en situaciones de conflicto.
  • Disminuye su rendimiento escolar o tiene dificultades para integrarse en el grupo clase.
  • Sufre agresiones físicas o psíquicas.

… si nuestro hijo o hija está teniendo conductas de odio y discriminación

Estas conductas no siempre se manifiestan en casa, y en todo caso son difíciles de detectar en un hijo. Hay algunas señales que pueden alertar, aunque no indican necesariamente que el niño está teniendo este tipo actitudes:

  • Insulta o se ríe de compañeros a los que considera “inferiores”. Es una manera de sentirse él superior.
  • Tiene un comportamiento despectivo y desprecia las personas que considera diferentes.
  • Manifiesta falta de sensibilidad y de empatía hacia los sentimientos de los demás.
  • No mide las consecuencias que sus actos pueden provocar en los demás.
  • Al oír las noticias, justifica actitudes y actos que vulneran los derechos de las personas.
  • No quiere relacionarse con compañeros de clase por motivos que considera de diferencia (estéticos, económicos, país de origen…)

Discriminación y conducta de odio

Causas por las que hay chicos y chicas que…

… son objeto de conductas de odio y discriminación por parte de los demás

Cualquier niño o joven puede ser víctima de discriminación en un momento dado. El odio y la discriminación tienen origen en prejuicios sociales y los pueden sufrir chicos y chicas por motivos culturales, raciales, económicos, de género… que asociamos a un grupo concreto.

En ocasiones, niños y jóvenes pueden ser objeto de discriminación por sus características personales, sus aficiones, por tener dificultades de relación con sus compañeros, porque son buenos estudiantes, porque los ven sobreprotegidos por la familia… En este caso no hablamos de conductas de odio y discriminación, pero también hay que estar alerta.

Padecer este tipo de conductas puede afectar el proceso de socialización de niños y jóvenes, ya que este hecho influirá en sus relaciones con los demás. El niño puede resentirse en su autoestima haciendo que se sienta menos valioso que los demás o que sufra sentimientos de inferioridad e impotencia. Incluso puede llegar a rechazar su propia imagen y tener vivencias de soledad, aislamiento, incapacidad, debilidad… Hay que remarcar que esta situación también puede afectar a su rendimiento escolar.

… tienen conductas de odio y discriminación hacia los demás

Cualquier niño o joven puede tener conductas de odio y discriminación hacia los otros en un momento concreto. Estos comportamientos son fruto, entre otros motivos, de la influencia de estereotipos arraigados en la sociedad en general, y sobre todo en los entornos familiares y sociales más cercanos.

Además, los niños que tienen una autoestima baja son más vulnerables a desarrollar prejuicios y, de manera inconsciente, pueden tratar a otras personas o grupos desde una actitud de superioridad. Esto les permite sentirse más importantes y así superar las propias inseguridades o carencias. Con el abuso y el maltrato hacia los demás se reafirman ellos mismos, buscando popularidad y amigos.

Los niños que discriminan tienen una visión distorsionada de los compañeros que según ellos son inferiores por motivo de raza, religión, aspecto físico… Esto hace que los ignoren, que los traten de manera despectiva y que los rechacen.

Discriminación y conducta de odio

Qué podemos hacer…

… para prevenir que nuestro hijo o hija tenga conductas de odio y discriminación

Para ayudar a prevenir este tipo de conductas en tu hijo o hija es conveniente que:

  • Seas consciente de tu actitud hacia los demás y de que eres un ejemplo para él o ella.
  • Procures evitar expresiones ofensivas que puedan ser discriminatorias.
  • Hables con él o ella de las diferencias entre las personas: que todos, a pesar de ser diferentes, tenemos los mismos derechos; le adviertas también de la manera en que las conductas discriminatorias vulneran estos derechos.
  • Tengas mucho cuidado con los comentarios, los gestos y las acciones que puedan producir, consentir, promover, ocultar o animar conductas discriminatorias.
  • Te relaciones con normalidad con personas de otros colectivos y fomentes que tu hijo también lo haga.
  • Fomentes su participación en espacios plurales (ocio educativo, celebraciones culturales populares…).
  • Le ayudes a analizar con actitud crítica los estereotipos que ve a su alrededor, a los medios de comunicación (la televisión, el cine, etc.).
  • Le ayudes a ver las posibles consecuencias personales, sociales y legales de tener conductas discriminatorias.
  • Seas consciente de que tus conductas y actitudes sean respetuosas con la igualdad de género.
  • Cuestiones los modelos de masculinidad y feminidad tradicionales, remarcando el derecho de las personas a expresar la identidad de género o la orientación sexual.
  • Le hables sobre los diferentes tipos de familia que existen en nuestra sociedad, reforzando su derecho a ser como son.
  • Le hagas ver que hay que valorar a las personas por sí mismas, y no por otros motivos como pueden ser el nivel de estudios o los medios económicos que tengan.
  • Valores con él o ella los aspectos culturales (gente, música, tradiciones, religión, cocina…) de otros países, para que entienda que la variedad enriquece y no separa.
  • Hagas que se dé cuenta de que los cánones de belleza que establece la sociedad, además de ser culturales y arbitrarios, a menudo promueven conductas poco saludables.
  • Hagas que reflexione sobre el hecho de que la sociedad no siempre ofrece medios suficientes para que las personas discapacitadas puedan vivir sin dificultades añadidas.
  • Le alientes para que denuncie las conductas discriminatorias que pueda ver a su alrededor.

… cuando nuestro hijo o hija está sufriendo conductas de odio y discriminación

Si sospechas que tu hijo o hija está siendo discriminado, es necesario que le dediques tiempo y hablar con él o ella para que pueda explicar qué le está pasando y así poder actuar. Debes hacerle entender que no debe aceptar que nadie le trate mal y que es importante que pida ayuda. Aunque a veces se puede pensar que la situación no es lo suficientemente importante o que no vale la pena hacerle frente, no la dejes pasar y ayuda a luchar contra el odio y la discriminación.

Para ayudar a resolver este tipo de situaciones es conveniente que:

  • No manifiestes enojo, tristeza, rabia o desconcierto cuando tu hijo o hija te informe de que está sufriendo algún tipo de discriminación. De esta forma evitarás que sienta más angustia.
  • Le ayudes a expresar sus sentimientos y a contar sus experiencias de discriminación.
  • Le acompañes y le des soporte. Lo más importante es que tu hijo o hija sienta tu apoyo y que la situación de discriminación no es “culpa” suya.
  • Le hagas ver que su problema también es el tuyo y que buscaréis una solución juntos.
  • Hables con su tutor y le des a conocer los hechos, para poder actuar conjuntamente y tomar las medidas que se consideren adecuadas.
  • Refuerces la autoestima y la confianza en sí mismo, ayudándole a aceptarse y quererse tal como es, con sus características, capacidades y límites.
  • Reivindiques el respeto a la diferencia: no permitas que tu hijo o hija dude de sí mismo. Insiste en la riqueza de la diversidad aunque haya gente que no sepa valorarla.
  • En caso de que le discriminen por su lugar de origen, le hagas ver que la diversidad cultural enriquece el mundo.
  • En caso de que le discriminen por su orientación sexual, le des soporte y le transmitas que todas las opciones son válidas.
  • En caso de que le discriminen por su identidad de género, le des soporte a la hora de expresarse libremente, frente a las actitudes contrarias que pueda encontrar en la sociedad.
  • En caso de que tenga alguna discapacidad, le hagas sentirse orgulloso u orgullosa del esfuerzo que hace para superar las dificultades y valores sus puntos fuertes.
  • En caso de que le discriminen por los medios económicos de que dispone tu familia, remarques los valores que le das, insistiendo en que lo importante es lo que somos y no lo que tenemos.
  • Investigues las quejas y los indicios; no actúes con pasividad, porque esta actitud se interpreta como desinterés.
  • Recopiles toda la información posible sobre los episodios de discriminación que te pueden dar idea de lo que le está pasando; a veces pueden ser pequeñas cosas que pasan desapercibidas, como mensajes, llamadas o notas; averigua si alguien ha sido o es testigo de que tu hijo o hija está siendo discriminado o discriminada.
  • Evites que se aísle y le animes a salir con los amigos, a hacer otros nuevos, a continuar realizando las actividades que le gustan.
  • Evites el enfrentaros con el discriminador o con sus padres.

… cuando nuestro hijo o hija está teniendo conductas de odio y discriminación con algún otro chico o chica

Si sospechas que tu hijo o hija discrimina a un compañero, le has de hacer entender que su conducta es inaceptable y que puede tener consecuencias graves. En este sentido, se necesitan acciones contundentes que le ayuden a reflexionar y a cambiar su comportamiento.

Para resolver este tipo de conductas es conveniente que:

  • Reflexiones sobre tus comportamientos y actitudes hacia los demás y cómo influyen en tus hijos.
  • Reacciones con calma y encuentres tiempo para hablar con tu hijo o hija.
  • Cuestiones sus ideas y le ayudes a reflexionar, evitando los sermones.
  • Le hagas reflexionar sobre el hecho de que discriminamos otras personas sólo porque pertenecen a un colectivo determinado.
  • Aclares conceptos relacionados con la orientación sexual, las discapacidades, el racismo, la religión, etc., remarcando el derecho de las personas a vivir tal como son.
  • Hagas que se dé cuenta de que está haciendo daño a un compañero e intentes que se ponga en su lugar.
  • Intervengas y controles para que detenga de inmediato ese comportamiento.
  • Le hagas ver las posibles consecuencias personales, sociales y legales de su conducta, y también la importancia de no rehuir de su responsabilidad.
  • Le facilites y exijas que pida disculpas y repare el daño.
  • Le hagas sentir, si es el caso, que valoras el esfuerzo que hace para cambiar su actitud.
  • Trabajes con el tutor de tu hijo o hija para buscar juntos recursos y estrategias que le ayuden a mejorar la conducta y las relaciones con los compañeros.

Discriminación y conducta de odio

Ideas preconcebidas falsas que acostumbramos a tener

Hacer un repaso de los mitos que circulan en torno a determinados colectivos puede ayudar. Que levante la mano quien no haya oído en alguna ocasión alguno de los siguientes tópicos:

En general

Se dice: la discriminación sólo es una actitud de enemistad y antipatía; son cosas de niños y es mejor no meterse. En realidad: a veces cuesta distinguir entre comentarios de broma y situaciones de odio y discriminación. Cuando un niño o joven se siente agredido, los adultos han de intervenir; no pueden mantener una postura “neutral”.

Se dice: los insultos y comentarios despectivos no son importantes, forman parte del juego de relaciones que tienen. En realidad: todos los comportamientos que vulneran el derecho de igualdad de los niños y jóvenes no son aceptables y es necesario que velemos para que no se den. Además, tolerándolos se contribuye a mantener estereotipos y prejuicios presentes en nuestra sociedad.

Se dice: todas las personas de un grupo tienen características comunes (los chinos son trabajadores, las personas con discapacidad son dependientes, a los niños les gusta jugar a pelota,…). En realidad: los estereotipos acostumbran a no ser ciertos, ya que son generalizaciones con las cuales otorgamos características individuales a todo un colectivo; se ha  de insistir a niños y jóvenes que hemos de ver a las personas todas diferentes entre sí.

Sobre la xenofobia

Se dice: no se adaptan a nuestras costumbres y nos quieren imponer su cultura. En realidad: todos los grupos humanos son diversos. No se trata sólo de que los inmigrantes acepten nuestras costumbres, sino de que todo el mundo valore la diferencia, al mismo tiempo que se garantice la convivencia.

Se dice: los inmigrantes no pagan impuestos. En realidad: el sistema de recaudación de impuestos afecta a todos los trabajadores, sea cual sea su país de origen.

Se dice: van mucho al hospital y colapsan las urgencias. En realidad: la población inmigrante va al hospital la mitad que la población autóctona y acostumbran a acceder a la sanidad a través del médico de familia.

Sobre la homofobia

Se dice: la homosexualidad es el resultado de una mala educación o de familias desestructuradas. En realidad: tanto gais como lesbianas crecen en cualquier tipo de familia. Además, la orientación sexual es innata y forma parte de la naturaleza de cada uno.

Se dice: la homosexualidad aparece en la edad adulta. En realidad: las personas van formando su orientación sexual desde la infancia.

Se dice: todos los gais son amanerados y todas las lesbianas son marimachos. En realidad: cualquier persona, sea cual sea su orientación sexual, puede tener comportamientos más masculinos o más femeninos que otros.

Sobre la transfobia

Se dice: todos nacemos hombres o mujeres y este hecho no se puede cambiar porque es natural. En realidad: el sexo, masculino o femenino, que se asigna a una persona al nacer de acuerdo con sus genitales, puede no corresponder con lo que esa persona sienta y con lo que se identifique.

Se dice: las personas transexuales trabajan en el mundo del espectáculo. En realidad: la transexualidad no influye en la opción de escoger actividad laboral. Podemos encontrar personas transexuales en cualquier profesión: escritores, políticos, médicos, etc.

Se dice: la transexualidad es una elección que se hace por capricho. En realidad: las personas transgénero sufren mucho malestar porque no se identifican con el sexo que se les asignó al nacer, con todo lo que esto comporta en términos de estigmatización, incomprensión de la sociedad, problemas legales, etc.

Sobre el sexismo

Se dice: los hombres no han de llorar ni mostrar sus sentimientos en público. En realidad: los sentimientos de hombres y mujeres y sus manifestaciones son los mismos; lo que ocurre es que el modelo de masculinidad tradicional se asocia a características como agresividad, insensibilidad, poder, dominancia…

Se dice: a los niños les gusta jugar a pelota y a las niñas con muñecas. En realidad: la reproducción de conceptos sexistas a través de los juguetes impide el libre desarrollo de los niños y las niñas.

Se dice: las mujeres tienen miedo o no tienen interés por ocupar puestos de responsabilidad. En realidad: las mujeres encuentran dificultades para acceder a puestos de responsabilidad en el trabajo no por miedo o desinterés, sino por razones de discriminación indirecta (por ejemplo, dificultando la conciliación de la vida familiar y laboral).

Sobre la discriminación por discapacidad

Se dice: en el colegio, los niños y niñas con discapacidad acaparan todos los recursos. En realidad: en los centros educativos se distribuyen los recursos velando por desarrollar todo el potencial de cada alumno.

Se dice: las personas con discapacidad no pueden trabajar. En realidad: las personas con discapacidad pueden trabajar desarrollando labores adecuadas a sus potencialidades.

Se dice: en el colegio, los niños y niñas con discapacidad dificultan el aprendizaje del resto de alumnos del grupo. En realidad: la educación inclusiva trabaja para sumar las capacidades de todos y entiende la diversidad como una riqueza.

Discriminación y conducta de odio

Recursos para prevenir conductas de odio y discriminación

Lambert, el león cordero

En este cortometraje de Walt Disney se explica el concepto de discriminación, a través de la historia de un león que vive con un rebaño de ovejas y que es despreciado por ser diferente.

Piedra, papel, tijeras

En este corto, con personajes animados, podemos encontrar elementos que ayuden a reflexionar sobre el papel que todos tenemos para acabar con la discriminación.

Por cuatro esquinitas de nada

Montaje audiovisual basado en el cuento de Jérôme Ruillier, que explica, a través de figuras geométricas, una historia sobre la amistad, la diferencia y la exclusión.

Cuadradito no puede entrar en una casa con sus amigos Redonditos, porque la puerta es redonda y él no cabe. ¿Cómo tratarán de resolver entre todos este problema?

Cine para educar en valores

Lista de películas que tratan sobre diferentes valores, como la solidaridad, la cooperación, la convivencia, la comprensión de la diversidad…, adecuadas para trabajar con los hijos.

Discriminación y conducta de odio

Recursos para prevenir la xenofobia

Discriminación y conducta de odio

Recursos para prevenir la LGTBIfobia

Libros LGTBI para niñas, niños y adolescentes

Libros LGTBI (recomendados por edades) que desarrollan de manera sencilla y didáctica los modelos de familia no tradicionales, la homosexualidad y la identidad de género. Son cuentos infantiles concebidos para explicar esta realidad a un niño o a una niña, para que se familiaricen con ella.

Selección de cortometrajes sobre la diversidad sexual

Excelentes cortos sobre la diversidad sexual que promueven el entendimiento, la inclusión y el respeto por la libertad afectiva.

Documentales y vídeos sobre la transfobia

En este apartado de la web de la Asociación de Familias de Menores Transexuales Chrysallis puedes ver documentales, películas y vídeos sobre la transexualidad.

Dos guías para padres

  • Guía para padres. Si te preocupan los comportamientos de género de tu hijo o hija…
  • Esta guía pretende ser un apoyo para familias con hijas e hijos que expresan comportamientos o roles de género distintos a los que se les ha asignado al nacer. En ella se proponen algunas ideas y reflexiones en torno a preguntas frecuentes sobre esta cuestión y se facilitan diversos recursos.

Butterfly | 2018 | (Miniserie de TV)

Butterfly es una serie británica que narra la historia de unos padres separados, Vicky y Stephen, y su hijo pequeño Max que se identifica como una niña. Desde una edad temprana trató de reprimir sus sentimientos para que su padre le diera la aprobación. Ahora, con 11 años, estos se sentimientos son más fuertes y Max quiere vivir su vida como Maxine. Sus padres quieren lo mejor para ella, pero sus opiniones de cómo llevarlo son totalmente diferentes.  Mientras que Stephen piensa que es solo algo pasajero y no quiere dar un salto tan importante, Vicky se asegura de que la salud mental de Maxine este intacta.

La historia de esta familia nos lleva a tres generaciones y muestra los distintos puntos de vistas de toda la familia. Además, se puede ver como los personajes prosperan o caen a medida que van surgiendo los obstáculos en el tiempo. La historia que se desarrolla es el mayor desafío y prueba de amor que se pueda imaginar.

Para realizar esta miniserie, creada y escrita por Tony Marchant, éste se entrevistó con personas trans para la escritura del guión, a través de la asociación Mermaids. Su recibimiento ha sido positivo, y la crítica ha ponderado la caracterización de los padres y el tratamiento del tema. También ha tenido aceptación en redes sociales y círculos trans. No obstante, el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido ha criticado la inclusión de una escena donde la protagonista intenta suicidarse.

Butterfly. Episodio 1 completo en castellano:

Butterfly. Episodio 2 completo en castellano:

Butterfly. Episodio 3 completo en castellano:

Los chicos están bien, película completa en español

En esta película del año 2010 Nic (Annette Benning) y Jules (Julianne Moore) son una pareja de lesbianas que viven con sus dos hijos adolescentes: Joni (Mia Wasikowska) y Laser (Josh Hutcherson), ambos fruto de la inseminación artificial. Lo que obsesiona a los dos chicos es conocer a su padre biológico, un tal Paul (Mark Ruffalo), que donó su semen a una clínica cuando era joven. Recién cumplidos los 18 años, Joni se acoge al derecho de solicitar información sobre su padre y decide llamarle.

Discriminación y conducta de odio

Recursos para prevenir el sexismo

  • Juguetes sexistas. Un inocente regalo puede contribuir al mantenimiento de los roles de género que provocan desigualdad. Para los niños juguetes asociados a la fuerza, el valor, el ingenio… y, para las niñas, los relacionados con el cuidado del hogar, el amor o la familia. Juguetes sexistas que en nada ayudan a romper estereotipos de género.
  • ¿Qué significa hacer algo ‘como niña’’? (2014) Este vídeo forma parte de una campaña que quiere desterrar el mensaje negativo que se esconde tras la expresión ‘hacer las cosas como una niña‘, fomentando así el valor de la igualdad entre las personas con independencia de si se es mujer u hombre. Para ello plantea a sus participantes una serie de situaciones que deben desarrollar para, a continuación, preguntarles su percepción acerca de cómo se sienten cuando escuchan estas palabras.
  • Películas infantiles contra el sexismo.

Discriminación y conducta de odio

Recursos para prevenir la discriminación estética

  • Pajaritos (For the Birds). Todo comienza con un grupo de pájaros pequeños posados en un cable telefónico. Cuando llega un pájaro más grande todos comienzan a quejarse y a burlarse de él… Este cortometraje permite trabajar la diversidad con nuestros hijos, a partir de una situación que muestra cómo tratamos de forma diferente a aquellos que tienen un aspecto que no es el habitual.
  • Slimtime. En este corto se critica el hecho de que la sociedad actual tiende a homogeneizar los cánones de belleza femeninos.
  • Las discriminaciones por el aspecto físico aumentan. En este vídeo de TV3 se reflexiona sobre como el aspecto físico, la vestimenta, el peinado… son cada vez más un motivo de discriminación social, laboral y económica.

Discriminación y conducta de odio

Recursos para prevenir la discriminación por discapacidad

  • El cazo de Lorenzo. Corto de animación dirigido por Eric Montchaud basado en el libro de Isabelle Carrier. Una preciosa metáfora que enseña a padres, profesores, abuelos, niños… a aceptar y ayudar al diferente pero también a observar, descubrir y aceptar nuestras propias capacidades y limitaciones. Vemos como un niño, con una discapacidad física, puede desarrollar sus capacidades con la ayuda de las personas de su alrededor.
  • Cuerdas. Corto de animación en el que se narra una historia sobre la relación entre un niño con una discapacidad física grave y una niña de su clase. La rutina de la pequeña María en el colegio se verá alterada por la llegada de un niño muy especial. Pronto se convertirán en amigos inseparables. La ternura, la amistad, la inocencia o la generosidad son algunos de los valores tratados en este corto.
  • Cuentos sobre discapacidades. Cuentos que ayudan a formar a los pequeños en el respeto a la diversidad. Una interesante biblioteca digital que ofrece la Fundación ONCE. Cada cuento dispone de un pequeño resumen al inicio donde se explica a los más pequeños en qué consisten las distintas discapacidades que aparecen en las lecturas. Esta colección de cuentos está elaborada por Maru García (ilustraciones) y Eva Latonda (texto), y se pueden leer pasando las páginas en la pantalla del ordenador. También está la opción de escuchar el audio.

Discriminación y conducta de odio

Fuente:  Familia i escola, Generalitat de Catalunya  / Imagen de portada:  Sacha  (Flickr belen Becker)

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn