Niños de altas capacidades
4.8 (95%) 24 votos

¿Cómo es posible que un niño o una niña con un talento superior a la media puedan acabar fracasando en la escuela? ¿Por qué alguien que es muy inteligente puede tener problemas justamente a causa de su talento? ¿Por qué a veces tienen problemas en el colegio los niños de altas capacidades intelectuales?

Contenido

Qué entendemos por altas capacidades.

Cuando hablamos de altas capacidades nos estamos refiriendo no sólo a superdotados, la palabra superdotados está dirigida a una tipología de niños de altas capacidades. Dentro de las altas capacidades están los superdotados, el talento académico, el talento matemático, el talento verbal, el talento social, el talento creativo, el talento deportivo, el talento lógico, la precocidad.

Por ejemplo, un superdotado no es lo mismo que un talento académico ni un talento académico es lo mismo que un talento matemático. Un superdotado sería aquel que tiene una buenísima capacidad en todas las áreas y, además, es muy creativo. El talento matemático sería específicamente tener capacidad muy alta en matemáticas; en este caso el niño no tiene que tener muy alto ningún otro tipo de talento pudiendo estar en todos ellos dentro de la normalidad, pero en talento matemático estar muy por encima.

Cómo educar a los niños de altas capacidades

Cómo detectar si un niño o una niña tienen un talento especial.

Los padres son quienes primero acostumbran a darse cuenta. Desde que sus hijos nacen van viendo el desarrollo, y si ya tienen hijos anteriores lo ven todavía más claro: los niños de altas capacidades pueden empezar a caminar antes, o pueden hablar antes, o formular preguntas que no se corresponden con las preguntas típicas de la edad que tienen… Son niños que tienen muchos intereses y muchas ganas de aprender, son capaces de ponerse a unir fonemas y leer cuando aun no toca… Los padres, de todo esto, se dan cuenta.

Y en la escuela ¿son fáciles de detectar los talentos?

Falta formación en el profesorado para detectar que tienen un niño de altas capacidades en el aula. El profesor ha de tener la suficiente sensibilidad para darse cuenta de que hay una diferencia, y no confundir esa diferencia con hiperactividad o pensar que es un niño que está en la luna y que tiene déficit de atención.

Cómo se efectúa el diagnóstico. Cómo saber si un niño tiene altas capacidades.

A partir de unos datos que facilitan los padres, y después de una entrevista, a los niños se les pasa una batería de test para detectar las altas capacidades. Estos test de altas capacidades miden las aptitudes intelectuales, la inteligencia y la creatividad; y además se realizan otros test de personalidad y de desarrollo emocional, porque una criatura no es sólo intelecto; se ha de ver como el niño es capaz de gestionar estas capacidades y si hay algún tipo de problema, que puede haberlo o no.

Con qué edad podemos valorar si los niños tienen altas capacidades, con 2, 4, 5, 6, 7 años.

A los cuatro años se puede hacer una primera detección, pero aún sin demasiada concreción. Se puede ver si el niño tiene altas capacidades, lo que no se puede tener claro es qué tipología de altas capacidades son. Se habla con los padres y se les dice de antemano que, con esa edad, lo más probable es que lo único que tengamos claro es si el pequeño tiene o no tiene altas capacidades pero que, en caso de tenerlas, será complicado determinar el tipo de altas capacidades, más que complicado será casi imposible.

A partir de los seis o siete años ya empezamos a poder decir que tipología de altas capacidades tiene el niño o la niña.

Cómo educar a los niños de altas capacidades

Siempre se ha de evaluar la madurez emocional.

Evaluar el nivel de desarrollo emocional de la niña o del niño es importante. Si al final lo que se hace es orientar a que se haga una aceleración de curso, el desarrollo emocional y social es fundamental tenerlo en cuenta. Eso comporta que el niño no llegue a tener ningún problema, no sólo de tipo intelectual que no lo tendría sino que pudiera tener algún problema de relación social o de tipo emocional y de madurez.

El diagnóstico es sólo el primer paso.

Con el diagnóstico no acaba nada, al contrario, es la herramienta para comenzar a trabajar. Si se hace un diagnóstico es para que después se pueda hacer una buena intervención educativa, de otro modo no tiene ningún sentido. Sólo con saber que el niño tiene altas capacidades ya se puede empezar a hacer algún tipo de intervención, algún tipo de tarea diferente o profundizar.

Decir que pueden ser tareas no tan diferentes, porque muchas de las actividades para niños con altas capacidades las podrían estar haciendo los otros niños también teniendo en cuenta las capacidades de cada uno, conociendo muy bien a los alumnos que se tienen en clase y adaptando la programación a aquellas tipologías de niños que hay dentro del aula. Cuando se habla de escuela inclusiva y se habla de diversidad es de esto de lo que se está hablando, de dar a cada uno lo que necesita.

Qué han de hacer los padres cuando ya tienen el diagnóstico que confirma las altas capacidades.

En primer lugar los padres se han de poner en contacto con la escuela y llevar el informe. A la escuela lo que le tendríamos que pedir ante todo es que no cuestionen las altas capacidades. En ocasiones ocurre que desde la escuela se cuestiona el diagnóstico por el hecho de que no saben qué hacer con el niño. Es más fácil decir “no pienso que este niño tenga altas capacidades, creo que este niño tiene un problema de déficit de atención porque ni me escucha, ni está quieto y cuando le pregunto no contesta nada de lo que estoy diciendo en la clase”.

Es probable que eso esté pasando, los niños de altas capacidades pueden tener en clase un comportamiento no habitual. Es probable que el niño esté escuchando algo que ya sabe mucho y que tiene más que integrado, y que se esté aburriendo, y por tanto lo que hace es desconectar y estar en su mundo de fantasía.

Gestión del talento. La intervención educativa en los colegios para niños con altas capacidades.

La intervención educativa incluye posibilidades diferentes según la necesidad de cada alumno.

  • Se puede llevar a cabo una aceleración, lo cual consiste en pasar de curso.
  • Se pueden hacer programas de enriquecimiento, profundizar.
  • Otro tipo de intervención educativa sería no solo profundizar sino conectar áreas, actividades que van muy bien para niños superdotados y talentos académicos, les beneficia trabajar en red porque saben relacionar muy bien. Es muy beneficioso trabajar por proyectos.

Un niño superdotado o con un determinado talento académico no ha de hacer necesariamente el progreso solo, porque muchas de las cosas que se hacen para niños de altas capacidades se pueden hacer perfectamente para toda el aula. Los profesores han de tener claro que deben conocer no sólo al niño de altas capacidades sino qué tipos de perfiles de aprendizaje tienen en su clase, que niños tenemos y cómo podemos trabajar con esos niños.

En un aula puede haber dos o tres niños con dificultades y uno o dos niños que sean de altas capacidades, y el resto que no quiere decir que sean todos iguales sino que se mueven por la media pero que unos van mejor que otros. Teniendo en cuenta todo eso, ¿cómo podemos programar nuestro trabajo para dar respuesta a todos estos niños, incluidos los niños de altas capacidades? Para no seguir con lo que se ha venido haciendo sin tenerlos en cuenta.

Seguro que el niño o la niña de altas capacidades puede estar dentro de un grupo en el que hay niños que tiran y que pueden trabajar en conjunto de maravilla. Se puede elaborar un proyecto para que lo trabaje toda el aula, y hacer grupos teniendo en cuenta las tipologías. Aquella parte del proyecto que parece que es un poco menos complicada se la damos a aquellos niños que tienen más dificultad. La parte que quizás es de profundizar mucho y más complicada, y que además nosotros intentamos complicarla más para que sea un reto para él, se la damos a aquel niño de altas capacidades que puede estar con dos o tres compañeros que también tiren fuerte. Después se pone en común, y ahí ya están trabajando todos a la vez.

Un niño de altas capacidades debe saber que le pasa.

De la forma más natural ha de tener claro que tiene altas capacidades, que es una cosa buena y que la ha de aprovechar. De la manera que el niño quiera, no se trata de obligarlo a hacer cosas. Si tiene ganas, si tiene intereses y si necesita aprender más se lo hemos de dar.

Cómo educar a los niños de altas capacidades

¿Se heredan las altas capacidades?

Normalmente las altas capacidades vienen de familia, hay una parte genética. Luego es cierto que el entorno potencia más o menos que eso salga. Normalmente siempre hay alguien en la familia, y si pensamos que no es porque antiguamente no se miraba nada de esto. Puede ser que el abuelo o el bisabuelo fuese muy inteligente, quizás tenían altas capacidades en alguna de las áreas. También hay niños con altas capacidades que ya tienen algún hermano que también las posee.

Cómo son los niños de altas capacidades.

Se sigue tirando mucho de estereotipos: el niño que tiene altas capacidades es el niño friqui, que va con sus gafas, que siempre está leyendo… Pues no, en la gran mayoría de casos no es así. Entre los niños de altas capacidades hay niños totalmente diferentes unos de otros: niños que son más sociables y otros que no tanto, niños a los que les gusta mucho jugar y otros a los que no tanto… igual que los puede haber en la población que no sea de altas capacidades, exactamente igual. (Perfil niños altas capacidades).

La falta de formación en las escuelas para trabajar las altas capacidades.

De la misma forma que en las escuelas trabajan algunos trastornos del aprendizaje, falta mucha formación para atender las altas capacidades. Se trata de que no sea sólo un tutor o dos o tres que estén interesados, que mientras el niño caiga en una de esas clases funcione pero cuando pase a otra ya no funcione. Hace falta una buena formación, profesorado con muchas ganas y flexible, que crea en una escuela inclusiva y lo ponga en práctica.

Se trata de llegar a dar respuesta a los niños de altas capacidades dentro de la escuela inclusiva, dentro de la escuela de la diversidad, porque es verdad que somos diversos y la escuela ha de dar respuesta a todos.

¿Preocupa a los padres tener un hijo con altas capacidades?

Algunos padres confían en que haya algún error en la sospecha y que su hijo sea lo que llamamos “normal”, sin que tenga ningún talento especial, ¿Por qué si en realidad tener altas capacidades es un don? La realidad es que a muchos padres les toca hacer una especie de vía crucis para conseguir hacer un buen diagnóstico, porque no en todos los sitios son profesionales y se hace bien, y, además, se encuentran con escuelas que no son receptivas. Si la escuela diese respuesta a estos niños muchas inquietudes que los padres tienen dejarían de tenerlas.

Cómo educar a los niños de altas capacidades

El fracaso de los niños de altas capacidades.

Es triste que un alumno de altas capacidades acabe finalmente fracasando porque no ha recibido ningún tipo de soporte. Es una lástima que, cuando un niño tiene una cualidad tan buena que se puede aprovechar, pueda llegar a ser un fracaso porque nadie esté preparado para ayudarle. Porque otro estereotipo es: “si tiene altas capacidades, ya funcionara solo”, y no, eso no es así, nadie nace sabiéndolo todo. (Documental El fracaso de los superdotados).

Pongamos el caso de un niño que ya está en secundaria, aunque se le haya hecho un diagnóstico durante la primaria no se ha hecho con él ninguna intervención educativa ¿qué ocurre? Pues que el niño, al final, se ha adaptado al aula: no estudia, no se prepara nada… en cambio las notas que saca son nueves y dieces. Sus padres, en las reuniones, le están diciendo a los profesores que su hijo o hija no coge un libro pero que no le pueden decir nada porque luego viene a casa con un diez en las notas.

En estos casos el niño no adquiere una dinámica de estudio. Cuando llega a secundaria, aparte de que ya está bastante harto porque ha pasado toda la primaria aburriéndose y lleva todo un bagaje de desmotivación, se encuentra con que no sabe ni cómo organizarse. Y, si en ese momento ha de preparar exámenes, él va a hacer el examen igual que iba en primaria, a pelo, a ver qué pasa. Si sigue con esa dinámica se puede encontrar con el fracaso, porque no se ha hecho nada durante toda la primaria, no se le han adaptado los aprendizajes para que fuesen para él retos, para que tuviera que esforzarse.

Existen diferencias entre las niñas y los niños de altas capacidades en cuanto a su comportamiento.

Entre las niñas y los niños de altas capacidades el comportamiento es algo desigual. Ellas tratan de pasar generalmente desapercibidas, a pesar de su talento. Tienen otra forma de posicionarse y no quieren ser diferentes, en general, tienen más tendencia a no querer perder el grupo de amigas y por ello funcionan como lo hacen sus amigas y no demuestran mucho más. Eso ocurre con algunas niñas, con otras no y son más combativas. Los niños en cambio eso no lo hacen tanto.

Consejos sobre cómo educar a los niños con altas capacidades intelectuales.

Aprecia a los niños de altas capacidades como niños.

Como todos los niños necesitan amor, amistad, normas de conducta razonables, técnicas para gestionar el tiempo, actividades creativas y tiempo libre. Necesitan de tu implicación en el desarrollo de su independencia. Valora a tu hijo por lo que es, en lugar de por lo que pueda llegar a ser. Tener en cuenta estos consejos sobre cómo educar a los niños de altas capacidades te ayudará con tu hijo o alumno.

Cómo educar a los niños de altas capacidades

Relaciónate con familias de niños de altas capacidades.

Los niños de altas capacidades buscan compañeros con los mismos intereses y de capacidad intelectual similar. Además, podrás encontrar comprensión relacionándote con otros padres que viven tu misma situación.

Reconoce cómo difieren las necesidades educativas y personales de los niños de altas capacidades de los demás niños.

Los niños de altas capacidades necesitan compañeros de capacidad intelectual similar, que entiendan ideas más abstractas y que comprendan sus bromas. Aprenden mejor cuando la enseñanza se realiza a un ritmo y nivel acorde a su capacidad de aprendizaje.

Cada niño es único.

Distingue entre las distintas capacidades que pueden mostrar los pequeños:

Entiende sus crisis durante el desarrollo.

Linda Silverman advierte que los niños de altas capacidades experimentan un desarrollo irregular, bajo rendimiento relacionado con un desafío curricular mediocre, conflicto entre éxito y popularidad, y dificultad para seleccionar una carrera debido a su multipotencialidad.

Hazle ver a tu hijo que está bien ser diferente.

Los niños de altas capacidades, pueden sentirse desconectados de los niños de su edad, que actúan de forma diferente. Ayuda a tu hijo a apreciar las diferencias individuales en él  y en los demás. Ofrécele un lugar dónde sentirse seguro siendo él mismo.

Sé para él un animador.

Un padre es el único capaz de entender al niño como un todo, es el que lo ve en múltiples escenarios y durante largos periodos de tiempo. Valora sus metas y aliéntalo en su pasión por el aprendizaje.

Dale más valor a lo aprendido que a cualquier calificación.

Muestra entusiasmo cuando tu hijo comparta contigo el trabajo del colegio. En vez de centrar la atención en las notas, pregúntale: “¿Que aprendiste haciendo esto?”, o “dibuja una estrella al lado de algo que hiciste bien o que te gustó hacer”.

Escucha de forma activa, y deja que se exprese.

Esfuérzate por entender sus sentimientos y los mensajes que transmite, en lugar de responder con demasiada rapidez a sus palabras (La escucha activa). Asegúrate de que el niño sabe que le respetas, y que estás realmente interesado en sus opiniones. En vez de darle un aluvión de respuestas pídele  su opinión. ¿Qué piensas que podemos hacer al respecto?, ¿Cómo te sientes…?, ¿Por qué crees que ha ocurrido?

Potencia sus iniciativas e intereses en las situaciones de aprendizaje educativo.

No le presiones con tu agenda, tus  metas no tienen que ser las suyas. Consúltale los temas que le afecten, siempre que creas que entiende las consecuencias.

Cuando converses con tu hijo hazlo de forma clara.

Un vocabulario avanzado lleva a una mejor comprensión y a mejores logros.

Disfrutad juntos de la música, el juego, los museos, el arte, los deportes, los sitios históricos… y hablad sobre la experiencia.

Compartir experiencias culturales en familia proporciona recuerdos agradables de los que conversar  a lo largo de los años.

Sirve de ejemplo en los hábitos de aprendizaje a lo largo de su vida.

Conversa sobre acontecimientos actuales, participa con él para ayudar a otras personas… Nuestras acciones sirven de mucho más ejemplo que nuestras palabras.

Facilita experiencias de la vida real en lecturas, escritura, matemáticas y ciencias.

Haceos el carnet de la biblioteca e id juntos, y disfrutad cogiendo libros… Ayúdale a elegir materiales y libros buenos para las áreas en las que el niño exprese interés. Empieza a una edad temprana a hacer juntos las compras, llevando una lista y un presupuesto. Enviad invitaciones y tarjetas de agradecimiento. Planificad el área y las plantas que poner en el jardín…

Un estudiante de sexto grado empezó a desarrollar gran interés por las habilidades de geometría tras  haber ayudado a su padre a planificar los espacios del patio y de la terraza para plantar.

Regálale libros y juegos educativos, y luego dedica tiempo a jugar y a leer con él.

Las investigaciones constatan que, leer y jugar a juegos de cartas y de mesa aumenta el vocabulario, las habilidades matemáticas, la comprensión y las habilidades de pensamiento crítico.

Asume que los niños de altas capacidades necesitan preguntar y responder de forma crítica.

Muchas veces son impacientes con convencionalismos como el deletreo, la gramática, las reglas… incluso con la paciencia hacia los demás. Habla con tu hijo sobre la importancia de dichos convencionalismos, sin apagar su espíritu y su creatividad.

¡Mantén el sentido del humor!

Como padres podemos elegir cada día entre reír o llorar.

Apoya los esfuerzos del colegio en la diferenciación curricular.

Y en los servicios que se aporten para los niños de altas capacidades.

Aporta, de la forma más apropiada, información y feedback sobre vuestra perspectiva acerca del comportamiento de tu hijo.

Sobre su proceso de aprendizaje y sus intereses. No importa cuál sea nuestra profesión: nuestros hijos son nuestra mayor obra.

Sé su defensor.

Que tu hijo se sienta entendido y note siempre tu apoyo. No seas su adversario.

(Traducción del artículo original de Bertie Kingore, “20 Tips for nurturing gifted children”)

Libros sobre altas capacidades.

‘Altas capacidades intelectuales’ de Editorial Graó.

La escuela inclusiva es una gran oportunidad para dar respuesta a las necesidades específicas de apoyo educativo al alumnado, si bien el de altas capacidades sigue siendo un colectivo olvidado, rodeado de prejuicios e informaciones contradictorias al que no se le proporcionan oportunidades educativas para desarrollar su potencial y su talento.

En este libro un grupo de expertos de los diversos ámbitos de la intervención educativa pretende compartir con profesionales de la educación (tanto profesorado como orientadores) el saber acumulado en sus quince años de experiencia con alumnado de altas capacidades.

En los diferentes capítulos de este libro se recogen de forma concisa y profunda la realidad de las altas capacidades intelectuales, desde las revisiones más actuales, tomando como referencia las necesidades del sistema educativo y de sus profesionales. Se ofrecen, también, documentos actualizados que son el reflejo de distintas corrientes y prácticas que aportan pautas de actuación y elementos de orientación de la práctica educativa, y todo ello a la vez que proporcionan recursos de forma organizada y sistemática, instrumentos de evaluación y herramientas de intervención.

El libro se ha escrito pensando en lo que nos gustaría saber y qué herramientas podemos utilizar para fomentar el aprendizaje de estos alumnos, cómo podemos comenzar a trabajar con ellos, con sus profesores y con sus familias.

'Altas capacidades intelectuales' de Editorial Graó. 'Altas capacidades intelectuales' de Editorial Graó.

‘Alumnado con altas capacidades’ de Editorial Graó.

La colección Escuela Inclusiva trata de la diversidad y de cómo afrontarla en la escuela, y ha sido pensada para ayudar a los docentes que desean dar respuestas adecuadas a todo el alumnado desde un enfoque inclusivo, teniendo en cuenta sus diferencias y sin etiquetar ni clasificar a nadie según su capacidad y rendimiento.

Los libros de esta colección abordan distintas temáticas vinculadas con las necesidades educativas que están presentes en las escuelas (alumnado con pérdida auditiva, con dificultades en el aprendizaje de la lectura, con altas capacidades, en situación de estrés emocional, con problemas de salud, en situación de riesgo social, de otras culturas, con discapacidad motriz, con discapacidad intelectual y retraso del desarrollo, con discapacidad visual, con dificultades de regulación del comportamiento, con trastornos del espectro autista), y todos ofrecen propuestas, criterios, instrumentos, orientaciones y ejemplos para que todos los alumnos puedan aprender y participar en el aula junto a sus compañeros.

Desde este enfoque, ‘Alumnado con altas capacidades‘ trata sobre uno de los retos pendientes en nuestra sociedad: dar una adecuada respuesta educativa a este tipo de alumnado. Si la escuela inclusiva pretende suprimir las «barreras para el aprendizaje y la participación» de los alumnos y alumnas con necesidades específicas de apoyo educativo, debe ofrecer al niño o joven con altas capacidades oportunidades educativas para que desarrolle su potencial y talento. Los autores de este libro acercan al profesorado la diversidad del alumnado con altas capacidades y proporcionan recursos para observar, detectar e implementar intervenciones educativas en el aula y el centro. Destacan, asimismo, los medios que permiten la colaboración familia-escuela-entorno cercanos.

'Alumnado con altas capacidades' de Editorial Graó. 'Alumnado con altas capacidades' de Editorial Graó.

‘Altas capacidades intelectuales. La asignatura pendiente’ de Horsori editorial.

Una herramienta clarificadora y práctica sobre el mundo de las altas capacidades intelectuales, el cual incluye tanto a los superdotados como a todo tipo de talentos. Un libro que permite conocer la realidad de estos niños, cómo actuar, tanto en la escuela como en casa, y conocer realmente cómo interaccionan con la sociedad en general.

Un material que tras una aproximación a las diversas definiciones que existen y una visión general sobre las características específicas de cada uno de los tipos de niños con altas capacidades, incluye aspectos tanto conductuales como emocionales, abordando las relaciones con la familia y la escuela para finalizar con una serie de ejemplos prácticos sobre cómo intervenir eficazmente –en el aula o fuera de ésta– con ellos. Estos son los capítulos que contiene el libro:

  • Capítulo 1. Comenzando a entender las altas capacidades.
  • Capítulo 2. Aceleración.
  • Capítulo 3. Estereotipos y prejuicios sociales.
  • Capítulo 4. Familia y escuela.
  • Capítulo 5. Reflexiones sobre la valoración psicopedagógica de las altas capacidades.
  • Capítulo 6. Variables educativas en las altas capacidades.
  • Capítulo 7. Líneas generales de intervención educativa para alumnos de altas capacidades intelectuales dentro y fuera de la escuela.

'Altas capacidades intelectuales. La asignatura pendiente' de Horsori editorial. 'Altas capacidades intelectuales. La asignatura pendiente' de Horsori editorial.

‘Emociones. La cara oculta de las altas capacidades’ de Horsori editorial.

¿Cómo siente el niño con altas capacidades intelectuales? Los niños de altas capacidades tienen una serie de características que interaccionan de un modo complejo entre sí. Estas características tienen su origen en un elevado potencial intelectual y, también, en una mirada creativa sobre la propia experiencia y en una motivación que mueve la conducta. Si estos niños carecen de esta motivación, sus intenciones se paralizan y bloquean. Asimismo, las niñas y niños de altas capacidades, tienen una sensibilidad desbordante que, si no se canaliza correctamente, puede afectarles.

El libro presenta una primera parte teórica, que recoge estas características en cuatro capítulos: sensibilidad, frustración, pertenencia y motivación. La segunda parte del libro son actividades y propuestas didácticas para trabajar en el aula y en la familia estas mismas características.

'Emociones. La cara oculta de las altas capacidades' de Horsori editorial. 'Emociones. La cara oculta de las altas capacidades' de Horsori editorial.

Guies i documents sobre altes capacitats PDF (En català)

‘Guia per a la detecció i intervenció educativa en els alumnes amb altes capacitats intel·lectuals’

Aquesta guia fou publicada el 27 de juliol de 2006.

‘Les altes capacitats: detecció i actuació en l’àmbit educatiu’

Aquesta guia fou publicada al juny de 2013.

Passat, present i futur de les altes capacitats a Catalunya. Flavio Castiglione Méndez.

Passat, present i futur de les altes capacitats a Catalunya.

Mons dotats: De local a global. Leopold Carreras Truñó.

Mons dotats. De local a global.

Criteris per detectar les altes capacitats. Milagros Valera Sanz, Leopold Carreras Truñó.

Criteris per detectar les altes capacitats.

Repercussions emocionals del nen o nena amb altes capacitats. Leopold Carreras Truñó.

Repercussions emocionals del nen o nena amb altes capacitats.

Guías y documentos sobre altas capacidades PDF (En castellano)

Repercusiones emocionales del niño o la niña con altas capacidades. Leopold Carreras Truñó.

Repercusiones emocionales del niño o la niña con altas capacidades.

Protocolo de identificación de altas capacidades. Leopold Carreras Truñó, Susana Arroyo Andreu, Milagros Valera Sanz.

Protocolo de identificación de altas capacidades.

Situaciones de conflicto en la escuela del sujeto con altas capacidades. Flavio Castiglione Méndez.

Situaciones de conflicto en la escuela del sujeto con altas capacidades.

Diversidad cognitiva en el alumno superdotado. Leopold Carreras Truñó.

Diversidad cognitiva en el alumno superdotado.

Papel del tutor o consejero escolar ante los niños con altas capacidades intelectuales. Leopold Carreras Truñó.

Papel del tutor o consejero escolar ante los niños con altas capacidades intelectuales.

Calidad de los maestros para la intervención en niños con altas capacidades intelectuales. Leopold Carreras Truñó.

Calidad de los maestros para la intervención en niños con altas capacidades intelectuales.

Las familias con hijos e hijas de altas capacidades. Orientación e intervención en la familia del niño superdotado. Dra. Mercè Martínez Torres, Flavio Castiglione Méndez.

Las familias con hijos e hijas de altas capacidades. Orientación e intervención en la familia del niño superdotado.

Becas para alumnos con altas capacidades intelectuales.

Cada año el MECD, el Ministerio de Educación, convoca las Becas y ayudas para alumnos con necesidad específica de apoyo educativo, dentro de las cuales están las ayudas para programas complementarios a alumnos con necesidad específica de apoyo educativo asociada a altas capacidades.

El anuncio de la convocatoria en el BOE acostumbra a publicarse cada año a mediados de agosto. El plazo de presentación de la solicitud, que se realiza online, finaliza a finales de septiembre.

Los destinatarios de estas becas son alumnos escolarizados en centros educativos españoles que acrediten la necesidad específica de recibir apoyo educativo y reúnan los requisitos establecidos. Los requisitos que se establecen para poder acceder son generales (acreditar la necesidad específica de apoyo educativo, de acuerdo con lo requerido en las bases de la convocatoria para distintas situaciones y tipos de ayudas a conceder) y económicos. En cuanto a la dotación de la ayuda la cuantía a conceder tendrá distintos componentes, en función de los requisitos y circunstancias del solicitante.

Para solicitar esta ayuda en el caso que nos ocupa, que el niño tenga necesidad específica de apoyo educativo asociado a altas capacidades intelectuales, la documentación que se ha de aportar es:

  • Certificado de un equipo de orientación educativa y psicopedagógica o del departamento de orientación dependiente de la administración educativa correspondiente.
  • Memoria expedida por el centro o el reeducador que preste el servicio en la que conste las características de dicho servicio, así como las horas semanales, el especialista que lo presta y el coste.

(Imagenes: Flickr de Gordon, Amanda Tipton y gnosne)

Compartir en redes sociales....Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn