Los niños son especialmente vulnerables al consumo de medicamentos y necesitan dosis especiales

Durante la infancia hay una serie de enfermedades más comunes que se presentan con frecuencia: otitis, asma o gastroenteritis, por ejemplo. Patologías y también síntomas como la tos o la fiebre que aparecen habitualmente y que requieren del uso de medicamentos con los más pequeños. Se debe consultar siempre el prospecto en el que se describen las características del fármaco, y concretamente el epígrafe correspondiente a su utilización en niños.

¿Por qué hay que ser especialmente cuidadosos al administrar medicamentos a los niños?

Hay que tener presente que los niños son diferentes a los adultos, y no sólo por el menor peso del niño, sino también porque su composición corporal y la funcionalidad de sus órganos también es distinta. Por lo tanto los medicamentos no van a actuar igual en unos y en otros, y por ello las dosis van a ser diferentes.

Medicamentos y su uso en niños

¿Qué se tiene en cuenta a la hora de seleccionar la dosis que se da a los niños?

En primer lugar y lo que de forma más clara se nos viene a la mente es el peso del niño: un menor peso supone la utilización de una menor dosis. Pero no sólo hay que ajustar la dosis en función del peso.

También es diferente el contenido de agua corporal en los niños con respecto a los adultos

La proporción de agua en nuestro cuerpo se va reduciendo según la persona va cumpliendo años, y esto va a afectar de forma muy significativa a la distribución de los medicamentos.

¿Qué cambios se producen a nivel de los órganos internos en los niños?

El cuerpo de los niños en general presenta una menor funcionalidad con respecto al de los adultos. Por ejemplo los niños suelen presentar una inmadurez en la función del riñón y del hígado, que son los órganos que van a eliminar los medicamentos del organismo. Por tanto, y por regla general, los efectos de los fármacos en el niño suelen prolongarse al disminuir más lentamente sus niveles. Sin embargo este tema es complicado, ya que en otras ocasiones se produce el efecto contrario, y lo que observamos en el niño es que elimina el medicamento más rápidamente que el adulto.

No es tan sencillo como que si un niño pesa la mitad que un adulto significa que le tenemos que dar la mitad de dosis del medicamento

No debemos considerar a los niños como adultos pequeños, con un peso menor, y por tanto tenemos que tener mucho cuidado cuando se utilicen medicamentos en este grupo de edad. Sobre todo cuando se trate de tratamientos prolongados.

Recomendaciones para los padres

Lo primero que tenemos que hacer, especialmente en los niños más pequeños, es seguir siempre los consejos del pediatra de confianza. Él sabe en qué situaciones deben usarse los medicamentos y las dosis a las que deben de utilizarse.

¿Y en el caso de medicamentos que no necesitan receta?

Por regla general los medicamentos que no requieren receta suelen ir destinados a niños algo mayores. Es aconsejable seguir las instrucciones del farmacéutico, que comprobará cual es el medicamento más adecuado o derivará al niño al médico. Y por supuesto cumplir siempre las recomendaciones recogidas en el prospecto. No obstante siempre es recomendable consultar antes al pediatra.

Y prestar atención a las dosis

Normalmente los medicamentos destinados a niños suelen ir formulados en forma de jarabes, soluciones o suspensiones, que debido a esta forma líquida permiten establecer cuidadosamente la dosis en el niño. Es muy importante que leamos detenidamente las dosis que nos indique el pediatra o el prospecto, y que midamos bien el volumen del medicamento a administrar. Para ello podemos usar jeringuillas, vasitos o cucharas dosificadoras. Pero no es recomendable nunca usar cucharas caseras.

Medicamentos y su uso en niños

¿Qué avances se está dando para adaptar los medicamentos a los niños y evitar así efectos no deseados?

En el año 2006 se aprobó un reglamento europeo con el objetivo de aumentar el número de medicamentos específicamente desarrollados y probados para niños. La Comisión Europea hizo una revisión de la evolución de este reglamento en 2013, y acaba de hacer una consulta a los sectores implicados con el fin de poder realizar una nueva revisión que permita conocer los avances y estudiar nuevas medidas.

Medicamentos y su uso en niños

Fuente: Farmacia abierta de Radio 5 (24/04/17) / Imágenes: wikipedia, pixabay y flickr Jose M. Romero

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn